LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DA SU APOYO, YA QUE PARTE DEL PERSONAL ESTÁ EN CUARENTENA

Aparecen dos focos positivos de Covid-19 en el Hogar Español de Ancianos de Montevideo, un residente y dos enfermeros

| 4 de noviembre de 2020, 14:30
Vista de la fachada del Hogar Español de Ancianos de Montevideo.
Vista de la fachada del Hogar Español de Ancianos de Montevideo.

Dos focos positivos de Covid-19 han aparecido en el Hogar Español de Ancianos de Montevide. Son dos focos distintos, en funcionarios y residentes. Aparentemente están con su hilo epidemiológico controlado. La Asociación Española ha cubierto plazas con sus servicios asistenciales y de compañía para salvar la situación.

Lo que tan cuidadosamente se vigilaba, y a pesar de todos los controles, lamentablemente sucedió. Se solicitó a la Asociación Española dar el apoyo necesario para seguir dando el servicio que requieren los ancianos, dado que una parte importante del personal ha quedado en cuarentena.

Afortunadamente, un residente afectado, de 90 años de edad, ya se encuentra en recuperación. Curiosamente, vivían dos ancianos en la misma habitación y solo uno ha contraído el Covid-19.

Otros dos casos pertenecen al personal de enfermería, lo que originó una intervención urgente del Ministerio de Salud Pública (MSP) con los correspondientes hisopados a todo el personal sanitario de la institución.

Consultado el presidente de la institución, Ángel Domínguez, ha dado tranquilidad al respecto, ya que se ha hecho todo lo indicado por el Ministerio de Salud Pública, y a tiempo, para evitar males mayores a los 140 ancianos residentes.

Los funcionarios positivos de Covid-19 han disparado el protocolo y 60 personas han tenido que ser hisopadas y enviadas a sus casas en cuarentena. Surgió aquí la emergencia de cubrir esas plazas con urgencia. El presidente del Hogar, Ángel Domínguez, ha manifestado: “No encuentro palabras para agradecer tanta gratitud recibida del gerente general, Julio Martínez, y del presidente de la Española, Fernando García, para solucionar con celeridad esta situación”.

El Hogar Español de Ancianos venía con un estricto control sobre el Covid-19, a tal punto que se habían suspendido todas las visitas cuando fueron detectados casos de coronavirus en otros hogares de ancianos del país. En aquel momento, se había hisopado a todo el personal y los residentes para estar seguros.

Esta institución sin fines de lucro, que originalmente era de beneficencia, luego de una gran ampliación de sus instalaciones, pasó a ser un centro hospitalario, obligando así a la contratación de más personal con las correspondientes leyes laborales de sus empleados. De ahí en más, la institución ha sido muy jaqueada en el aspecto económico. La mayoría de sus residentes necesitan cuidados las 24 horas, algunos con dependencias severas, y eso multiplica la necesidad de personal.

Desde hace años se viene buscando una solución para poder hacerlo autosustentable y muy lentamente van apareciendo algunos caminos posibles. Uno sería con una ordenanza del Ministerio de Seguridad Social, pasar el personal al régimen de 8 horas. En un momento se llegó a tener un empleado por residente, algo que desde el punto de vista económico es inviable sustentar.

También se ha buscado el apoyo solidario de grandes empresas multinacionales españolas radicadas en el país, pero sin éxito hasta el momento. El sustento más importante ha sido siempre el propio Estado español, que, a través del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, colabora manteniendo a flote al ‘buque insignia’ de la colectividad española en Uruguay. Con la crisis actual que vive España, esa ayuda podría mermar y se impone encontrar una salida hacia la autosustentabilidad con urgencia.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca