LA EMBAJADORA EN COSTA RICA DESTACA QUE LA SUYA “FUE UNA VOCACIÓN MUY TEMPRANA”

Cristina Pérez: “No deja de impresionarme que personas que llevan muchos años fuera de España sigan sintiéndola tan cerca”

| 17 de febrero de 2021, 8:50
P.Cristina Perez-Embajadora en Costa Ricajpg
Cristina Pérez, embajadora de España en Costa Rica.

Nos abre las puertas de forma virtual Cristina Pérez Gutiérrez, embajadora de España en San José de Costa Rica. En esta entrevista, Cristina Pérez confiesa que “no deja de impresionarme que personas que llevan muchos años fuera de España sigan sintiéndola tan cerca”. Además, destaca que “este año es un año muy importante para Costa Rica con la conmemoración del Bicentenario de su Independencia”.

No se puede obviar una parte de la historia de Costa Rica relacionada con España, que se inicia con aquel cuarto viaje de Cristóbal Colón, con punto de salida, la ciudad de Cádiz en abril de 1502.

Colón, junto a su tripulación, visualizaría el 25 de septiembre de 1502 la Isleta Quiribirí, cercana al pueblo conocido en tierra como Cariay. Varios siglos después, Cariay se convertiría en Cieneguita de Limón, y Quiribirí pasaría a ser Uvita.

Tampoco se debe pasar por alto la figura de Juan Vázquez de Coronado, a quien se conoce por su labor pacificadora que desempeñó al lado de los indígenas, ganándose su confianza.

Pregunta. ¿Qué le impulsó a optar por la carrera diplomática?

Respuesta. Lo mío fue una vocación muy temprana que se fue consolidando a lo largo del tiempo. Siempre he sentido mucha curiosidad por otros países, culturas y pueblos, así como un gran interés por la política internacional.

Tuve también la suerte de contar con el apoyo de mis padres que desde muy joven me ayudaron a orientar mis pasos, ofreciéndome la posibilidad de estudiar en diferentes universidades con departamentos de Derecho Internacional y de Derecho Europeo muy sólidos que contribuyeron a afianzar mi vocación.

P. ¿Alguna anécdota curiosa en su carrera que quiera compartir?

R. A lo largo de todos estos años tengo muchas y muy variadas anécdotas. Quizá las que más me han impactado son aquellas que tienen que ver con nuestros compatriotas que residen en el exterior. No deja de impresionarme que personas que llevan muchos años fuera de España sigan sintiéndola tan cerca. Nos enseñan cada día que se puede sentir a España igual o más en la distancia.

P. ¿Cuál es su valoración sobre el trabajo de la Cooperación española en Costa Rica?

R. Este año conmemoramos el 50º aniversario del establecimiento de relaciones de cooperación entre nuestros dos países, con la firma en 1971 del Convenio Básico de Cooperación Técnica, que toma el relevo de unas relaciones de cooperación muy enfocadas en el ámbito cultural, ejecutadas a través del Instituto de Cultura Hispánica.

Nuestras relaciones de cooperación han ido evolucionando a lo largo del tiempo, adecuándose a las realidades de ambos países y adaptándose a los nuevos retos. En estos momentos, estamos iniciando una nueva fase en nuestras relaciones de cooperación, que quedarán incluidas en la XII Comisión Mixta a través de un Acuerdo de Cooperación Avanzada que regulará nuestras relaciones de cooperación para los próximos 8-10 años.

El pasado 22 de enero celebramos una reunión de balance de ejecución y cierre del programa de cooperación técnica y científica para el período 2015 y 2019, con una valoración muy positiva por ambas partes.

Compartimos prioridad en una serie de sectores la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, el desarrollo humano y la inclusión social (educación, salud, género, poblaciones vulnerables, gobernabilidad democrática, fortalecimiento institucional…), cultura y desarrollo (crecimiento económico…) y seguridad y acceso a la justicia. Se ha destacado de igual manera la importancia y el apoyo que supuso para Costa Rica nuestra cooperación en el proceso de ingreso a la OCDE.

Todas las actuaciones se han centrado en poblaciones prioritarias de intervención como son mujeres, indígenas, afrodescendientes y jóvenes desempleados. Asimismo, se ha llevado a cabo un ejercicio de concentración geográfica centrándonos en las regiones más vulnerables del país (Región Brunca, Huétar Norte, región Caribe), así como las zonas más vulnerables del Gran Área Metropolitana.

De entre todos los programas, me gustaría resaltar el de Cooperación triangular (ya en proceso de implementación de la cuarta fase), que ha permitido colocar a Costa Rica como país oferente de cooperación, estableciendo vínculos con varios países de los que, dijeron, habían aprendido mucho: Argentina, Colombia, El Salvador, Honduras, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Ecuador, Cuba o Chile.

Costa Rica valora muy positivamente, y es algo en lo que España trabaja activamente, el compromiso de nuestro país con socios que se encuentran en transición (países de renta media), pero con los que sigue habiendo muchísimos espacios de apoyo y colaboración.

P. ¿Desde la Embajada impulsan becas de estudio en España?

R. El trabajo para fomentar el estudio de costarricenses en España es una de las líneas estratégicas del trabajo de la Embajada. Ponemos mucho empeño y esfuerzo en aportar información y facilitar todos los trámites, desde un convencimiento profundo en las enormes ventajas que estos intercambios humanos tienen para el futuro de la relación bilateral. España se ha consolidado, a lo largo de los años, como el segundo destino de preferencia de los costarricenses para cursar estudios universitarios.

Desde la Embajada se impulsan particularmente las becas de la Fundación Carolina y las becas MAEC-AECID, y se informa igualmente de los programas de becas de los Ministerios de Educación y Universidades, así como de otras Instituciones públicas y privadas.

Tenemos igualmente el deseo de poder organizar a corto plazo, si la pandemia lo permite, una Feria para estudiar en nuestro país con universidades españolas y el apoyo de SEPIE.

En relación con la Fundación Carolina, estamos en plena campaña de difusión y promoción de sus becas para 2021/2022, y acabamos de realizar un evento virtual con responsables de la Universidad de Costa Rica y de la Fundación. Cabe recordar que, desde su creación en el año 2000, la Fundación Carolina ha becado a unos 400 costarricenses para estudiar en España (a lo que se suman 51 becarios del programa de visitantes que ha contado con la participación de ilustres personalidades como la vicepresidenta primera Epsy Campbell, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, Ottón Solís, representante de Costa Rica ante el BCIE…). Una cifra que pone en valor el nivel de los candidatos costarricenses.

P. ¿Cuántos españoles se encuentran inscritos en el Registro de Matrícula Consular?

R. Al cierre del año 2020, constan inscritos en nuestro Registro de Matrícula Consular 10.326 españoles. 9.882 como residentes y 444 como no residentes. En todo caso, los cálculos de la Embajada concluyen que el número total de españoles en el país estaría en torno a los 15.000.

Muchos son dobles nacionales, hispanóticos.

Asimismo, antes de la pandemia, recibíamos unos 70.000 turistas españoles cada año.

P. ¿Podría describir las actividades que desarrolla la colectividad española residente en Costa Rica?

R. Una parte de la colectividad española lleva muchos años en el país, algunos, varias generaciones. Esta colectividad ha destacado en actividades como el comercio, el sector de la alimentación, el desarrollo urbanístico (construcción) o el turismo, entre otros. A esta colectividad se ha unido, en los últimos años, un nuevo flujo de españoles que han llegado al país de la mano de alguna empresa española que desempeña su labor en ámbitos muy amplios y variados que van desde las grandes obras de infraestructura, a la hostelería pasando por energía, sobre todo renovable….

La colectividad española es próspera en términos generales, y participa en distintos sectores económicos, sociales y culturales del país. Se trata de una colectividad muy apreciada en el país, ya que, de alguna manera, han contribuido al desarrollo y la prosperidad de Costa Rica.

La actividad de la colectividad española se articula, además de la Embajada y el Centro Cultural de España en San José ‘El Farolito’, en torno a varias asociaciones de españoles. Entre ellas destaca la Asociación Española de Beneficencia, que en 2021 cumple 155 años, y que acoge en Casa de España gran cantidad de actos y eventos en torno a la cultura y tradiciones españolas.

También hay constituido un Casal Catalán y un Lar Galego, además del Club Campestre Español y la Cámara de Comercio de España en Costa Rica, que en un par de años celebrará su primer centenario.

También tenemos en marcha un Consejo de Residentes Españoles, cuya renovación para los próximos cuatro años acaba de convocarse, con el que trabajamos activamente y con quien el pasado 18 de diciembre, con motivo del Día Internacional del Migrante, colocamos una placa homenaje a los emigrantes españoles en Costa Rica, en el Parque España de San José.

El coronavirus ha supuesto una merma general de las actividades presenciales de todas las asociaciones, que esperamos puedan ir recuperándose poco a poco.

P. ¿Cómo trascurren las relaciones diplomáticas entre España y Costa Rica en su 170º aniversario?

R. España mantiene excelentes relaciones bilaterales con Costa Rica, caracterizadas por la cordialidad y la cooperación en temas de interés común tanto internacionales como regionales lo que ha hecho de nuestros dos países socios, aliados y amigos (ambos hemos suscrito e impulsado iniciativas tales como “llamamiento a la Acción por un multilateralismo reforzado”, “juntos por una respuesta de ALC ante el Covid-19”…).

Por otro lado, España ha sido siempre un facilitador de la convergencia en la relación entre la UE y ALC y entre la UE y Costa Rica.

En este año del Bicentenario de la Independencia de Costa Rica, ambos países queremos caminar de la mano no sólo en la conmemoración de dicha efeméride sino también en el establecimiento de unas bases sólidas para articular nuestra relación durante los próximos 200 años.

Las dificultades derivadas de la pandemia ocasionada por el Covid-19 han fortalecido las excelentes relaciones que ya existían. De esta manera España, a través del sector público pero también del privado, ha respondido a los llamamientos de ayuda por parte de estas autoridades, así mismo, ambos países han patrocinado iniciativas internacionales importantes.

P. ¿Qué ayuda ha brindado España a Costa Rica a raíz de esta lamentable pandemia del Covid-19?

R. España ha estado desde el inicio de la pandemia muy pendiente de la evolución del Covid-19 en este país.

Hemos intentado acompañar a Costa Rica en la gestión de la pandemia compartiendo lecciones aprendidas, estrategias… en diferentes ámbitos a través de video conferencias de alto nivel en diversos ámbitos, sanitarios, turismo, migración, educación y, a nivel político, poniendo sobre la mesa diferentes iniciativas que han tenido bastante aceptación en la Comunidad Internacional. Además, hemos reorientado alguno de los programas de cooperación centrándolos en los sectores y colectivos más vulnerables y más impactados por la pandemia.

Asimismo, desde el Gobierno de España se ha gestionado la donación de equipos de protección individual contra el Covid-19 a la CCSS, a través de AECID, y desde esta Embajada hemos coordinado la generosa contribución de varias de nuestras empresas en respuesta al llamamiento de colaboración por parte de estas autoridades.

Por último, hemos colaborado activamente al retorno de muchos de nuestros ciudadanos no residentes a España (más de 2000) y también hemos colaborado en el retorno de varios costarricenses residentes en Europa a Costa Rica.

P. ¿Cómo valora España que Costa Rica asuma la Presidencia Pro Tempore del Sistema de la Integración Centroamericana SICA en el primer semestre de 2021?

R. Costa Rica asume la Presidencia del SICA en un momento particularmente importante, no solo por los retos planteados por la pandemia de Covid-19, sino por su coincidencia con dos eventos fundamentales para Centroamérica como son la conmemoración del Bicentenario de las independencias de las Repúblicas centroamericanas y el 30º aniversario de la creación del propio SICA.

Es por tanto un momento particularmente propicio para visibilizar la apuesta por la integración centroamericana, así como los fuertes lazos bilaterales entre España y la región, siendo nuestro país un socio fundamental para el SICA.

Los cuatro ejes prioritarios de acción de la presidencia costarricense están muy alineados con algunas de nuestras prioridades de acción exterior:

- Defensa y promoción efectiva de la equidad de género y Derechos Humanos, especialmente de las poblaciones más vulnerables (fundamentalmente poblaciones afrodescendientes y pueblos indígenas).

- Recuperación socioeconómica verde, sostenible y resiliente de la región en un contexto caracterizado por la crisis derivada de la pandemia de Covid-19.

- Promoción de la ciencia, tecnología e Innovación con énfasis en la gestión integral del riesgo y la lucha contra el cambio climático.

- Salud, seguridad alimentaria y nutricional.

P. ¿Cuál es el papel de España con relación a la Coalición de Alta Ambición por la Naturaleza y las Personas, iniciativa coliderada por Costa Rica y Francia?

R. Con esta Iniciativa se busca lograr un ambicioso Acuerdo Global en la Cumbre Mundial de Diversidad Biológica (COP 25) a celebrar el próximo mes de mayo en Kunming (China) para detener la pérdida de especies y proteger los ecosistemas que son vitales para la salud humana y la seguridad económica. La meta específica es conservar, al menos, el 30% de la superficie terrestre y marítima para el 2030, detener la pérdida masiva de especies y proteger ecosistemas clave para el bienestar humano y la naturaleza.

La iniciativa fue presentada por el Gobierno costarricense en septiembre de 2019 durante la Cumbre Climática convocada por el Secretario General de las Naciones Unidas en Nueva York (evento en el cual Costa Rica recibió el premio campeones de la tierra 2019 –máximo galardón Ambiental de las Naciones Unidas–). La primera reunión de ministros convocada en torno a esta iniciativa tuvo lugar durante la Pre COP 25 celebrada en Costa Rica en octubre de 2019.

Desde entonces ha ido contando con sucesivos apoyos y, en el momento de su lanzamiento oficial, incorporaba a más de 50 países, entre los que se encuentra España. Estos países albergan el 28% de la Biodiversidad terrestre mundial, además de una cuarta parte del carbono terrestre (biomasa y suelo), el 28% de las áreas prioritarias de biodiversidad oceánica, así como más de un tercio de las reservas de carbono oceánico.

La vicepresidenta cuarta Teresa Ribera participó en el acto de lanzamiento.

P. Embajadora, ¿cree que las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno siguen teniendo las expectativas que tenían antes?

R. La Comunidad Iberoamericana de Naciones cumple su 30º aniversario. Con el transcurso del tiempo, las Cumbres Iberoamericanas se han consolidado como espacios de diálogo fundamentales, más necesarios hoy en día, si cabe, ante el reto inmenso que supone la lucha contra el Covid-19 y sus efectos.

Por otro lado, el sistema de cumbres iberoamericano se ha demostrado capaz de aglutinar a todos los países de la región, incluso en medio de la crisis de Venezuela y es en este momento la única instancia internacional que los reúne a todos.

Asimismo, con el esfuerzo de todos se han desarrollado verdaderos Espacios Iberoamericanos del Conocimiento, Cultural y de Cohesión Social...). El resultado de 30 años de trabajo son realidades como los programas Ibermuseos e Iberbibliotecas, el Programa de Ciencia y Tecnología, el Plan Iberoamericano de Alfabetización, o los programas de acceso a la Justicia o sobre derechos de las Personas con Discapacidad, entre muchos otros.

El doble tema de este año, centrado en la Innovación para el Desarrollo Sostenible e Iberoamérica frente al reto del coronavirus resulta además fundamental en el contexto de la pandemia y de la era post-covid, por lo que la utilidad de las Cumbres sigue siendo incuestionable.

Tanto España como Costa Rica conceden a las Cumbres Iberoamericanas una prioridad en su respectiva acción exterior. Las máximas autoridades de nuestros respectivos países ya han confirmado asistencia, queda por ver si la participación va a ser presencial o virtual, en función de los resultados de la pandemia.

P. ¿Hay programado algún viaje oficial del Gobierno de España a Costa Rica y viceversa?

R. Sí, estamos trabajando en esa dirección. Este año es un año muy importante para Costa Rica con la conmemoración del Bicentenario de su Independencia, la asunción de varias Presidencias pro témpore (SICA (primer semestre 2021), CEPAL…). Sin embargo, a pesar del interés existente por ambas partes, la evolución de la pandemia en ambos países va a ser un factor determinante.

P. ¿Cuál es la renta per cápita media en Costa Rica?

R. Según el último World Economic Outlook del FMI (octubre 2020), la renta per cápita media es de 11.630 USD a precios corrientes.

P. ¿En qué punto se encuentra la inversión española en el campo económico en Costa Rica, en sectores como el Turismo, Infraestructuras y Productos Alimentarios?

R. En los últimos 10 años, se ha incrementado la presencia empresarial española en Costa Rica. La calidad y competitividad de nuestras empresas contribuye a la creación de empleos, a la generación de riqueza y a la transferencia tecnológica y de conocimientos. En la actualidad están presentes en los principales sectores económicos costarricenses numerosas empresas españolas (Telefónica –cerrando su presencia en el país tras su venta a Liberty Latin America Ltd–, Mapfre, Ineco, Acciona (Agua, Ingeniería, Energía), FCC, Naturgy, Globalvía, Grupo Puentes, Azvi, Copisa, Getinsa, Initec, IDOM, SyC-RITEVE, Typsa, Indra, Barceló, Riu, Iberia o Santillana, entre otras).

Se estima que el stock de inversión española es el 3º en importancia tras el de Estados Unidos y Países Bajos. Los flujos de inversión bruta española en Costa Rica alcanzaron su punto más alto en 2011 y 2012 (150 y 146 millones de euros, respectivamente) ligados, en gran medida, al inicio de operaciones de Movistar en el país. En los datos publicados por la Secretaría de Estado de Comercio, en 2018 se muestran flujos de IED española a Costa Rica por valor de 6 millones de euros, y de 31 millones en 2019. El stock acumulado de inversión directa española en Costa Rica asciende a 887 millones a finales de 2018.

P. ¿Qué mensaje le envía en medio de la pandemia a las empresas españolas que buscan identificar oportunidades de negocio en Costa Rica?

R. El mensaje que enviaría es que permanezcan atentas y sigan de cerca posibles oportunidades en el país. La pandemia ha supuesto un duro golpe para la economía costarricense, pero se mantienen los esfuerzos por facilitar la inversión extranjera y desarrollar algunos proyectos de infraestructuras potentes que pueden ser de enorme interés para empresas españolas (Tren Rápido de Pasajeros, infraestructuras viales, puertos y transporte marítimo, etc.).

Costa Rica ofrece, además una gran confianza para la inversión exterior (por su estabilidad política, por gozar de un sólido Estado de Derecho…).

Otro de los ámbitos a tener en cuenta es el sector de las energías limpias, así como la gestión del agua y el saneamiento. Asimismo, España es líder en materia de transformación urbana sostenible, cuestión cada vez más presente en la agenda costarricense, junto con todo lo relativo a la digitalización.

En resumen, constatamos el interés de las empresas españolas en incrementar su presencia e inversiones en el país, contribuyendo así a la recuperación, desarrollo y crecimiento económico de Costa Rica. El lanzamiento de grandes planes nacionales abre un amplio abanico de oportunidades para nuestras empresas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca