NÚÑEZ FEIJÓO ASISTIÓ AL PLENO ORDINARIO EN CALIDAD DE PRESIDENTE DE HONOR 

El Consello da Cultura Galega incluye el estudio de las migraciones entre sus actividades prioritarias del primer trimestre

| 21 de enero de 2021, 14:34
Pleno del Consello da Cultura
Feijóo, durante la celebración del Pleno del Consello da Cultura Galega.

El Consello da Cultura Galega (CCG) se propone en el primer trimestre del año incluir el estudio de las migraciones entre las materias a las que dará protagonismo. Así se desprende del programa de actividades hasta el mes de marzo de este organismo, del que su presidenta, Rosario Álvarez, dio cuenta el pasado día 14, en el transcurso de una sesión plenaria ordinaria en la que también estuvo presente el jefe del Ejecutivo de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en calidad de presidente de honor de la institución.

Rosario Álvarez explicó que el Consello, que desarrolla una importante labor de promoción de los asuntos que tienen que ver con las migraciones, estrena este año un cambio en la concepción de la programación de actividades, que se adecuará a diez líneas estratégicas. Cuatro de ellas se corresponden con temáticas que definen la actividad del año en curso, mientras que las seis restantes se corresponden con ejes de trabajo consolidados de la institución, como el fomento de la cultura científica, tecnológica y medioambiental; la conservación y valorización del patrimonio, o los debates del mundo contemporáneo.

El Consello mantendrá el trabajo de archivo, hemeroteca y preservación de fondos, así como las acciones relativas a la “memoria viva”; es decir, homenajes y actuaciones encaminadas a la revitalización y difusión cultural.

Por lo que respecta al primer trimestre, la primera acción de Consello dio comienzo el pasado 12 de enero con la inauguración de la exposición ‘Afonso X e Galicia’, que busca explorar la faceta menos conocida del rey sabio. La muestra, que tiene un carácter multimedia, propone una peregrinación por el legado del rey sabio cuando se cumplen 800 años de su nacimiento. Alrededor de esta muestra habrá otras acciones a lo largo del año. Entre las más próximas, en el mes de marzo, comenzarán a difundirse propuestas de rutas por el patrimonio alfonsino. 

Una jornada sobre la credibilidad de la ciencia en tiempos de pandemia, otra sobre cultura sostenible, el foro ‘Patrimonio e Sociedade’ y una nueva sesión del ciclo de cine ‘Olladas de muller’, son algunas de las numerosas actividades previstas también en el trimestre, que estará muy condicionado por la situación sanitaria, por lo que continuará desarrollando muchas acciones en el ámbito digital.

Otra de las líneas de acción prioritarias para este año pasa por conocer la realidad de la creación cultural contemporánea en sus diferentes manifestaciones.

En este sentido, en el mes de marzo se iniciará una serie de citas encaminadas a analizar y reflexionar sobre el papel desempeñado por la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, cuando se cumplen treinta anos de su creación.

Desde el inicio de su mandato, Rosario Álvarez defendió la necesidad de alcanzar una mayor igualdad e inclusión en diversos sentidos, de modo que en este año están programadas igualmente varias acciones encaminadas a analizar la igualdad de acceso a la cultura en función del hábitat, con especial énfasis en el mundo rural. 

 

La actividad del Consello da Cultura Galega tuvo un antes y un después de la declaración del estado de alarma. Entre enero y marzo de 2020, el CCG desarrolló 14 actividades, mantuvo 3 exposiciones activas y actualizó sus proyectos de documentación (Lousas, A Nosa Terra, la posta en red de los epistolarios cruzados entre Ramón Otero Pedrayo y Ricardo Carballo Calero...).

A partir del 14 de marzo, la institución procedió a la adaptación y reprogramación de su actividad. El CCG considera que, en este tiempo, se mostró “una gran agilidad para adaptarse a la nueva situación y a su capacidad de innovación para reorientar la programación”. Asegura que “aprovechó la difusión de su fondo documental (sonoro, hemerográfico, epistolar...) para ofrecer a la ciudadanía contenidos culturales gallegos de calidad”, y con el ánimo de no cancelar las actividades programadas, “exploró nuevos formatos de presentación de las actividades programadas, con encargos de productos culturales al sector”.

Asimismo, informa de que “programó encuentros en línea para escuchar en sus voces las demandas y preocupaciones del ecosistema cultural”.

Entre marzo y lo que restó de año, el Consello da Cultura Galega realizó 66 actividades (entre redifusión de fondo digital y nuevos ciclos). En total, en 2020 se programaron 80 actividades, 20 más que en 2019. En ese año se contabilizan 23 novedades editoriales. Además, apunta, se avanzó en la recuperación del histórico de publicaciones de la institución con la incorporación a la mediateca de 14 títulos. El CCG mantuvo el año pasado 11 itinerancias de cinco exposiciones.
Durante este período, recalca, se reforzó la función asesora de la institución con la realización de siete informes directamente relacionados con el impacto que el Covid-19 tuvo en la cultura gallega. Por su parte, el Observatorio da Cultura Galega analizó la situación de los sectores del libro, de la música popular y realizó tres análisis de coyuntura de manera global que testaron el sector y las primeras cifras del impacto en el sector producido por la pandemia.

No solo la influencia del Covid-19 fue objeto de la función evaluadora, asegura, sino que ese año se realizaron dos informes destacados, uno sobre el valor del portugués en Galicia y otro sobre el sector teatral gallego.

A nivel patrimonial, la institución acometió el informe sobre la situación de Troncoso, tres informes para la declaración de ‘Ben de Interese Cultural’ y 43 de impacto ambiental. En total, el CCG emitió 59 documentos de asesoría con diferentes formatos.

 

 

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca