NIÑOS NECESITADOS DISFRUTARON DE UN DÍA DE JUEGOS EN LA SEDE DEL CENTRO DE CASTILLA Y LEÓN

Los castellanos y leoneses en Mar del Plata favorecen la integración en el Día del Niño

El Centro Castellano y Leonés de La Plata celebró recientemente el Día del niño. Organizado por un grupo de jóvenes, en esta ocasión se pretendía integrar a los niños de la entidad con otros en circunstancias diferentes. La idea no es nueva, puesto que el año pasado ya se realizó un festejo dirigido a la gente menuda de la casa regional, pero en esta ocasión se consideró que era el momento propicio para plasmar el proyecto de integrar otros grupos.
Los castellanos y leoneses en Mar del Plata favorecen la integración en el Día del Niño
 Foto de familia de los participantes en la celebración del Día del Niño.
Foto de familia de los participantes en la celebración del Día del Niño.

El Centro Castellano y Leonés de La Plata celebró recientemente el Día del niño. Organizado por un grupo de jóvenes, en esta ocasión se pretendía integrar a los niños de la entidad con otros en circunstancias diferentes. La idea no es nueva, puesto que el año pasado ya se realizó un festejo dirigido a la gente menuda de la casa regional, pero en esta ocasión se consideró que era el momento propicio para plasmar el proyecto de integrar otros grupos.

 

0Para poner en marcha esta idea ya se contaba con la infraestructura requerida y el aporte de una comisión de jóvenes entusiasta y dispuesta a aportar. Así se dio un paso importante en la difusión de la cultura castellan y leonesa dirigida a un grupo ávido de nuevas experiencias, de contacto con otra realidad y que pudieran capitalizar la cultura del trabajo.
El primer paso se concretó en una conversación de la presidenta de la entidad con Pilar Bolo, miembro de la Comisión Directiva que a su vez integra un grupo de ayuda en la Casa del Cielo Azul, entidad que se ocupa de atender a niños que necesitan ayuda.
A partir de entonces se convocó a los jóvenes que inmediatamente se hicieron cargo de la concreción del proyecto.
La fiesta comenzó en el momento en que los niños de la Casa del Cielo Azul emprendieron viaje hasta el Centro Castellano y Leonés, donde fueron recibidos por las autoridades de la entidad así como por jóvenes, padres y niños socios de la casa regional.
La primera actividad consistió en una clase informativa sobre la razón de ser de la entidad, el significado de la bandera de Castilla y León, hecho que desconocían, y de distintas curiosidades como los gigantes y cabezudos, los instrumentos musicales y los trajes regionales.
A continuación, las niñas de la escuela de danzas, que dirige Gisela Ávalos, bailaron tres de su repertorio y repartieron golosinas.
También se organizaron grupos en función de las edades de los niños para realizar diversas actividades. Así, los mayores amasaron pan al estilo castellano y leonés mientras los pequeños realizaron juegos didácticos.
Al mismo tiempo que se horneaba el pan, los niños pudieron visionar la película de dibujos animados ‘Donkey Xote’, en dibujos animados. Ya en el intervalo se sirvió un chocolate que preparó Mabel Villar García con masas dulces.
Durante todo el tiempo que pasaron en el centro, los niños pudieron bailar y jugar, haciendo de esta jornada una experiencia inolvidable.
La despedida tuvo lugar cuando anochecía y como agasajo se les entregó a los niños el fruto de su trabajo, las bolsitas con el pan que amasaron y la receta.
Por su parte, las preceptoras que los acompañaron recibieron una caja con alimentos como muestra de colaboración con la Casita del Cielo Azul.
 

Los castellanos y leoneses en Mar del Plata favorecen la integración en el Día del Niño