JOSÉ CASO VIGIL APROVECHÓ EL ACTO PARA DAR EL RELEVO PRESIDENCIAL A JOSÉ MARÍA PÉREZ

El Centro Asturiano de Montevideo celebró su 102º aniversario

| 13 Septiembre 2012 - 10:23 h.
José Caso, acompañado por José María Pérez –1º dcha.–, dió la bienvenida a los asistentes a la celebración.
José Caso, acompañado por José María Pérez –1º dcha.–, dió la bienvenida a los asistentes a la celebración.

El Centro Asturiano-Casa de Asturias celebró sus 102 años en su sede del Prado con un almuerzo que nucleó a toda la familia asturiana y a amigos de la institución.

Por la mañana se celebró una misa en honor a la Virgen de Covadonga, patrona de Asturias, en la gruta en honor a la Santina que tiene la institución y que fuera inaugurada al cumplirse los 100 años de asturianía en el Uruguay.

Luego, se realizó la procesión de la virgen por las calles cercanas a la institución y la posterior actuación de los grupos folklóricos asturianos ante un nutrido núcleo de allegados a la institución.

El salón principal del centro se vio desbordado de comensales deseosos de degustar la exquisita fabada que se realiza en la institución y que reunió a asociados y amigos para celebrar juntos un nuevo año de asturianía en el país.

Participaron de la misma el cónsul general, Eduardo de Quesada; el consejero laboral, Andrés González Ponga; el presidente de la Federación de Instituciones Españolas del Uruguay (FIEU), Jorge Torres Cantalapiedra; y directivos de otras instituciones.

Al dar la bienvenida a los presentes el presidente de la institución, José Caso Vigil, anunciaba que ésta sería su última actividad pública como presidente, transmitiendo el cargo al recientemente electo, José María Pérez Pérez, quien regirá los destinos de la institución en el próximo período.

Pérez es un asturiano nacido en Salas y llegado al Uruguay en 1955 e íntimamente ligado a la institución desde su llegada, por tanto con un cabal conocimiento de la institución y de la colectividad, lo que augura un muy buen mandato, quedando en buenas manos el cargo que dejará Caso Vigil.

El almuerzo culminó con la degustación de sidra asturiana escanciada como suele hacerse en Asturias y dando un mayor toque de alegría a la jornada.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca