LA MUESTRA DE LA ARTISTA MULTIDISCIPLINAR OURENSANA ESTARÁ HASTA EL 30 DE OCTUBRE

‘Sigo Plantando Árboles’, exposición de Ehlaba Carballo de Dios en la Casa de Galicia en Madrid

| 03 Octubre 2018 - 13:00 h.
Ehlaba Carballo, ante su obra 'Esquema'.
Ehlaba Carballo, ante su obra 'Esquema'.

La Casa de Galicia en Madrid acogió este martes la inauguración de la muestra de pintura de la artista multidisciplinar y vocacional de Xunqueira de Espadañedo, Ehlaba Carballo de Dios, que, bajo el título ‘Sigo Plantando Árboles’, ofrece una exposición cuyos lienzos plasman una de las realidades de su vida. Ehlaba planta árboles en sentido literal, pero, además, en esta etapa, también lo hace en sus cuadros, llenándolos de la felicidad que esto le proporciona. 

La presentación del acto la realizó el coordinador de Actividades de la Casa, Ramón Jiménez Pérez, quien lo hizo en nombre del delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa, José Ramón Ónega López.

En su intervención, Jiménez analizó las palabras del título de la muestra, ‘Sigo Plantando Árboles’, resaltando que la artista escribe en mayúscula cada una, “seguramente para indicar la importancia de cada cosa”. La del seguir, “indica una perseverancia a prueba de desfallecimientos”, como la del hombre que plantaba árboles de la novela de Jean Giono, que cita Xabier Limia de Gardón en el prólogo del catálogo editado para la exposición. Lo de plantar, valoró mucho esta acción, “bastaría con que nadie destruyera jamás un árbol en su vida, con eso sería suficiente, para plantarlos ya está Ehlaba”, que además lleva el apellido del más fuerte, el roble/carballo. Y en cuanto a árboles, el presentador recordó que “ya se ha comprobado científicamente que son mucho más inteligentes de lo que imaginamos, que pueden sentir dolor y tener emociones, como miedo, que también a ellos les gusta abrazar, que les encanta la compañía y tomarse las cosas con calma, como ha descubierto el científico Peter Wohlleven”. En este sentido, destacó que Ehlaba es capaz de captar en sus obras la suavidad de las copas y la firmeza de las raíces. “Esa ligereza y al mismo tiempo esa fortaleza la refleja perfectamente Ehlaba en estos preciosos cuadros de líneas tan limpias y puras, en que los árboles se muestran firmes en la idea de su contundencia como seres vivos, pero al mismo tiempo tan suaves y elegantes en la forma en que se abren al Universo, siempre queriendo ir más allá del marco que pretende limitarlos, siempre rompiendo las ataduras que puedan imponerles...”.

Por su parte, Ehlaba, artista muy inquieta, habló de la necesidad que siempre ha tenido de “expresar y manifestar de algún modo ese mundo interno que todos tenemos más o menos silenciado o visible”, a lo largo de toda su existencia. “Me he comunicado, construido y expresado de diversas maneras según las oportunidades y/o sucesos que la vida me va brindando en cada momento”. El lápiz y el papel han sido desde niña sus más fieles compañeros; “para escribir, dibujar y hacer garabatos”. Siempre se sintió atrapada por “esa sensación y sonido del lápiz deslizándose sobre el papel en blanco sabiendo que el papel jamás volverá a ser el mismo”. O también por “esa visión de los colores transformando el lienzo blanco, construyendo algo presa o guiada por un impulso interno, sabiendo o sin saber qué está sucediendo y sin importar el resultado, comprendiendo o no ese resultado, y en todo caso sin tener la más mínima importancia”.

La razón de su obra tiene la mejor de las justificaciones. “Pinto porque me hace feliz, porque cuando me pongo a pintar pienso como cuando era niña: vamos a jugar. Cada proyecto es un proceso interno, algo que aprender, comprender o sanar. Mi relación con los lienzos es íntima, individual, de trasvase, de compartir y de silencio. Escuchar el silencio, hacer el gesto y sentir el vacío. Es individual y a su vez colectiva, todos estamos unidos e interconectados como las raíces y las ramas de los árboles, conectados a través de una red invisible que nos une”.

Ehlaba en esta exposición ofrece simplemente una de las realidades de su vida. “Llevo muchos años plantando árboles físicamente y también pintando árboles en mis lienzos”. En ellos logra expresar conceptos como “la unión y la desunión, la igualdad y la diferencia, la compañía y la soledad… en este caso también quiero mostrar ese intento del sistema a igualarnos, a programarnos para que todos seamos iguales, para que seamos números con un código de barras. Pero ese mismo sistema siempre cometerá un error y siempre habrá un salvaje como en Un mundo feliz de Aldous Huxley o una anomalía como Neo en Matrix”.

La exposición ‘Sigo Plantando Árboles’ de la artista Ehlaba Carballo de Dios podrá visitarse en la Salas A y B de la Delegación de la Xunta en Madrid hasta el 30 de  octubre, en horario de 10 a 14 y de 16 a 20 horas los días laborables. Domingos y festivos, de 10 a 14 horas.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca