PLASMA SU VITALIDAD A TRAVÉS DE UNA PALETA CON FUERTES GAMAS DE NARANJAS Y VIOLETAS

‘Intenciones’ es el título de la exposición de la pintora coruñesa Novais en la Casa de Galicia en Madrid

| 05 Diciembre 2018 - 15:00 h.
La pintora Novais ante una de sus coloridas obras.
La pintora Novais ante una de sus coloridas obras.

‘Intenciones’ es el título de la exposición de pintura de la artista de Ponte do Porto, Camariñas, María Luisa Rojo Grandío que firma sus obras como Novais y que pueden verse durante el mes de diciembre en las salas A y B de la Casa de Galicia en Madrid. En la muestra, Novais plasma su vitalidad a través de una paleta en la que predominan naranjas y violetas, con gamas fuertes y un estilo que puede ser, abstracción, expresionismo, cubismo, surrealismo y novaísmo, que sería el suyo propio, resultado de alguna de las múltiples combinaciones posibles entre los demás.

En la inauguración, el coordinador de Actividades de la Casa, Ramón Jiménez, fue el encargado de la presentación. En sus palabras resaltó que “Novais es una trabajadora incansable del pincel”, y, además, “asombra la energía que despliega, que se traduce en una explosión de colores, reflejo de su personalidad arrebatadora”. Explicó que los pilares en los que Novais apoya su actividad creadora son las cinco puntas de un pentágono, algo sumamente revelador, pues se trata de una figura geométrica muy frecuente en la naturaleza y estrechamente ligada al crecimiento de las formas. De él surge, por ejemplo, la estrella de cinco puntas, “desde tiempos antiguos con valores simbólicos y religiosos”. Es uno de los elementos más complejos, ricos y bellos que existen, de aplicación infinita. El pentágono es también su logotipo, que basa en los cinco estilos pictóricos. “Novais pinta cuadros puramente surrealistas, o expresionistas, o cubistas o abstractos, y cuando mezcla dos o más, entonces es novaísta, y ese es su estilo más personal, más privativo, pero también los otros”. En la exposición de la Casa de Galicia hay ejemplos de todos ellos. En este sentido Jiménez sugirió ver con calma cada cuadro, porque “así se encontrarán con otros muchos detalles dignos de admiración que satisfarán sus expectativas artísticas y reconfortarán la mirada”, como por ejemplo el pan de oro que “Novais administra sabiamente en muchas de sus obras”, la “reinterpretación que hace de Venecia y de su Carnaval”, los “brocados que introduce en los vestidos, tan bizantinos”, o de la composición en muchas de sus obras a base de recuadros de diversa dimensión y forma que recuerda a las teselas de la catedral de San Marcos de Venecia. “Es notable la influencia de Venecia y lo bizantino, en su producción artística, como fácilmente puede apreciarse”, señaló el presentador.

Por su parte, Novais añadió que su obra tiene varios momentos, intenciones y estilos pictóricos, y que se siente especialmente cómoda pintando óleo “con veladuras de color que se fusionan entre sí”. Su paleta se caracteriza por utilizar unas gamas fuertes, pero también porque la mayoría de los colores los hace ella misma, “con diferentes pigmentos y aceites para lograr este resultado pictórico”. Sus obras fluyen desde el interior, y las expresa al mundo de “forma natural y sencilla”. En el caso de la serie sueños y mares tiene unas connotaciones muy especiales porque “cada vez que las miras descubres nuevas formas de expresión. No es solo un cuadro; son varios dentro de uno solo”. En cuanto a las figuras femeninas, sus mujeres suelen estar de espalda o de perfil. Pocas están de frente y las envuelven ricas telas que reflejan la ostentación y la clase a la que pertenecen. Para Novais, el que no estén de frente es para “representar la poca relevancia que siempre tuvo la mujer a lo largo de la historia y no por falta de cualidades”.

Los mares son una temática que para Novais centran el misterio, que se encuentra justo en los fondos marinos, no en los plácidos y azules, abajo, con las historias del mar. Mientras, el paisaje urbano lo representa por secciones y acotado. Le atraen los edificios modernistas sin abandonar la proyección general. “El trazo firme y los bordes negros que forman parte de mi pintura es una resolución de la fortaleza de la línea”, dijo. “La forma de concebir mi obra desde niña es fuerte y segura. Crear y ver a través de los ojos que miran con curiosidad y de esa forma diferente”, subrayó. Desde su visión que pasa por su interior y lo transmite hacia el exterior, para ella tanto los sentimientos como el arte, están profundamente enraizados. “Mi carácter inquieto lleno de curiosidad me lleva a estar en constante movimiento artístico y de creación e investigación”. Para finalizar, lo hizo con una cita se Salman Rushdie: “Lo que distingue a un gran artista de uno mediocre es, primero, su sensibilidad; segundo, su imaginación; y tercero, su aplicación”.

La exposición de Novais podrá visitarse en la Salas A y B hasta el 30 de diciembre, en horario de 10 a 14 y de 16 a 20 horas. Domingos y festivos, de 10 a 14 horas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca