EN URUGUAY HUBO MENOS PROBLEMAS PORQUE LA DOCUMENTACIÓN LLEGO POR CORREO PRIVADO

Torres Cantalapiedra asegura que hay “un gran enojo” en la colectividad por haber tenido que rogar el voto dos veces

| 17 Julio 2020 - 18:38 h.
Jorge Torres Cantalapiedra.
Jorge Torres Cantalapiedra.

“El proceso del voto rogado es una vergüenza para España, todavía más lamentable, en esta ocasión, con el tema de la pandemia”, asegura desde Uruguay el presidente de la Comisión de Derechos Civiles del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), Jorge Torres Cantalapiedra, quien asegura que “está todo el mundo enojado con el tema del voto rogado”. “Hay gente que no quiere dar el brazo a torcer y sigue solicitándolo, pero muchos ya han desistido”, explica Torres, quien recalca que tener que rogar el voto dos veces en estas elecciones provocó “un mayor enojo de la gente” y por eso la participación ha sido todavía más baja que en anteriores procesos electorales.  

“Es triste y lamentable” la baja participación y “requerimos que el voto rogado se elimine ya, como venimos pidiendo desde hace mucho tiempo”, explica Torres, quien pide que no haya más elecciones en las que haya que rogar el voto porque es “vergonzoso”.

El también presidente de la Federación de Instituciones Españolas en Uruguay (FIEU) recuerda que hay muchas dificultades para votar y asegura que a mucha gente le está llegando todavía ahora la documentación para votar. 

Al “desastroso” voto rogado “hay que agregar los problemas de correos que tenemos en los países latinoamericanos que, además de no ser seguros, tampoco son efectivos”. 

Uruguay, explica, tuvo la peculiaridad de que en las elecciones del 12 de julio las solicitudes llegaron a través de FedEx, un correo privado que tiene sus propios aviones, y “a los pocos que los solicitamos de forma digital nos llegó y pudimos ejercer el derecho al voto”.

 “A esto –continúa– se agrega que haya países como Argentina en donde los votos han quedado retenidos porque no hay aviones que los lleven”. “En Uruguay podemos decir que, dentro de lo malo, nuestros votos marcharon a España y suponemos que los contarán”, explica Torres Cantalapiedra, que asegura que “por información que tengo a través del Consulado yo presumo que los votos salieron, si lo hicieron por correo privado o por Iberia –que el lunes tuvimos vuelo– no lo sé, pero lo que sí me confirmaron es que los votos habían sido enviados”.

Jorge Torres explica que la gente está “muy desilusionada” porque “seguimos con la charleta, pero no resolvemos el tema de fondo” que es la eliminación del voto rogado, “parece que es una tomadura de pelo”. “Hay que derogar el voto rogado ya, y ya significa en septiembre cuando se abra de nuevo el curso”, reclama Torres, quien califica que la situación actual es “penosa”. 

Jorge Torres defiende que se tienen que volver a enviar las papeletas de oficio porque la implantación del voto telemático como única opción dejaría fuera a mucha de la gente mayor. 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca