AFIRMó QUE “EL FUTURO TIENE QUE CONSTRUIRSE SOBRE LAS BASES DE ESE PASADO DEL QUE NOS SENTIMOS ORGULLOSOS COMO ASTURIANOS”

Guillermo Martínez destacó la “gesta” del Centro Asturiano de Buenos Aires en la celebración de su centenario

El Centro Asturiano de Buenos Aires celebró el centenario de su fundación con un banquete que reunió en el campo de Vicente López a cerca de un millar de compatriotas. Desde Asturias viajaron a Buenos Aires para estar presentes en los festejos, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez; el presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo; y la directora general de Emigración, Begoña Serrano. También estuvo, en representación de la agrupación política Foro Asturias, su responsable de emigración, Carolina Morilla.

Guillermo Martínez destacó la “gesta” del Centro Asturiano de Buenos Aires en la celebración de su centenario

El Centro Asturiano de Buenos Aires celebró el centenario de su fundación con un banquete que reunió en el campo de Vicente López a cerca de un millar de compatriotas.

Desde Asturias viajaron a Buenos Aires para estar presentes en los festejos, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez; el presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo; y la directora general de Emigración, Begoña Serrano. También estuvo, en representación de la agrupación política Foro Asturias, su responsable de emigración, Carolina Morilla.

Desde América y Argentina, acompañaron la celebración del centenario de la casa regional en Buenos Aires, representaciones de Venezuela, Uruguay, Chile y de los 17 centros asturianos que agrupan a los colectivos residentes en el país; como así también autoridades diplomáticas españolas, encabezadas por el embajador, Román Oyarzun, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

Pasado el mediodía, en el salón mayor del campo deportivo, el titular de la cartera de Presidencia trasladó a los presentes un saludo afectuoso del presidente del Principado, Javier Fernández, al Centro en su centenario y a todos los asturianos que residen en el exterior y recordó a Manolo del Campo, fallecido en 2004, como “uno de los principales activos del Centro Asturiano de Buenos Aires y responsable de que la institución ya sea centenaria”.

Durante su intervención en la sede del Centro Asturiano, en Vicente López, Martínez agradeció a Argentina el haber “recibido, integrado y permitido desarrollar, en igualdad de oportunidades”, a los inmigrantes asturianos que décadas atrás llegaron al país masivamente.

En otro orden, el consejero de Presidencia destacó la “gesta” del Centro Asturiano de Buenos Aires y sostuvo que “el futuro tiene que construirse sobre las bases de ese pasado del que nos sentimos orgullosos como asturianos, haciendo cambios y poniendo en marcha una dinámica diferente, que se adecúe a las circunstancias actuales”.

Finalmente, se mostró convencido de que al  “Centro le queda por delante una larga historia” y seguro de que la entidad “podrá hacer los cambios que necesita”, con toda su historia por detrás, apoyando.

Por su parte, el presidente del Centro Asturiano, José Antonio Nespral, agradeció el apoyo y acompañamiento tanto de autoridades como de entidades hermanas, socios y amigos.

Además, el dirigente auguró otros cien años para el Centro y confió en que las nuevas generaciones sabrán conducir la entidad, transitando desafíos y preservando el legado cultural y material de sus antecesores.

Seguidamente, Pedro Sanjurjo, Jorge Macri y Román Oyarzun tomaron la palabra para hacer llegar un cálido saludo a la centenaria institución y sus socios, junto al deseo de muchos años más de plenitud.

Pasadas las tres de la tarde, se sirvió una gran fabada al son de las gaitas del conjunto Pelayo, acompañadas por el cuerpo de bailes de la institución.

También animaron la velada la cantante de coplas Rocío del Cielo y un coro de cantantes líricos del Teatro Colón, que ofrecieron un repertorio conformado por una selección de fragmentos de reconocidas zarzuelas y óperas, que introducían con el relato de la obra para facilitar al público la comprensión de las piezas.

Durante la fiesta, que culminó pasadas las 7 de la tarde, las asociaciones presentes entregaron a la entidad sus respectivas placas conmemorativas –más de 20– y las medallas del centenario a los ganadores del concurso de bolos que se disputó horas antes y que tuvo como protagonistas a los participantes del equipo del Centro Asturiano de Santa Fe.

Guillermo Martínez destacó la “gesta” del Centro Asturiano de Buenos Aires en la celebración de su centenario