LA OFICINA CONSULAR HONORARIA FUNCIONA DENTRO DE LAS INSTALACIONES DE LA HERMANDAD GALLEGA DE VALENCIA

Inauguran el Consulado Honorario de España en la capital del estado Carabobo

| 30 Julio 2012 - 12:42 h.
Parte de los asistentes al acto.
Parte de los asistentes al acto.

El pasado 21 de julio, se inauguraron oficialmente las nuevas instalaciones del Consulado Honorario de España en el estado Carabobo, que también asiste a los españoles radicados en el estado Cojedes, tras la reunión del Consejo de Residentes Españoles (CRE) de la Circunscripción Consular de Venezuela que se realizó en la sede consular honoraria.
En el acto protocolar, que estuvo presidido por el embajador del Reino de España acreditado ante la República Bolivariana de Venezuela, Antonio Pérez-Hernández y Torra, estuvieron presentes el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada, Juan San Genaro Santana Reyes; el cónsul general y el canciller del Consulado General de España en Caracas, Aníbal Julio Jiménez Abascal y Constantino Alonso Rodríguez, respectivamente; el jefe de gestión de la Consejería, Brindis Álvarez García; el cónsul honorario de España en Carabobo-Cojedes, Francisco Rey Rodríguez; y el presidente de la Hermandad Gallega de Valencia, Manuel Fajín Recarey.
Asimismo, asistieron como invitados especiales los cónsules honorarios de España acreditados en los estados Anzoátegui, Aragua y Lara, Richard Barreiro y Olmedo, Luis Doallo Carballo y Antonio Luis Abreu, respectivamente; así como el vicecónsul honorario de España acreditado en el estado Guárico, José Junquera Caramés. También lo hicieron 11 de los 15 consejeros que integran el CRE, órgano encabezado por su presidente, Jesús Javier Pérez Rodríguez, y la secretaria del organismo asesor consular, Ana María Navarro Rodríguez; las asistentes consulares en Valencia, Celinor Díaz Tirado y Rosa María Villanueva Albitos; uno de los administrativos del Consulado General de España en Caracas, Julián Alba Peláez; y los cónsules honorarios de la República del Líbano y del Reino Unido de Gran Bretaña en el estado Carabobo, Fadi Kallab Younes y Ramón Burgués Martín, respectivamente; el ex cónsul honorario en Carabobo Julio Barcia Ortiz; los ex presidentes del CRE José Mora Medina y Antonio Expósito León; y el exsecretario del CRE Antonio Jiménez Rodríguez, entre otros invitados.
Tras el corte de la cinta efectuado por el embajador, el cónsul general, el cónsul honorario en Carabobo-Cojedes y el presidente de la Hermandad Gallega de Valencia, que dio por inaugurada la Oficina Consular Honoraria, tomó la palabra Antonio Pérez-Hernández y Torra. La máxima autoridad de España en Venezuela dijo que “ha sido un día de gran alegría aquí en Valencia, en realidad de alegría y tristeza, porque se nos va Aníbal (Jiménez Abascal) un cónsul general que nos ha dejado un gran recuerdo, y he podido comprobar en este escaso mes desde que llegué a Venezuela de la gran labor realizada por él en este país. (…) Es un gran placer que mi primera visita a Valencia sea para un acto tan entrañable como éste de inaugurar un Consulado Honorario en Carabobo, por lo que agradezco a la Hermandad Gallega su generosidad por poner a disposición de la colectividad española estos magníficos locales”, aseguró.
Asimismo, Antonio Pérez-Hernández alabó la labor consular honoraria: “Siempre he tenido una gran admiración y un gran respeto por la labor consular honoraria por eso de trabajar y no cobrar, pues la verdad es una gran servicio… Habéis hecho y hacéis un magnífico trabajo de asistencia, no sólo para el Estado español sino para todos los españoles que residimos aquí, sois la punta de lanza de la atención. La Embajada y el Consulado General están al servicio de la colonia española y no al revés, y desde luego en todo este despliegue de atención los consulados honorarios sois un elemento fundamental”, agregó.
Sobre las relaciones entre ambas naciones, el embajador subrayó que “con Venezuela nos unen tantos lazos..., es el anverso y el reverso de la misma moneda, ser venezolano y español es un poco lo mismo, la misma forma de pensar, de vivir, de sufrir… de muchas cosas. Nos merecemos ambos países las mejores relaciones y en eso trabajaremos”, concluyó el jefe de la legación diplomática española, al tiempo que agradeció la presencia de todos los asistentes.
Por su parte, Aníbal J. Jiménez Abascal manifestó que, “aunque todos sois amigos, amigos de tiempo, le decía el otro día al embajador –amigo al que conozco desde hace muchos años–, que podemos hacer más o menos, pero si te molestas, luchas, peleas y atiendes a tu colectividad cuando te vayas todo el mundo te lo agradecerá, y todo el mundo entenderá que algunas veces se puede hacer más y otras menos, dependiendo de las circunstancias”, recordó.
“En este momento en Venezuela contamos con 16 oficinas honorarias, de las cuales 14 están operativas, como ha dicho bien el embajador; son la columna vertebral de la atención, en realidad son pequeñas embajadas porque ofrecen un servicio fantástico y diverso, y en el interior del país se atendieron hasta hace poco un promedio de mil personas diarias, fuera de Caracas residen más de 60 mil personas, es mucha gente”, enumeró.
En cuanto a la Oficina Honoraria en Valencia, Jiménez Abascal contó acerca de las circunstancias del porqué la Oficina se trasladó a las instalaciones de la Hermandad Gallega. “La anterior sede se encontraba en un centro comercial, estaba muy mal y la gente estaba muy descontenta… En ese momento llegó nuestro amigo Vicente Fajardo y su equipo, a quien habíamos propuesto para el cargo de cónsul honorario, y de allí partió la idea de traer el Consulado Honorario a la Hermandad Gallega, y donde la institución ha hecho todo: Ha puesto el local, lo ha acondicionado, lo ha equipado, nosotros desde Caracas hemos puesto algo, como veis somos muy tributarios de vosotros. Hemos ganado muchísimo, en Carabobo residen más de 20 mil españoles, y con esta oficina reciben una estupenda atención, y se dignifica la entidad, donde se asisten todos los españoles, a los venezolanos, y a todo aquel que lo requiera”, reseñó.
“Me voy muy contento de haber dejado resuelto el problema de Valencia, aquí contáis con el cónsul honorario, Francisco Rey Rodríguez, y con dos auxiliares… Espero que sigáis disfrutando mucho de este bonito país que es Venezuela, que sigáis con un temperamento vital, con una cultura alegre y una manera de ver alegre, en conclusión muy latina, y donde esté os digo que contáis con un amigo”, finalizó su intervención el cónsul general.
En este sentido, también intervino Francisco Rey Rodríguez: “Quiero trasladar este sentimiento que me embarga hoy: La alegría de poder contar con este Consulado Honorario en las instalaciones de la Hermandad Gallega de Valencia, no para los gallegos, sino para toda la gran comunidad española residente en los estados Carabobo y Cojedes, que fue una idea de Vicente Fajardo, por eso nuestro agradecimiento a la Hermandad debe ser verdadero. (…) Cuando asumió la nueva Junta Directiva presidida por Manuel Fajín Recarey, ese mandato no cambió y esta Oficina es hoy una realidad”, apostilló.
El cónsul honorario de España en Carabobo-Cojedes agradeció el nombramiento por parte del cónsul general en Caracas. “Agradecer a Aníbal Jiménez la confianza para el cargo. Este Consulado se hizo por la necesidad que teníamos de contar con un servicio más cómodo y más digno del que teníamos, ahora contamos con espacios más humanos, y con la buena atención de las dos funcionarias. Seguiremos en nuestra tarea de atender a la colectividad como se merece, y aquí nos tienen a su orden”, cerró Rey Rodríguez.
El evento prosiguió con un cóctel para todos los invitados, quienes brindaron por España, Venezuela, Carabobo y Cojedes.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

publicidad

Hemeroteca