LA INCORPORACIÓN DE NUEVAS INSTITUCIONES PERMITIERON LA MEJORA DE LAS INSTALACIONES

Una casa de dos plantas con todas las comodidades

| 8 de marzo de 2019, 10:11

Es evidente que la incorporación de nuevas instituciones  redundó en una mejora que se tradujo, no sólo en el plano social y cultural, sino también en el económico. Este factor de cuantiosa importancia fue lo que posibilitó que el Centro cuente, en la actualidad, con una casa de dos plantas, dos salones para fiestas con sus respectivos escenarios, una vivienda para el casero, una oficina para la secretaría, una importante biblioteca, una cocina, un quincho y un buffet.

A lo largo de los años se realizaron numerosas obras de remodelación con el fin de brindarle a los socios un mejor servicio. Entre ellas, se destaca la renovación de las antiguas cerámicas del primer piso, las que fueron reemplazadas por un revestimiento de granito. El escenario fue otro de los cambios que se realizaron en la institución. El mismo fue reconstruido nuevamente para darle una mejor altura, ya que el anterior no alcanzaba la altura conveniente.

También se reformó la escalera para darle mayor amplitud y permitir conectar un pasillo con los camarines y el patio. Se rehicieron los grupos de sanitarios, renovaron los mosaicos y se nivelaron los pisos del patio. En el primer piso de la entidad se construyó un quincho equipado con todos los accesorios necesarios para el confort de los usuarios. Se edificó una nueva secretaría y se renovó la fachada del edificio, lo que llevó trabajos de carpintería, barandas y tajas.

En el campo de recreo de San Isidro, se construyó una nueva pista de baile, se cerró el lugar con una malla metálica, y se renovaron los tejados y terraza.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca