SE OFRECIÓ UNA CONFERENCIA Y SE INAUGURÓ UNA EXPOSICIÓN

El Centro Galego de Barcelona homenajea a Eugenio Serrano de Casanova, impulsor de la Expo Universal de 1988

| 10 Junio 2019 - 13:41 h.
Un momento de la inauguración de la exposición fotográfica.
Un momento de la inauguración de la exposición fotográfica.

“Honrar la memoria y divulgar la labor de un gallego universal que contribuyó de forma muy importante a la transformación de la capital catalana” era el objetivo, según explicó el presidente del Centro Galego de Barcelona, Carlos Mandianes, del acto con el que la entidad homenajeó a Eugenio Serrano de Casanova, impulsor de la Exposición Universal de Barcelona de 1888.

El acto consistió en la inauguración de una muestra de fotografías de la citada Exposición y una conferencia ofrecida por el secretario de la entidad, Alfonso Pérez Guerra, con las que se rememoró aquel evento histórico y el papel de los gallegos en el crecimiento económico de Cataluña.

Nacido en 1841 en Neda (A Coruña), Eugenio Serrano de Casanova fue empresario, escritor, periodista y crítico de varias exposiciones europeas, de las que surgió su idea de organizar un evento de ese tipo en España. A los 18 años inicia en Madrid sus estudios mercantiles y acabó enrolándose en el ejército carlista, llegando a ser capitán de Administración militar. Posteriormente, rompe con su pasado militar y se instala en París.

Llegó a ser comisario regio de España en todas las exposiciones universales que se celebran en Europa, después de ser nombrado secretario de la Exposición de Filadelfia. En 1885 se traslada a Barcelona con el propósito de organizar un evento similar en esa ciudad, proyecto que pone en marcha con el beneplácito del alcalde, Francesc Rius i Taulet.

 

Olvido y recuperación de su figura

Sin embargo, cuando los pabellones y demás infraestructuras estaban ya prácticamente terminadas, las autoridades locales le impusieron un aumento de presupuesto que Serrano de Casanova no pudo afrontar, por lo que se vio obligado a abandonar el proyecto.

A partir de entonces, cayó prácticamente en el olvido, mientras que todo el reconocimiento del éxito de la Exposición Universal de 1888 recayó en el entonces alcalde, Rius i Taulet, hasta que hace unos años una investigación biográfica recuperó la figura de Serrano de Casanova como artífice verdadero de aquel evento.

Celebrada desde abril hasta diciembre de aquel año en el Parque de la Ciudadela, la Exposición Universal de 1888 atrajo a Barcelona a más de dos millones de visitantes y, además de la rehabilitación de todo el barrio de la Ribera, supuso un salto extraordinario en la modernización y desarrollo de la ciudad gracias a la creación y mejora de infraestructuras. Por otra parte, fue un evento clave para la introducción del modernismo como estilo artístico y arquitectónico, que imperó en los años posteriores y que dejó obras muy definitorias en Barcelona.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca