HAY UNOS 40.000 DETENIDOS POR SALTARSE EL TOQUE DE QUEDA IMPUESTO EN EL PAÍS

Eduardo Pahino: “La colectividad española residente en República Dominicana, en principio, está bien”

| 28 Abril 2020 - 12:53 h.
Eduardo Pahino, en el último Pleno del CGCEE en 2018.
Eduardo Pahino, en el último Pleno del CGCEE en 2018.

“Confinada, encerrada y algunos trabajando a medios gas”, es como describe la situación de la colectividad española en República Dominica Eduardo Pahino, presidente del Consejo de Residentes Españoles (CRE) en este país. “La colectividad española residente en República Dominicana, en principio, está bien”, asegura Pahino quien explica que “en la colectividad hay muy pocos casos. Por el momento, conocemos dos casos de españoles y la esposa de un español, pero en todos los casos salieron adelante”.

El presidente del CRE recuerda que allí “la epidemia comenzó por la clase media y alta en la celebración de algunos cumpleaños y bodas, con turistas provenientes de España, pero ahora ya se extendió a toda la población”.

Además, explica que todavía quedan algunos españoles temporalmente en República Dominicana que por diversos motivos no se pudieron ir en vuelos anteriores y recuerda que el consulado está haciendo una lista para “un hipotético viaje ferry”. “Desde el consulado ­­–asegura– están dejando claro que es para no residentes que ya tengan comprado billete. En caso de que quedasen plazas libres, es cuando se abriría a otros colectivos”.

Pahino explica que en el República Dominicana está todo cerrado y está decretado el toque de queda desde las 17,00 horas hasta las 6,00, pero que una gran parte de la población se lo salta y desde que ya han sido detenidos por ese motivo unas 40.000 personas.

“El toque de queda sigue sin cumplirse en los sectores populares”, asegura Pahino quien explica que en República Dominicana es muy difícil que se cumpla porque más de la mitad de la economía del país es informal y “la gente vive día a día”. Además, asegura, hay que tener en cuenta que en muchos hogares vive mucha gente porque están acostumbrados a estar en la calle. “En América Latina es imposible mantener la cuarentena”, asegura, ya que “en muchas ocasiones hay que elegir entre el hambre o el virus”.

Las cifras en República Dominicana hablan de más de 6.000 contagiados y 282 muertos, unos datos que Pahino no considera reales. “Si las cifras no son fiables en países como España, aquí mucho menos”, explica el presidente del CRE quien asegura que, “aunque en cifras absolutas, no parecen muy elevadas, no paran de crecer de manera constante”.

“Además, los enfermos llegan tarde a los hospitales porque tienen miedo al aislamiento y a esto se suma que muchos médicos especialistas no han acudido a sus trabajos porque no cuentan con los medios de protección adecuados”, asegura Pahino quien matiza que “si en los países avanzados tienen problemas con los materiales en los países pobres llegan a cuentagotas”.

El presidente del CRE se muestra esperanzando con la llegada del calor. En el momento de esta conversación con Crónicas de la Emigración eran las 10,00 de la mañana y la temperatura ya era de 30 grados.  “Aunque no sabemos exactamente el comportamiento del virus, parece que el calor no le va bien”, recuerda Pahino, quien también tiene la vista puesta en Europa. “Nuestra esperanza –dice– es que se controle en Europa y pueda venir a ayudar a América Latina con material. En todos los desastres naturales, hemos tenido ayuda de Europa, pero ahora no”.

 

Crisis social

“Aquí la gran preocupación es que la crisis sanitaria derive en una crisis social, debido a la caída de sectores fundamentales como el turismo o la disminución de las remesas que se han visto muy mermadas porque muchas llegaban de Nueva York, una zona donde la crisis sanitaria está teniendo un gran impacto”, asegura el presidente del CRE quien cree que “no va a haber normalidad hasta que todo esté controlado”.

La incertidumbre de lo que va a suceder en el país es grande y a ello se suma la celebración de las elecciones generales que estaban prevista para el 17 de mayo y ahora se trasladaron al 5 de julio.

 

CGCEE

“El Pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE) no se va a poder llevar a cabo hasta que no haya normalidad en todo el mundo, ya que mueve gente de muchos países”, asegura Pahino, quien, además de representar a República Dominicana en el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, es presidente de la Comisión Sociolaboral y miembro de la Comisión Permanente.

Preguntado por la posibilidad que apuntan algunos consejeros de hacerlo telemático, este consejero explica que “podría ser, pero es demasiada gente. Se pueden hacer, y de hecho se hacen, reuniones telemáticas de la Comisión Permanente, pero el Consejo me parece muy complicado”.

“Por el momento está todo parado”, explica porque “los temas del CGCEE requieren actividad parlamentaria y no va a haber hasta después de la crisis”.

Respecto al nombramiento de José Julio Rodríguez como subdirector general de Emigración, Pahino aseguró que es una “buena noticia”. Primero, explicó, “porque conoce el tema y tiene experiencia y, segundo, porque es afable, cercano y competente. Es muy buena decisión. En el ámbito de la emigración, es la primera noticia buena en mucho tiempo porque llevamos unos años de malas noticias y aplazamientos y los nuevos cargos que se habían nombrado hasta ahora no tenían experiencia en emigración”.

“Este nombramiento ­­–asegura– va a centrar todos los temas de emigración dentro de la propia administración y se pueden activar los programas para ayudas y centros y establecer una red de solidaridad para compatriotas en situación de necesidad”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca