PIDE A LA JUNTA ELECTORAL CENTRAL QUE EXIJA “RESPONSABILIDADES” A LOS ÓRGANOS PERTINENTES

La Comisión Delegada del Consello de Comunidades muestra su “malestar” por lo ocurrido con el voto exterior en los comicios del 12-J

| 22 de julio de 2020, 13:22

La Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas, en representación de los gallegos residentes en el exterior, denuncia en un comunicado su “malestar” por la “falta de medios y alternativas” que impidieron que todos los gallegos inscritos en el CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes) interesados en participar en las elecciones autonómicas gallegas del pasado 12 de julio hubiesen podido hacer efectivo su voto. Con una participación del 1,2% sobre el censo del exterior (463.181), que no llegó a los 6.000 votos, según destacan, consideran que la situación derivada de la crisis del Covid-19 que se está padeciendo en todo el mundo –de forma particular, en esta época del año, en América–, añadida a las dificultades que de por sí entraña el procedimiento del voto rogado en circunstancias normales, “exigía la adopción de medidas especiales” que no se llegaron a tomar, por lo que a los gallegos en el exterior se les “privó del derecho” de participación y se les negó la “facultad constitucional de voto”, consideran. Al respecto, apuntan que la Carta Magna garantiza en el artículo 23 el derecho de todos los españoles, tanto de los que residen en el territorio nacional como los del exterior, a participar en los procesos electorales en España y pone el acento en la responsabilidad de “sus instituciones y organismos oficiales” para garantizar ese derecho.

Los firmantes, miembros electos y natos de la Comisión Delegada del Consello de Comunidades Galegas –que funciona como órgano permanente del Consello de Comunidades Galegas–, consideran que la situación provocada, que ha dejado una “nula emisión de votos en países como Estados Unidos, Venezuela o Cuba”, mientras fue “casi testimonial” en muchos otros, “ha creado un clima de desconfianza y falta de credibilidad” en el sistema en lo que respecta a la defensa de los “derechos democráticos de los españoles”, así como en “sus instituciones”, lo que, a su entender, provoca “desinterés en la colonia de residentes en el exterior” a la hora de valorar su derecho de sufragio. Ello redundará, auguran, “en una menor o casi nula participación en posteriores comicios, con lo que dejará en una posición más que dudosa la capacidad y credibilidad democrática de España”, apuntan.

Para reforzar su argumento, recuerdan que muchos de los votos emitidos no fueron enviados a las juntas electorales provinciales, por lo que no pudieron ser contabilizados en el escrutinio que se llevó a cabo el pasado 20 de julio.

Ante este panorama, los miembros del organismo que representa a la colectividad gallega en el exterior solicita a la Junta Electoral Central que exija “las correspondientes explicaciones” y “responsabilidades” a los órganos del Estado implicados en “garantizar el proceso electoral”, ya que “su inoperancia y falta de previsión han provocado la negación de este derecho fundamental a miles de ciudadanos españoles”. Asimismo, piden que se adopten “soluciones alternativas” para situaciones como la vivida en esta ocasión, entre las que destacan la utilización de canales diplomáticos habituales para hacer posible “la remisión de la documentación electoral solicitada en forma y plazo”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca