SON ESCULTURAS EN BRONCE, DE ESTILIZADAS PIEZAS DE TAMAÑO MENOR Y MEDIO

El escultor coruñés Miguel Couto expone en la Casa de Galicia en Madrid la retrospectiva ‘dos mil diecinueve’

| 06 Junio 2019 - 13:51 h.
Un momento de la inauguración de la muestra.
Un momento de la inauguración de la muestra.

El escultor coruñés (Malpica de Bergantiños, 1971) Miguel Couto exhibe hasta el próximo día 28 en la Casa de Galicia en Madrid la muestra de esculturas en bronce ‘dos mil diecinueve’, una retrospectiva (2008-2018) de estilizadas piezas de tamaño menor y medio. Acompañó al escultor en la inauguración de la exposición el coordinador de Actividades de la Casa, Ramón Jiménez.

Jiménez precisó que la exposición se titula ‘dos mil diecinueve’, en gallego ‘dous mil dezanove’, con las iniciales en minúsculas”. “El historiador del Arte David Ferreras, que prologa el catálogo que hemos elaborado para la ocasión, emparenta a Couto con Brancusi, y tiene razón; a mí los grupos escultóricos me recuerdan a las figuras medio deshechas de Giacometti, de una gran expresividad no obstante su fragilidad. Y desde luego, las enlazadas por los hombros me traen inmediatamente a la memoria el famoso ‘Abrazo’ de Juan Genovés, de gran formato, instalado en la Plaza de Antón Martín de esta ciudad de Madrid”, apreció.

Sobre su obra, el artista explicó que “las referencias que recojo son muy diferentes, vivenciales, afectivas la mayoría, pero quiero pensar que cuento historias de bronce, casi siempre amables, pero con la fuerza que da el volumen, al que siempre tengo en cuenta y del que quiero sacar todo su potencial en forma de espacio y curva, dos variables que trato de tener en cuenta”. Respecto a la creación en sí, Couto manifestó que “hay un momento inicial en el que prima la cabeza, aunque más adelante, la pieza da un paso por delante de mí. Esas son las buenas”.

David Ferreras Pernas, el historiador de Arte que firma el prólogo del catálogo de la muestra, afirma en él que en la sinceridad del trabajo de Couto “respira la modernidad de lo que se asienta en un clasicismo eterno” y que en ella “se exhiben las últimas series de Couto (en femenino) como el fruto de un momento de inspiración en la tradición más purista”. “Asistimos a un proceso de construcción en barro y una posterior fundición, que vienen a ser experiencias magistrales al servicio de un resultado estético y estetizante. Couto tutela la génesis de principio a fin, con un modelado monumental del que conoce todos los entresijos, y una fundición final que supone el entreacto de un fruto fascinante, donde las figuras son alargadas o acortadas mediante vaciados y claroscuros, para alejarse, abrazarse o aislarse”, explica, apreciando que “la armonía de sus grupos escultóricos es de una sencillez espontánea pero milimétrica” y que “sus personajes están juntos pero separados en su unicidad y autonomía”.

No en vano, Couto cuenta con una fundición de bronce para uso personal en Arteixo. “Soy uno de los pocos escultores que la tiene”, señala el escultor, que tiene instaladas 22 obras públicas en Galicia y una en Barcelona.

Manuel Couto se formó en el ámbito de la empresa y desarrolló en el año 2000 el proyecto ‘Taller de escultura Duna’, por el que obtuvo la mención ‘Lanza’ de la Xunta de Galicia y recibió el Premio Innova 2000 al joven empresario. En Duna ejerció de socio y gerente hasta que en 2007 comenzó a modelar de manera autodidacta siempre de la mano de sus socias de Duna (Beatriz Salcedo e Iria Rodríguez), Buciños y Emilio Celeiro. También tuvo un período de formación en Deba (País Vasco) para aprender a fundir bronce y montó una fundición de bronce para uso personal en Arteixo.

La muestra ‘dos mil diecinueve’ puede visitarse en la Sala B de la Casa de Galicia en Madrid hasta el 28 de junio inclusive; en horario, de 10 a 14 y de 16 a 20 horas. Domingos y festivos: de 10 a 14 horas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca