Chascomús y Lalín recuerdan a Raul Alfonsín y refrescan su acuerdo de hermanamiento

| 10 de agosto de 2020, 14:35
En pantalla el Alcalde de Lalín, durante el encuentro virtual.
En pantalla el Alcalde de Lalín, durante el encuentro virtual.

Chascomús y Lalín recordaron, a través de un encuentro virtual, la figura del expresidente Raúl Alfonsín y el acto de hermanamiento de las dos ciudades, ambos municipios reafirmaron su voluntad de estrechar vínculos.

El hermanamiento de Chascomús con el Ayuntamiento pontevedrés de Lalín (1988), y la figura del expresidente argentino, Raúl Alfonsín, protagonizaron el primer encuentro virtual organizado por la municipalidad chascomunense, en el marco de su ciclo cultural ‘Vivenciando Nuestra Historia’.

“Para nosotros es un orgullo que un hijo de nuestra ciudad sea el vínculo para unir estas dos ciudades”, destacó el intendente bonaerense, Javier Gastón, quien estuvo acompañado por el subsecretario de Derechos Humanos, Pablo Nápoli; la directora del Instituto Historiográfico, Alejandra Bilbao, y el embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, quien participó a través de un mensaje grabado.

“Un hijo de esta ciudad –dijo Gastón en alusión al expresidente Raúl Alfonsín– que, ya no es nuestro solamente, sino que es patrimonio universal por su defensa de la democracia y su lucha incansable en defensa de los derechos humanos”.

En este encuentro, que se transmitió por las páginas de facebook del municipio bonaerense y de la asociación lalinense, también estuvieron presentes el alcalde de Lalín, José Crespo; el delegado del gobierno gallego en Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro, y el presidente del Centro Lalín, Agolada y Silleda en Buenos Aires, José Luis Seoane.

Por su parte, José Crespo destacó la figura de Raúl Alfonsín y recordó la visita del expresidente a su pueblo en la que fue declarado ‘Hijo Adoptivo’.

“Él había prometido visitarnos si era presidente y lo cumplió. Con esa visita marcó un antes y un después para Lalín”, afirmó Crespo; al tiempo que ratificó el compromiso de Lalín para “fortalecer los lazos de amistad y hermandad” entre ambos pueblos.

En su intervención, Alejandro López Dobarro señaló que en los “tiempos de proscripción de la democracia”, Raúl Alfonsín, que era “un hijo de la casa”, encontró en la asociación “un lugar de paz”, “un sitio donde reunirse con sus correligionarios y también con sus adversarios”.  

En esta dirección, el presidente del ya centenario Centro Lalín, Agolada y Silleda en Buenos Aires, destacó que “durante la década del 70, tuvimos el deber –con el riesgo que ello implicaba– de abrir las puertas a un argentino descendiente de gallegos, como nosotros, (...) que con coraje fue uno de los artífices de la vuelta a la dignidad, a la democracia”.

“Raúl Alfonsín –avanzó Seoane– fue el presidente de todos los argentinos, sin grietas, con un sueño que, al menos por un tiempo, fue el sueño de todos”. “Fue, sin duda, un prócer”, concluyó.

Finalmente, se transmitió el mensaje grabado de Ricardo Alfonsín, hijo del expresidente y actual embajador argentino en España, ya que no pudo estar en vivo “por razones de trabajo”. En su intervención, recordó a su padre, sobre todas las cosas como “un político de raza”. “Él –dijo– siempre fue capaz de priorizar los intereses ajenos por sobre los propios”. “No digo –continuó– que sea el único. Hay otros como él y hoy los necesitamos especialmente”.

Luego de las intervenciones se presentó un material audiovisual  que da cuenta de la figura de Raúl Alfonsín y ahonda en sus vínculos con el Centro de Lalín, Agolada y Silleda en Buenos Aires durante los años de dictadura. También detalla el hermanamiento entre su Chascomús natal y la ciudad de Lalín que lo recibe como hijo adoptivo.

El audiovisual entrelaza mediante una narración en vivo imágenes, audios y videos testimoniales de los acontecimientos, algunos muy poco conocidos, otros  inéditos, que forman parte del fondo documental del Museo Historiográfico de Chascomús.

Cabe recordar, que la declaración de hermanamiento tuvo lugar el 19 de marzo de 1988, con la firma de un acta por parte del entonces intendente de Chascomús, Carlos Garbizu, y el alcalde de Lalín en ese momento, José Cuiña Crespo.

Como broche de oro de esa voluntad de acercamiento se emplazó en la ciudad bonaerense un cruceiro tallado por canteros pontevedreses que simboliza el destino común de los dos pueblos, vinculado a los estrechos lazos de amistad, solidaridad y fraternidad.

El encuentro virtual pudo ser seguido en vivo por gran cantidad de espectadores, que desde diversos lugares, se sumaron a través de sus comentarios.

Con este primer encuentro arrancó el ciclo cultural ‘Vivenciando Nuestra Historia’, organizado por el municipio de Chascomús con el fin de promover y difundir los trabajos de investigación realizados en las diferentes instituciones patrimoniales locales, como la Casa de Casco, Instituto Historiográfico, Museo Pampeano y el Museo y Archivo Ferroviario del Centro Cultural Municipal Vieja Estación, pertenecientes a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Desarrollo Social.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca