LA CONSELLEIRA VALORÓ POSITIVAMENTE EL TRABAJO DE LOS CENTROS Y LOS PROFESORES

Pomar pide a los rectores de las universidades homogeneizar los criterios de evaluación

| 4 de mayo de 2020, 10:32
La conselleira y las universidades decidieron implatantar las clases virtuales hasta final de curso.
La conselleira y las universidades decidieron implatantar las clases virtuales hasta final de curso.

La conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, pidió a los rectores de las tres universidades gallegas que unifiquen los criterios, fórmulas y calendarios de evaluación de manera que los alumnos no se vean perjudicados por la suspensión de las clases o por estudiar en uno u otro centro. La responsable de Educación de la Xunta también puso de relieve el trabajo realizado por los centros y por los profesores para adaptarse a la nueva situación generada por el Covid-19 y el esfuerzo para mejorar sus capacidades tecnológicas.

Homogeneizar los criterios, las fórmulas y los calendarios de evaluación es una de las principales peticiones que la conselleira de Educación, Universidade e Formación Profesional, Carmen Pomar, hizo a los rectores de las tres universidades gallegas, Antonio López, de la Universidade de Santiago de Compostela (USC); Manuel Reigosa, de la Universidade de (UVigo); y Julio Abalde, de la Universidade da Coruña (UDC), en la reunión telemática que mantuvo con ellos y en la que también estuvo presente el director de la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia (ACSUG), Eduardo López.

Durante este encuentro virtual, la responsable de Educación de la Xunta puso en valor el trabajo que están desarrollando las tres instituciones docentes durante esta pandemia sanitaria. En concreto, Pomar destacó el esfuerzo realizado para mejorar las capacidades tecnológicas del sistema y de formación del profesorado; así como la adaptación del personal docente investigador a las nuevas necesidades generadas por la situación de alarma.

Tratamiento equitativo

La conselleira Pomar aseguró que es necesario garantizar que todo el alumnado que cursa estudios en el Sistema Universitario de Galicia (SUG) sea tratado de una manera equitativa. Sobre todo, si se tiene en cuenta que hay titulaciones que se imparten en los diferentes campus de las tres universidades gallegas y que, por tanto, deberían ajustarse a criterios similares.

Esto implica, tal y como explicó la titular de la Consellería de Educación, Universidade e Formación Profesional, que los tres rectorados pongan en común cuestiones como los modelos de los exámenes, la viabilidad de que las evaluaciones se hagan de manera virtual o las diferentes alternativas que se pueden ofrecer al alumnado, para conseguir medidas con un alto grado de coincidencia. 

Asimismo, se les recordó a los tres rectores que se pueden emplear los meses de julio y septiembre completos para realizar las pruebas de evaluación; evitando en cualquier caso la acumulación y la saturación de los estudiantes en una situación que es totalmente nueva para ellos.

Pomar explicó que, al igual que en la docencia no universitaria, el principio general de las materias del segundo cuatrimestre debería ser flexibilizar, aumentando las posibilidades de elección de los estudiantes. Es necesario, además, que el profesorado y los departamentos tengan en cuenta a la hora de evaluar los contenidos impartidos y explicados presencialmente en las aulas, con el fin de buscar un equilibrio y evitar que los alumnos se vean perjudicados por las consecuencias derivadas de la suspensión de las clases.

La conselleira se interesó también por el desarrollo de la teledocencia y de su ajuste a las instrucciones de la Secretaría Xeral de Universidades para asegurar la calidad de la docencia no presencial en las universidades del SUG. Además, recordó que la fecha máxima de envío a la Consellería y a la ACSUG de las modificaciones de guías docentes es el 6 de mayo.

 

Implantación de clases virtuales

En una reunión previa, los rectores de las tres universidades, junto con la conselleira Pomar, habían tomado la decisión de mantener el calendario escolar pero no regresar a las clases presenciales en este curso 2019/2020.  

Además, se les indició a los responsables de las tres universidades gallegas que la Secretaría Xeral de Universidades les enviaría las instrucciones para asegurar la calidad de la enseñanza virtual, de manera que el aprendizaje de los alumnos se resintiese lo menos posible durante la pandemia por coronavirus. 

En esa misma reunión, Carmen Pomar solicitó a los tres rectores que pusiesen en conocimiento tanto de la Consellería como de la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia las modificaciones que se hiciesen en las guías docentes y que estudiasen de forma minuciosa con la ACSUG las posibilidades para abordar las prácticas en función de las particularidades de cada titulación.

Todas las partes coincidieron en la necesidad de que todas las decisiones que se tomen en estas circunstancias especiales sean en un marco de consenso y coordinación que permita ofrecer la mayor certeza posible al alumnado.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca