DURANTE SU INTERVENCIÓN EN EL PLENO DEL CONSELLO DE COMUNIDADES GALEGAS

Jallas recordó que en el Recreio dos Anciâos “siempre se reservan habitaciones para españoles en situación de necesidad”

| 9 de diciembre de 2019, 15:03
Regina Jallas, durante su intervención en el Pleno del Consello de Comunidades Galegas.
Regina Jallas, durante su intervención en el Pleno del Consello de Comunidades Galegas.

La presidenta de la Residencia Satiago Apóstol de Río de Janeiro, también conocida como Associaçao Recreio dos Anciâos, presentó en el Consello de Comunidades Galegas el trabajo que realiza esta institución que acoge a 170 personas, de las que 41 son españolas y, de ellas, 35 gallegas de primera generación.

Según explicó Jallas, la institución cuenta con una larga lista de espera pero “siempre se reservan habitaciones para españoles en situación de necesidad” de manera que, “en Río de Janeiro ningún español está en la calle”.

Jallas recordó que la institución se fundó en 1940 gracias a la generosidad del pontevedrés Manuel Barreiro Cabanelas que donó los terrenos para construir esta residencia y que tras su muerte “dejó su fortuna para los compatriotas más desfavorecidos”.

La presidenta de la entidad recordó que el Recreio cuenta con diferentes instalaciones como consultorio médico, salas de fisioterapia, auditorio para 300 personas, biblioteca, peluquería, bazar y piscina, entre otros.

Según explicó, a lo largo de los últimos años se han llevado a cabo varias reformas. La última es el centro de hidroterapia que fue inaugurado el pasado 23 de noviembre.

“Hemos reformado el 95% de la institución y estamos preparados para afrontar el siglo XXI”, explicó Regina Jallas quien aseguró que el objetivo de este trabajo es “aportar más calidad de vida para los residentes”.

Regina Jallas recordó que la institución se financia en parte con las aportaciones de los residentes pero también con el alquiler de parte de las instalaciones y con ayudas del Gobierno de España y, especialmente, de Galicia.

Además, recordó que la actual Junta Directiva –toda compuesta por mujeres- trabaja cada mes para generar superávit y así poder mejorar el servicio y las instalaciones del centro.

Jallas concluyó su intervención agradeciendo a los gobiernos de España y, especialmente de Galicia, que no se hayan olvidado de sus emigrantes “y los tengan en su cabeza y en su corazón” ayudándolos tanto de manera individual como a través de las instituciones.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca