espejo

Cocina Gallega: Vemos ídolos en nuestro espejo.

Manuel Corral Vide - Vemos ídolos en nuestro espejo. Creamos dioses a nuestra imagen. Es un hecho. Desde siempre, todas las civilizaciones crearon dioses a su imagen y semejanza, con sus virtudes y debilidades. Cuando la lluvia, el viento, fuego y tierra, los elementos de la naturaleza, tomaron formas humanas en el imaginario colectivo, y los ciclos agrarios pasaron a depender de la bipolaridad de estos seres inmortales, irascibles, vengativos, promiscuos e impredecibles, los humanos se miraron en un espejo observando los altares y estatuas a sus divinidades;  se reconocieron en ellas, y justificaron sus sacrificios y sus malas acciones, incluyendo la muerte de los primogénitos, antes de cambiar a los infantes por corderos “de Dios”, como se describe en la Biblia en el episodio de Abraham y su hijo Isaac.

Cocina Gallega: Es tiempo de mirarnos en el espejo

Manuel Corral Vide - Es tiempo de mirarnos en el espejo. A los ojos, intentando reconocer en la imagen que vemos lo que fuimos. El miedo nos hace querer ser más humanos, reflexionar sobre nuestras debilidades e intentar un dialogo imposible con la divinidad que elijamos como protector.
Castilla y León
La hasta ahora vicepresidenta releva en el cargo a Diego García Paz

María Jesús González-Espejo se convierte en la primera mujer que preside la Casa de León en Madrid

Maria Jesus Gonzalez-Espejo
María Jesús González-Espejo.
Redacción, Madrid -

María Jesús González-Espejo se ha convertido en la primera mujer que accede a la presidencia de la Casa de León en Madrid. La hasta ahora vicepresidenta releva en el cargo a Diego García Paz, quien presentó su dimisión debido a la imposibilidad de compaginar las tareas presidenciales con las suyas profesionales.

Espejo de la vida

Parece cierto: un dibujo de Shakespeare hallado en Londres, es su verdadero rostro, y no las copias engañosas vistas hasta ahora.Las pinceladas datarían de 1610, cuando el dramaturgo tenía 46 años. La pintura, sobre un fondo azul, lo muestra elegante y sin el célebre arete en la orejuela.

Hemeroteca