Reino Unido, Francia, Alemania, EE UU y Ecuador, los principales países receptores

Durante 2015, dejaron el país 98.934 españoles, de los que 64.136 eran nacidos en España

Durante 2015, dejaron el país 98.934 españoles, de los que 64.136 eran nacidos en España y el resto, nacionalizados, según los datos de la ‘Estadística de Migraciones 2015′, difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la cifra más alta desde el comienzo de la crisis, en 2008, y un 23% superior a la de 2014.

Durante 2015, dejaron el país 98.934 españoles, de los que 64.136 eran nacidos en España

Durante 2015, dejaron el país 98.934 españoles, de los que 64.136 eran nacidos en España y el resto, nacionalizados, según los datos de la ‘Estadística de Migraciones 2015′, difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la cifra más alta desde el comienzo de la crisis, en 2008, y un 23% superior a la de 2014. Los que, al contrario, decidieron regresar a España fueron poco más de la mitad, 52.227. Desde 2006, casi medio millón de personas se han marchado de España.

Por sexos, emigraron más hombres españoles que mujeres (52,1% frente a 47,9%). Los principales receptores de emigrantes españoles fueron Reino Unido, Francia, Alemania, Estados Unidos y Ecuador. Por edades, la emigración de españoles se concentró en los grupos de 25 a 44 años, aunque también destacó en el grupo de cinco a nueve años.

A 1 de enero de 2016, la población total española registró un descenso de 11.142 personas respecto a la misma fecha del año anterior. El decrecimiento comenzó en 2012 y desde entonces no se ha frenado. Dos son los factores que explican esta caída: la baja natalidad y la mayor emigración. En 2015 nacieron 417.265 personas en España y murieron 420.018, es decir, el saldo negativo es de 2.753, mientras el saldo migratorio también fue negativo: 8.389 personas, con 343.614 llegadas y 352.003 salidas. Respecto al año anterior, la inmigración aumentó el 12,5% y la emigración descendió el 12,1%.

En total, según los datos del INE, en España residen 46.438.442 habitantes, de los que el 9,5%, 4.418.898, son extranjeros. El número de españoles aumentó en 24.313 personas y el de extranjeros se redujo en 35.456. En general, los mayores descensos en términos absolutos se produjeron en las poblaciones de Ecuador, Bolivia y Marruecos. En estos resultados influye el proceso de adquisición de nacionalidad española, que afectó a 114.207 residentes en 2015. Por países, marroquíes, ecuatorianos, colombianos y bolivianos fueron los que más nacionalidades españolas adquirieron y la gran mayoría de ellos lo hizo por ‘residencia’.

Durante 2015 el saldo migratorio de los extranjeros fue de 38.317 personas, positivo por primera vez desde 2010. La población extranjera que inmigró desde otros países aumentó el 10,2% respecto a 2014, mientras que la emigración extranjera hacia otros países descendió el 20,9%.

Por comunidades, el número de habitantes creció en Islas Baleares, la Comunidad de Madrid, Canarias, Murcia, Navarra, Cataluña y Andalucía, y disminuyó en el resto.

Durante 2015, dejaron el país 98.934 españoles, de los que 64.136 eran nacidos en España