ELOGIÓ EL ESPÍRITU DEMOCRÁTICO DE LA DIÁSPORA GALLEGA

Núñez Feijóo: “Los grandes cambios en Galicia no se explican sin el binomio que forman la emigración y la democracia”

| 06 Abril 2019 - 14:45 h.
El presidente Feijóo, durante su intervención en la entrega de la Medalla.
El presidente Feijóo, durante su intervención en la entrega de la Medalla.

La entrega de las Medallas del Parlamento de Galicia a la emigración gallega sirvió al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para reivindicar la importancia de este fenómeno social, tanto en la vida parlamentaria de la comunidad como en el desarrollo de la democracia. “Los grandes cambios que experimentó Galicia en las últimas décadas no se explican sin el binomio entre la emigración y la democracia”, dijo el presidente autonómico, en su discurso de esta mañana en el Pazo do Horreo, ante los representantes de los galardonados con la Medalla del Parlamento en este año 2019 y los invitados, que abarrotaron el Salón de los Reyes para arropar con su presencia al conjunto de la diáspora gallega.

En presencia del presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, y de las autoridades civiles, militares y religiosas que acudieron al acto, Feijóo aseguró que la emigración permite a los gallegos “recuperar el orgullo” perdido y que la democracia permite “desplegar las energías escondidas y relacionarnos con los demás pueblos de España, Europa y el mundo”.

Al igual que en sus últimas intervenciones ante la diáspora, el titular del Gobierno gallego reivindicó la “democracia representativa” en un momento en el que “es atacada o discutida por fuerzas de diferentes signos”, y elogió las virtudes de este sistema, que permite “rectificar” cuando se cometen errores, frente a los regímenes autocráticos, que solo pretenden imponerse. 

El presidente autonómico felicitó al presidente del Parlamento gallego, así como a la Mesa por poner el acento de las Medallas de este año en la diáspora gallega, a la que reconoció su labor y su sentido democrático desde los primeros tiempos, puesto que “agrupar a los gallegos en una cámara representativa viene de lejos”, dijo. Desde el principio, los gallegos se agruparon en instituciones para parlamentar, para hablar, y “siempre hubo parlamentos gallegos allí donde había una comunidad emigrante”, puntualizó el máximo dirigente gallego. 

Es por eso que los gallegos fueron capaces de construir “pequeñas democracias espontáneas en las que crearon un nuevo orgullo de ser gallego” en aquellos lugares que ‘conquistaron’. Fue una “conquista pacífica de territorios”, utilizando como únicas armas “el trabajo y la inteligencia”, por lo que ni el atraso, ni el minifundismo, ni la incapacidad en la que se sumió Galicia durante siglos “formaba parte de nuestra genética”, puso de relieve el presidente.

El presidente puso el acento en la “globalización” que caracteriza el comportamiento de la emigración gallega desde siglos atrás, por lo que aseguró que el fenómeno de la globalización “lleva el sello de Galicia”, pero “desprovista de rasgos negativos”, aseguró, porque los gallegos “no necesitan desarraigarse para formar parte de la sociedad que los acoge”, sino que se incorporan a ella, “sin olvidar su procedencia”, recordó.

Feijóo refrendó sus palabras haciendo alusión a la canción con la que el recientemente fallecido Alberto Cortez rindió homenaje a su abuelo, emigrante gallego, y dio cuenta de su ‘morriña’ y de su sentido de integración, y al respecto aseguró que “los gallegos podemos aunar diferentes entidades” y que, gracias a ello, los que emigraron “se convirtieron en factor decisivo en el desarrollo de muchos países en los que se instalaron”.

Por todo ello, “somos un imperio singular, en el que no existe emperador, ni súbditos, ni colonia, y en que gallegos de todos los hemisferios formamos una hermandad”; “somos un imperio en el que tampoco se pone el sol”, porque “son minoría los estados del mundo en el que no había algún gallego”, dijo Feijóo, quien destacó que un estudio reciente reconoce que hay 137 naciones en todo el mundo donde reside algún compatriota. Por eso, “el mundo entero es nuestra casa”, puntualizó el presidente, antes de finalizar su discurso, en el que nombró a todas las entidades que fueron merecedoras de la Medalla del Parlamento de Galicia este año, en representación de toda la Galicia del exterior. En especial, se dirigió al presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela, Roberto González, para recordarle que, en momentos de crisis como el que está viviendo el país, la Galicia territorial “no se olvida nunca de los gallegos”. 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca