ESTE AÑO, POR CULPA DE LA PANDEMIA, EL TRADICIONAL FESTEJO TENDRÁ QUE ESPERAR

El Centro de Castilla y León de Mar del Plata cumple 70 años desde su fundación

| 1 de julio de 2020, 14:21
Una de las celebraciones del Centro de Castilla y León de Mar del Plata.
Una de las celebraciones del Centro de Castilla y León de Mar del Plata.

El Centro de Castilla y León de Mar del Plata cumple 70 años de su fundación. Una nueva celebración llegará para la colectividad castellana de la ciudad el próximo 3 de julio, pero, debido a la cuarentena que rige en Argentina por la prevención por el coronavirus, este año el tradicional festejo de cumpleaños tendrá que esperar.

Esta institución española es muy reconocida en Mar del Plata y también en toda la Argentina. Es muy buena representante de las tradiciones culturales de Castilla y León a nivel local y nacional.

Se recuerda en la historia de su creación, que, en las instalaciones del ex Hotel Lux, ubicado en la calle Mitre entre 25 de mayo y 9 de julio, en la propiedad de los hermanos leoneses Bardón y un grupo de empleados, del ex supermercado La Estrella Española, guiados por José González Gonzalez, fundaron el Centro Regional Leonesa. Eligieron la primera comisión directiva, presidida por Miguel Román, de la ciudad de Mar del Plata, el 3 de julio de 1950. Las actividades estuvieron dirigidas para recaudar fondos y ayudar a los castellanos que seguían llegando de España. Luego de un par de años, compraron una propiedad en la calle Hipolito Yrigoyen 2067, que hoy es la sede de la institución.

A partir del año 1992, la Junta de Castilla y León solicitó que el Centro Región Leonesa se unificara con el resto de las provincias que conforman la autonomía. Así, bajo la presidencia de Constantino Álvarez Fernández, el 3 de julio de 1993 se convocó a una asamblea extraordinaria en la que se resolvió por unanimidad el cambio de denominación y la entidad pasó a llamarse Centro Castilla y León de Mar del Plata.

La institución siguió creciendo y, bajo la presidencia de José Pérez Pinar, impulsó el desarrollo de las subcomisiones de Mujeres, Cultura y Jóvenes, y lograron sumar nuevos socios. Las subcomisiones permitieron a los socios realizar numerosas actividades. La de Mujeres realizaba los famosos ‘chocolates de la alegría y la amistad’, las reuniones de té-canasta, burako y juegos de salón; y la subcomisión de Cultura, conferencias de variados temas. También los jóvenes organizaban los torneos deportivos logrando la incorporación de nuevos castellanos y leoneses.

También siguió creciendo en el apartado de infraestructuras, con varias obras: dos nuevas salas en el primer piso para diversos usos, la Secretaría y un segundo piso para conferencias y cursos. También la instalación de un ascensor que cubrió una gran necesidad principalmente para la gente mayor.

Las celebraciones destacadas son la distinción del Cid Campeador, que se realiza en la fiesta aniversario; la estatuilla de Isabel la Católica, que se entrega en la celebración del Día Internacional de la Mujer a aquellas mujeres muy reconocidas por sus méritos, vocación y trayectoria en bien de la comunidad; y también, a fin de año, se entregan distinciones a los socios y jóvenes que se han destacado por su labor dentro de la colectividad. También comentan con orgullo en el Centro Castilla y León de Mar del Plata que seis reinas suyas fueron electas ‘Reina de la Hispanidad’ en el festival anual en el Teatro Avenida de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Durante el año realizan numerosos eventos, las paellas de verano en enero, febrero y marzo. El día internacional de la mujer en marzo; en abril, la fiesta de la Autonomía de Castilla y León; en mayo, el Arroz a la Zamorana. En junio se realizan los festejos de la provincia de Burgos y el gran festival artístico del Teatro Colón, dando comienzo a los festejos del Aniversario, que tienen lugar durante el mes de julio y culminan con el banquete y entrega de la distinción del Cid Campeador. En agosto, el almuerzo del Botillo, que llevan 37 años realizándolo. En septiembre, llegan los festejos de Salamanca; en octubre, continúan los festejos de la Virgen del Camino, de la provincia de León. En noviembre se realiza el tradicional Arroz a la Castellana y también la muestra de dibujo y pintura sumado a la finalización de los cursos de encajeras a Bolillo.

Al llegar a fin de año, se reúnen todos los socios y amigos para despedir el año con un brindis y un gran baile hasta la madrugada. Por tantas actividades, es el centro elegido por la mayoría de los marplatenses españoles y argentinos, logrando estar en los primeros lugares de las instituciones españolas destacadas de Argentina.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca