Para mantener la “riqueza” que suponen las entidades castellano y leonesas del exterior

Herrero destaca la necesidad de “involucrar a la gente joven en las labores directivas”

En declaraciones exclusivas a Crónicas de la Emigración, el secretario general de la Consejería de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Manuel Herrero Mendoza, expresó su satisfacción por encontrarse en La Habana acompañando a todos los asociados leoneses y en especial a los zamoranos que se encuentran festejando el centenario de su Colonia.

Herrero destaca la necesidad de “involucrar a la gente joven en las labores directivas”
IMG_0894
José Manuel Herrero.

En declaraciones exclusivas a Crónicas de la Emigración, el secretario general de la Consejería de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Manuel Herrero Mendoza, expresó su satisfacción por encontrarse en La Habana acompañando a todos los asociados leoneses y en especial a los zamoranos que se encuentran festejando el centenario de su Colonia.

Afirmó que cien años de historia demuestran la fortaleza de esta colectividad, la cual se ha mantenido inconmutable a pesar de los cambios económicos, sociales y políticos que han sucedido tanto en España como en Cuba a lo largo del siglo XX y XXI.

“La Colonia Zamorana de Cuba es un ejemplo de organización y de ayuda mutua entre los paisanos. Su directiva ha hecho una estupenda labor de trabajo conjunto entre todas las sociedades, que nos ha facilitado mucho a la Junta desarrollar programas en beneficio de los emigrantes”, añadió el responsable de Emigración del Gobierno castellano y leonés.

Herrero aseveró que las sociedades castellanas en Cuba son una parte importante para Castilla y León y la emigración es una gran riqueza de la comunidad, resultado del esfuerzo y el trabajo de muchos que en un momento determinado fueron en busca de un sueño y desarrollaron su proyecto vital, contribuyendo grandemente al desarrollo económico de los pueblos y a la riqueza cultural. Además, el consejo sentenció que en Cuba existe un  gran patrimonio y gracias a ello la comunidad leonesa ha sido más diversa y plural.

El consejo de Presidencia convocó a la importancia de escribir una nueva página histórica en la Colonia Zamorana y en las asociaciones castellanas y leonesas en Cuba. “Desde hoy hay que mirar hacia el futuro, porque esa riqueza hay que mantenerla, hay que trabajar e ir construyendo lo que tienen que ser las casas del siglo XXI”.

Para ello, Herrero emplazó a la necesidad de involucrar a la gente joven en las labores directivas y de seguir trabajando por la colaboración mutua entre las instituciones de Castilla y León.

Referente al estado actual de las relaciones de la Junta con las sociedades castellanas, el consejero manifestó que se han sostenido nexos inmejorables, de estrecha colaboración; una relación que desean incrementar aún más.

Sobre las principales líneas de trabajo José Manuel Herrero nombró los conocidos planes ‘Añoranza’ y ‘Raíces’ que desarrollan las diputaciones con el apoyo de la Junta, facilitando a los emigrantes y descendientes el reencuentro con sus orígenes.

Asimismo el despliegue de becas de Postgrado en universidades públicas de Castilla y León y  ayudas económicas a personas en especial necesidad.

Sobre dichos programas el responsable de Emgiración de la Junta comentó el comienzo en el presente año del programa de ‘Ayuda al Retorno’, destinado a personas que desean regresar a Castilla y León, facilitando para ello su integración y desarrollo individual.

Las palabras finales fueron de delectación, al confesar el placer que le provoca  recorrer muchos kilómetros para viajar a Cuba y sentirse como en “casa”.

“Te reciben paisanos y pareces que sigues estando en Castilla y León. Nos acogen y reciben con mucho aprecio. En estas sesiones que hemos perpetrado nos han hecho llegar todas sus inquietudes, sugerencias y peticiones. No hay nada como venir a Cuba para conocerla realmente. Si no se comprende lo que se realiza diariamente puede discutirse el porqué del desarrollo de nuestras disímiles actuaciones. Desde el conocimiento queda claro que hay un importante colectivo de ciudadanos de Castilla y León a los que hay que escuchar y a la medida de lo posible atender en sus demandas”, concluyó José Manuel Herrero.

Herrero destaca la necesidad de “involucrar a la gente joven en las labores directivas”