Jesús Julio Carnero firmó sendas declaraciones en Oporto y en Coímbra

La Junta y las regiones Norte y Centro de Portugal diseñan un plan para afrontar desafíos a ambos lados de la frontera

El consejero de la Presidencia de la Junta, Jesús Julio Carnero, ha firmado este lunes 10 en Oporto, junto al presidente de la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Norte de Portugal, António Cunha, una declaración conjunta relativa al Plan Estratégico de Cooperación Norte de Portugal-Castilla y León 2021-2027, que incluye los principales ejes de cooperación y actuaciones de impulso para contribuir al progreso social y económico de los territorios rayanos.
La Junta y las regiones Norte y Centro de Portugal diseñan un plan para afrontar desafíos a ambos lados de la frontera
Carnero en Coimbra 1
Jesús Julio Carnero e Isabel Damasceno, tras la firma en Coímbra.

Tal y como ha manifestado el consejero, “para Castilla y León y el Norte de Portugal el impulso de las relaciones de cooperación entre las dos regiones constituye un objetivo primordial, máxime teniendo en cuenta la importancia que la Unión Europea atribuye a la cooperación territorial transfronteriza para lograr la cohesión territorial, económica, social y digital”.

El objetivo de ambas regiones es seguir avanzando y profundizando en esta relación de cooperación que se mantiene de forma estable desde 1995 y que tan buenos resultados ha proporcionado a los ciudadanos de la Raya, concretamente en áreas como los desafíos demográficos y ambientales, la conectividad digital, el patrimonio natural y cultural y el turismo de excelencia, entre otras.

Con este propósito, ha añadido Carnero, “estamos trabajando conjuntamente en la elaboración de un nuevo Plan Estratégico de Cooperación entre la Región Norte de Portugal y Castilla y León, como instrumento que, por un lado, se alinea con los objetivos del Marco Financiero Plurianual 2021-2027, y por otro recoge las líneas directrices que guían la cooperación entre todos los actores de Castilla y León y norte de Portugal”.

Y, además, Carnero ha insistido en que “el Plan Estratégico se configura, por tanto, como un marco flexible que permitirá abordar, de forma conjunta, los desafíos detectados a ambos lados de la frontera, y conseguir una mejor y más eficiente articulación de los fondos disponibles para canalizar las inversiones hacia la consecución de los objetivos identificados y convertir el territorio NORCYL en un lugar atractivo que favorezca el arraigo de población”.

Líneas directrices y prioridades

El objetivo de esta cooperación, ha resaltado el consejero, “es mejorar el desarrollo económico y social en el territorio que favorezca la creación de empleo y riqueza, la generación de oportunidades y el desarrollo de proyectos que redunden en la mejora de las condiciones y calidad de vida de los ciudadanos que viven en la zona fronteriza entre Castilla y León y las regiones Norte y Centro de Portugal”.

Se pretende favorecer las políticas poblacionales y económicas de anclaje territorial, especialmente las dirigidas a aquellas zonas que sufren la fuga del talento joven. 

En este sentido, la finalidad de la cooperación entre la Comunidad de Trabajo Norte de Portugal y Castilla y León es impulsar el progreso social, institucional y económico de las regiones fronterizas, fomentando dinámicas de desarrollo sostenible, y orientar la elaboración de proyectos conjuntos que aprovechen la masa crítica generada por la cooperación entre las dos regiones para apoyar programas nacionales y europeos de cooperación territorial, política de cohesión, investigación y otros.

Para conseguir estos objetivos, el Plan, con un horizonte temporal de siete años, se rige por cuatro orientaciones diferenciadas: una centrada en los ciudadanos (acceso al empleo, promoción de un espacio social transfronterizo y reequilibrio demográfico); otra que pone el foco en el medio ambiente (energía limpia y equitativa, adaptación al cambio climático, prevención de riesgos y sostenibilidad ambiental); una tercera que se centra en la competitividad (desarrollo de capacidades para la innovación, transición digital, competitividad de las pymes), y una última dedicada al territorio (fomento de la movilidad transfronteriza, promoción de la conectividad digital e impulso de la planificación y gestión compartida en el territorio Norcyl).

Programa Interreg España-Portugal 2021-2027

También se ha abordado el recientemente aprobado Programa Interreg España-Portugal 2021-2027, el mayor programa de cooperación transfronteriza de la Unión Europea, abarcando 1.234 kilómetros de frontera, que cuenta con una dotación financiera de más de 320 millones de euros a través de fondos Feder.

Este programa se alinea con los objetivos políticos de la Unión Europea para el periodo 2021-2027 y, por tanto, pretende conseguir unos territorios de frontera más inteligentes, más verdes y bajos en carbono, más sociales e inclusivos, y con un mejor nivel de gobernanza.

Carnero ha subrayado que “este programa es un instrumento que puede dar cobertura a la presentación de proyectos concretos entre ambas regiones, que se podrán cofinanciar con fondos europeos, y en los que vamos a trabajar de la mano Castilla y León y ambas regiones”.

En este sentido, y en línea con las oportunidades detectadas en los trabajos de elaboración del Plan Estratégico Castilla y León-Norte de Portugal, se han puesto sobre la mesa varias posibilidades concretas, como:

• La creación de la primera plataforma agroalimentaria de venta conjunta de alimentos portugueses y españoles, bajo una marca ibérica con el sello de ‘alimentos sanos’, propuesta que fue bien acogida por la Comisión Mixta Hispano-Lusa y recogida en sus conclusiones.

• Proyectos relacionados con el impulso del coche autónomo y la movilidad sostenible (bien sea con vehículo eléctrico y con pila de hidrógeno), donde además se podría incluir a otras comunidades autónomas como Galicia.

• Creación de centros de innovación social para el desarrollo local sostenible de La Raya, implicando a empresas, agentes sociales, administraciones, expertos, centros de conocimiento y universidades, para el impulso de la creación de polos de atracción de población, creando espacios que ofrezcan las condiciones adecuadas para ello: comunicaciones, servicios, empleo, ocio, etc.

• Proyectos de impulso de la superación de los obstáculos legales y administrativos en las regiones fronterizas (movilidad laboral, acceso a servicios colectivos, etc.), lo que constituye una oportunidad en dos niveles: identificar y superar estos obstáculos, ampliando el espacio de trabajo, y facilitar el desarrollo de iniciativas y proyectos.

• Trabajar conjuntamente en acciones que mejoren la vida socio-sanitaria de los habitantes de la Raya, en particular de los colectivos más vulnerables, buscando soluciones conjuntas para la prestación de servicios que favorezcan una mejor y más eficiente prestación de los mismos, contribuyendo al envejecimiento activo y saludable.

En definitiva, se ha coincidido en que los proyectos deberán orientarse a la mejora en el acceso a los servicios, la lucha contra la despoblación y al fortalecimiento de la cooperación institucional; al apoyo a la transición energética, ecológica y la economía circular; a la adaptación al cambio climático y el refuerzo de la resiliencia; insistir en la imprescindible competitividad inteligente, promocionando la transición y transformación digital de las empresas, apoyando la aplicación de nuevas tecnologías, y seguir avanzando en la conectividad territorial (infraestructuras terrestres, digitales y energéticas).

Reivindicación carretera Braganza-Puebla de Sanabria

Además de esos asuntos, Jesús Julio Carnero, como ya hiciera a finales de julio ante la visita de la secretaria de Estado de Desarrollo Regional de Portugal a Castilla y León, ha vuelto a reivindicar al Gobierno de España la importancia de acometer la construcción del puente que une ambos países a través de la localidad fronteriza de Rihonor, al ser una variante internacional.

Hay que recordar que Castilla y León ya ha solicitado, en la reunión de la Comisión Mixta Hispano-Lusa celebrada en Oporto el pasado 22 de septiembre, y preparatoria de la cumbre entre España y Portugal, que se dote presupuestariamente esta infraestructura que será especialmente beneficiosa en las relaciones entre la región Norte de Portugal y la Comunidad. Se ha vuelto a recalcar que esta conexión es fundamental para potenciar la estación de Alta Velocidad de Sanabria, que mejorará la conectividad del Norte de Portugal y Castilla y León con el resto de España.

Además, por parte de Portugal, con cargo a los fondos Next Generation, ya se han destinado 16 millones de euros para el tramo entre Braganza y Rihonor. Para el tramo de Puebla de Sanabria y la frontera portuguesa, la carretera ZA-921, Castilla y León está ultimando el proyecto de modernización y ensanche, con sección de 7 metros de calzada y arcenes de 1,5 metros pavimentados, que unirá los 15 kilómetros existentes entre Puebla y Rihonor de Castilla.

Encuentro en Coímbra

Jesús Julio Carnero, igual que hiciera el día anterior en Oporto, ha firmado este martes 11, en Coímbra, junto a la presidenta de la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Centro de Portugal, Isabel Damasceno, una declaración conjunta relativa al Plan Estratégico de Cooperación Centro de Portugal-Castilla y León 2021-2027, que recoge los principales ejes que articularán la cooperación entre ambas regiones.

En este caso, el consejero ha explicado que “para que el territorio CENCYL se convierta en un lugar atractivo donde echar raíces o retornar, hemos de conseguir entre ambas comunidades ‘hermanas’ un desarrollo integral económico, social y territorial, basado en la creación de empleo estable y en la oferta de servicios de calidad en un entorno saludable y respetuoso con el medio ambiente”.

La Junta y las regiones Norte y Centro de Portugal diseñan un plan para afrontar desafíos a ambos lados de la frontera