LA JUNTA ELECTORAL LE DIO 100 VOTOS DE UNA MESA DE BILBAO QUE HABÍAN SIDO INVALIDADOS

La coalición PP+Cs arrebata un escaño a EH Bildu por Vizcaya tras el recuento del voto exterior y una revisión de actas

| 17 de julio de 2020, 12:34

Tras el recuento del voto exterior en las elecciones vascas, que tuvo lugar esta mañana, la coalición PP+Cs ha arrebatado un escaño a EH Bildu, candidatura a la que se había asignado esa acta de forma provisional. La coalición de populares y liberales suma así su sexto representante e iguala en efectivos a la cuarta fuerza parlamentaria, Elkarrekin Podemos-IU, según ha informado el diario ‘El Correo’.

La estrecha distancia registrada tras el escrutinio del domingo había dejado en el aire el último escaño vizcaíno. EH Bildu se alzó entonces con su séptimo asiento en este territorio –sumaba 22 en total– por solamente 108 votos de ventaja respecto a PP+Cs. La pugna no quedaba ni mucho menos cerrada porque a lo largo de la semana los partidos se han afanado por revisar las actas de las mesas y aguardado hasta la incorporación de otras 3.569 papeletas procedentes de vascos residentes en el exterior, de las cuales 1.324 correspondían a Bizkaia.

El recuento del voto CERA este viernes no ha contabilizado más apoyos para PP+Cs (127) que para EH Bildu (180), pero sí que ha actualizado los cocientes con los que se hace el reparto de escaños en función de la ley D'Hont y ha estrechado la lucha a una distancia de solo 33 papeletas. Después han venido las reclamaciones sobre las actas del voto presencial. En el punto de mira de los populares estaba una mesa de Bilbao en la que se les habría descontado 100 apoyos. La Junta Electoral ha confirmado ese error, lo que ha revertido la diferencia a su favor.

El escrutinio definitivo, por tanto, ha asignado oficialmente el asiento en liza a la candidatura liderada por Carlos Iturgaiz. En concreto, a partir de ahora corresponderá a Luis Gordillo, líder de Ciudadanos en Euskadi. La alianza de centro derecha tendrá finalmente seis representantes en el Legislativo de Vitoria, de los cuales dos serán del partido naranja en lo que será su estreno en el Parlamento.

Pero el principal cambio que produce este retoque es que la izquierda deja de tener mayoría absoluta en la Cámara. La pérdida del escaño 22, que habría sido para Diana Urrea, deja a EH Bildu en 21. Sumados a los 10 del PSE y a los 6 de Elkarrekin Podemos-IU, las tres fuerzas llegan a los 37, uno menos de los que tuvieron en la pasada legislatura. La alianza morada había planteado un tripartito que, si ya era difícil de por sí, ahora en minoría lo es aún más.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca