REVIERTE EL RESULTADO DEL 28-A Y SE IMPONE A LOS SOCIALISTAS EN MÁS DE 9.000 VOTOS

El PP recupera la hegemonía en Galicia en la antesala de las elecciones autonómicas de 2020

| 12 Noviembre 2019 - 12:19 h.
Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG-PSOE, durante la noche electoral.
Gonzalo Caballero, secretario general del PSdeG-PSOE, durante la noche electoral.

El PP se impuso en Galicia en las elecciones generales del pasado 10-N, que bien podrían ser indicativas de hacia dónde se dirigen los tiros de los electores gallegos en los comicios autonómicos que tendrán lugar el año próximo. Aunque por estrecho margen (9.828 votos), los populares recuperan la hegemonía perdida en la cita con las urnas del pasado 28-A en la que el PSeG-PSOE se impuso por una diferencia de más de 77.000 sufragios.

Con un total de 23 escaños en juego para un censo de más de 2,6 millones de personas (incluidos los casi 500.000 que residen en el exterior), PP y PSdeG empataron en número de representantes (10 cada uno) en la cita del pasado domingo, pero los populares, a falta del recuento del voto del CERA, obtuvieron 470.041 de un total de 1.490.556 votos emitidos, frente a los 460.213 de los socialistas, lo que arroja una diferencia porcentual del 0,66%.

Por su parte, Podemos-EU, que en los pasados comicios acudió a las urnas en Galicia asociado con Mareas en Común y Equo, recibió el respaldo de 186.260 votantes, lo que le permite mantener los dos diputados que ya tenía en el Congreso y el BNG, 119.597, que le otorgan un escaño y la posibilidad de ocupar de nuevo un asiento en el Parlamento español. Vox (que recibió el respaldo de 114.834 votantes), Cs (63.571), Más País-Equo (22.474) y Pacma (10.916) se quedan sin representación desde Galicia.

 

El BNG vuelve al parlamento español

Por provincias, en A Coruña, donde se elegían un total de ocho representantes, PP y PSOE igualaron a escaños (obtuvieron 3 cada uno), aunque con una diferencia de  2.912 votos favorable a los primeros. Mientras, Podemos-EU mantuvo su escaño y el BNG le arrebató a Ciudadanos el que tenía. El reparto de los cuatro asientos disponibles para la provincia de Lugo se mantuvo igual que en la convocatoria anterior: dos para cada una de las dos formaciones mayoritarias, aunque con una diferencia de votos a favor de los populares de casi seis puntos por encima de la anterior cita. Ourense volvió a ser hegemónico para el PP en número de votos, aunque los más de 10.000 que le sacó de diferencia esta vez al PSOE no fueron suficientes para incrementar el número de escaños, que se reparten a razón de dos cada grupo político.

Por último, Pontevedra, donde estaban en juego siete representantes, es la única provincia gallega en la que el PSOE logra imponerse al PP en número de votos (164.910, frente a 150.294), aunque ambas formaciones igualan a tres los diputados obtenidos. El papel de Vigo para los socialistas en esta provincia fue decisivo, ya que superó en más de 14 puntos al PP en esta ciudad. El escaño restante se queda en manos de Podemos-EU.

Al igual que en el resto del Estado, la participación en los comicios del domingo en Galicia se redujo, en este caso, en más de siete puntos con respecto a la cita del pasado mes de abril, al pasar del 73,47% al 66,17%.

En un momento en el que la incógnita sobre la repetición de Núñez Feijóo como candidato a los comicios autonómicos de 2020 se cierne sobre el electorado, el resultado del pasado domingo se podría entender como una muestra de confianza de los votantes hacia el actual presidente, que gobierna con mayoría absoluta en Galicia desde 2009.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca