ASISTIERON UNAS 40 PERSONAS, PROCEDENTES DE ALEMANIA Y BÉLGICA

La ciudad alemana de Königswinter fue lugar de encuentro para los participantes del segundo seminario de ¡Adentro!

| 12 Julio 2019 - 14:07 h.
El segundo seminario del año de Adentro volvió a concitar el interés de personas hispanohablantes.
El segundo seminario del año de Adentro volvió a concitar el interés de personas hispanohablantes.

La ciudad alemana de Königswinter fue nuevamente lugar de encuentro para los participantes del segundo seminario del programa ¡Adentro! de este año. Unas 40 personas hispanohablantes, procedentes de diferentes lugares de Alemania y Bélgica, incluidos los docentes, asistieron del 14 al 16 de junio a los cursos y talleres programados para ese fin de semana, en los que cada uno, según sus intereses, tuvo ocasión de formarse en temas relacionados con el bienestar, la salud y los derechos sociales de los emigrantes mayores y, al mismo tiempo, de disfrutar de la convivencia e intercambio de experiencias con otros asistentes.

Organizan los seminarios la Academia Española de Formación (AEF), la Confederación de Asociaciones Españolas de Padres de Familia en Alemania y la Cruz Roja Alemana (DRK), con el apoyo de la Fundació Privada Can Gelabert, del Departamento de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania y de la Dirección General de Migraciones.

 

Participación gratuita

El programa ¡Adentro! ofrece la posibilidad de formarse como animadores socioculturales a personas mayores interesadas en dedicar su tiempo libre al voluntariado social y actuar como multiplicadores de las enseñanzas adquiridas en sus grupos parroquiales, asociaciones y centros de la tercera edad. La participación en los seminarios es gratuita, también se reembolsan los gastos de desplazamiento si se utiliza el medio de transporte más económico y sólo en casos excepcionales fue necesaria una pequeña aportación para ayudar a la financiación. Para participar no se exigen conocimientos previos, lo que cuenta es la voluntad de aprender y de ayudar a otros mayores a mejorar su calidad de vida tras la jubilación.

 

Comienzo del seminario

El seminario comenzó el viernes a las cuatro y media de la tarde con un pleno, en el que los representantes de las diferentes entidades organizadoras dieron la bienvenida a los participantes. El coordinador de ¡Adentro!, Vicente Riesgo, presentó el programa a desarrollar durante los tres días del seminario y explicó cuestiones organizativas necesarias para el buen funcionamiento del evento. También en este pleno se hizo una rueda de presentaciones, en la que algunos asistentes que ya dirigen grupos de mayores informaron sobre su trabajo y otros explicaron los motivos que les movían a participar.

El programa fue intenso. Ya este mismo día se ofrecieron los tres primeros talleres de trabajo del seminario. Excepto los participantes nuevos, que deben asistir obligatoriamente al taller de introducción a la pedagogía de ¡Adentro!, dirigido esta vez por Vicente Riesgo, teólogo y sociólogo, todos los demás pudieron elegir entre dos talleres con diferente temática, uno a cargo del veterano monitor de ¡Adentro! y cofundador de la Confederación Eufemio Cascón, quien, con el título ‘Cómo mejorar el cerebro con la alimentación’, se refirió a la importancia de una alimentación adecuada para mantener las capacidades cerebrales por más tiempo, a la vez que advirtió de los peligros de una dieta alimenticia con alto contenido de grasas saturadas, perjudicial no sólo para el cerebro, sino también para el sistema cardiovascular.

El otro taller estuvo dirigido por el psicólogo Daniel Gil Abascal y trató sobre ‘Cómo reducir el estrés a través del hacer y el escuchar’. El docente explicó la diferencia entre estrés y ansiedad y realizó con los asistentes ejercicios prácticos que les ayudaron a descubrir qué factores potencian la propia respuesta a situaciones de estrés y qué se puede hacer cada día para ponerlos en práctica.

 

Un programa ameno para un día largo

Como en cada seminario, el sábado comenzó el trabajo a las siete y media de la mañana con ejercicios de gimnasia para mayores, dirigidos por Eufemio Cascón, y de yoga, por Teresa Díaz Rivero.

Después del desayuno y el tradicional “pensamiento”, que serviría de hilo conductor de las actividades del día, se formaron tres grupos fijos de formación básica. Uno de ellos dirigido sólo a los participantes nuevos, bajo la dirección de Vicente Riesgo, en el que los futuros animadores socioculturales realizaron el trabajo biográfico, ‘A la Búsqueda de uno mismo’, que es condición indispensable para continuar con la formación. En otro grupo se buscó la fórmula de cómo alcanzar la sabiduría desde principios psicológicos y filosóficos y encontrar la paz. Daniel Gil dirigió este taller, en el que hizo con los participantes un análisis activo de un largo listado de frases famosas de filósofos, escritores y dramaturgos y, finalmente, intercambiaron propias experiencias. Paralelamente, Carmen Salinas habló en su grupo de cómo planificar la jubilación para conseguir la “jubilusión”. A través de las opiniones de los asistentes, se pudo observar cómo las personas mayores aún no jubiladas perciben su jubilación y cómo la describen las ya jubiladas. Salinas insistió en este taller sobre la importancia de planificar bien la jubilación, para que cuando llegue el momento se disponga de “una opción personal meditada y deseada que constituya, realmente, un motivo de júbilo”. La introducción del ritmo ‘Tres cosas hay en la vida’, en un momento del curso, motivó a los participantes a plantearse qué harían al jubilarse y cómo vivirían y de qué, de ahí se derivó la importancia de conocerse a uno mismo, cuidarse y quererse, pero sobre todo, de aprender a valorar las propias experiencias y de afrontar positivamente ese nuevo periodo vital con la propia escala de valores, no dejando de participar en la sociedad a pesar de los estereotipos y prejuicios negativos existentes hacia los mayores. En el taller se resaltó también la necesidad de mantenerse activos física y mentalmente con retos y proyectos que motiven e ilusionen, pero poniendo cuidado de no recargarse con demasiadas actividades, lo que pudiera resultar estresante y, finalmente, llevar a tener que “jubilarse de la jubilación”, dijo la docente, citando al humorista ‘Forges’.

 

Teoría y práctica fueron de la mano

Tras la pausa del mediodía se ofrecieron los temas programados para los grupos alternativos de la tarde. También dirigido por Carmen Salinas, tuvo lugar un taller sobre cómo aprender a respirar y a reir para vivir mejor, en el que la psicóloga explicó el papel del sistema respiratorio y la influencia del estado de ánimo y la actitud personal en la respiración, resaltando la importancia para las personas mayores de respirar correctamente.

A través de ejercicios prácticos, los integrantes del grupo aprendieron y ejercitaron técnicas de respiración que ayudan a combatir el estrés y la ansiedad. Salinas también se refirió en este taller a la risa terapéutica, de la que resaltó sus beneficios para la salud, pues liberaría emociones contenidas aliviando la tensión y, a la vez, estimularía el cerebro. Por sus efectos positivos, esta terapia se estaría utilizando, cada vez con más frecuencia, para aliviar el sufrimiento de niños y mayores en hospitales y zonas en conflicto.

Al mismo tiempo, Daniel Gil dirigía otro grupo, en el que se trabajó con música y realizó con los asistentes ejercicios que ayudan a reducir el dolor en procesos de enfermedad, valiéndose de diferentes técnicas y actitudes, humor y armonía.

En el tercer taller, los participantes pudieron practicar con Eufemio Cascón algunos ejercicios de concentración, reacción y coordinación para mayores, que podrían mejorar y hasta compensar la pérdida de capacidades y las limitaciones propias de la edad.

En la segunda parte de este taller, José Alberto Haro-Ibáñez ofreció información sobre el Seguro Sanitario y otras cuestiones de la Seguridad Social relevantes para los jubilados.

Después de la cena continuó el programa con un ensayo coral y baile para mayores. Para aquellos que lo desearan, se ofreció también la posibilidad de asistir a la celebración de la Eucaristía. El día terminó con una interesante tertulia sobre el cambio climático con Alejandro Kilpatrick, coordinador del sub-programa sobre fortalecimiento de capacidades de la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Bonn.

 

Política social y creatividad para finalizar

El domingo tuvieron lugar tres talleres de formación específica. La política social de atención a las personas mayores en Alemania y en España fue el tema abordado por Carmen Salinas en uno de los grupos. En el taller se habló del envejecimiento como un problema social en crecimiento, debido a una mayor longevidad, a la vulnerabilidad y fragilidad de algunos mayores y a la falta de información que muchos tienen respecto a sus derechos.

La jurista comparó los derechos de la persona mayor en España, donde estarían anclados en la Constitución, y en Alemania, donde la Constitución no provee disposiciones específicas sobre la tercera edad, pero sí trata de la dignidad del ser humano, con la repercusión que ello supone para sus mayores. En común, se trató de visualizar el problema que para ambos Estados supone la mayor esperanza de vida de sus habitantes y se reflexionó sobre las consecuencias en sus políticas sociales, sobre todo, en el ámbito de la sostenibilidad del sistema público de pensiones. En ese sentido, recordó que ante la inevitable preocupación por el futuro de las sociedades y, en especial, por el futuro de los mayores, éstos deberían ser los primeros interesados en la defensa de sus propios derechos, procurando concienciarse e informarse adecuadamente de los mismos.

Un taller de literatura para grupos de mayores, en el que se leyeron y comentaron pasajes de una obra de ‘Clarín’ (Leopoldo Alas), dirigido por Vicente Riesgo, y otro de relajación creativa, con Daniel Gil, en el que los participantes hicieron diferentes ejercicios para el desarrollo de su creatividad y se les brindó la oportunidad de pasar un rato de relajación y serenidad antes de tomar el camino de regreso a casa, cerraron el programa. Después de una pausa para la comida, se realizó todavía la evaluación del evento, que sirve de orientación a los organizadores para programar los seminarios futuros.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca