POR SU DEDICACIóN A LA DIFUSIóN DE LA CULTURA GALLEGA EN LA REPúBLICA ARGENTINA

La Unión de Asociaciones Gallegas homenajeó a Martín Frieiro Varela y Antonio Fernández Trigo en su cena anual

En su cena anual, la Federación Unión de Asociaciones Gallegas de Argentina rindió homenaje a los maestros coreutas Martín Frieiro Varela y Antonio Fernández Trigo por su dedicación a la difusión de la cultura gallega en la República Argentina.

 

La Unión de Asociaciones Gallegas homenajeó a Martín Frieiro Varela y Antonio Fernández Trigo en su cena anual
Homenaje Fuagra  Martín Frieiro Varela
La Unión de Sociedades Gallegas de Argentina distingue a Martín Frieiro Varela.

En su cena anual, la Federación Unión de Asociaciones Gallegas de Argentina rindió homenaje a los maestros coreutas Martín Frieiro Varela y Antonio Fernández Trigo por su dedicación a la difusión de la cultura gallega en la República Argentina.

Durante el encuentro, que tuvo lugar el viernes 24 en Casa Galicia, la presidenta de Santa Comba de Xallas, Josefa Gerpe Pazos, entregó la placa correspondiente a Martín Frieiro Varela, nacido en Rianxo y llegado a la Argentina en 1952. Manuel Eiranova, presidente de Casa Galicia, hizo lo mismo con Antonio Fernández Trigo.

Tras la entrega de las distinciones, el presidente de la Unión, José Luis Sangiao, y el delegado del Gobierno gallego en Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro, destacaron el valor de dos vidas de trabajo y de personas de bien.

Seguidamente, el Coro de Santa Comba de Xallas y el Conjunto de Gaita y Baile ‘Airiños’ de Casa Galicia animaron la celebración, que finalizó con una gran queimada preparada por el vicecónsul honorario de España de la Zona Centro de la Provincia de Santa Cruz, Distrito Magallanes y Josefa Silva Castro. La ‘performance’ incluyó también a mujeres del Coro de Santa Comba.

Martín Frieiro Varela

Martín Frieiro Varela nació en Rianxo (A Coruña) el 26 de junio de 1925. En Galicia fue labrador, cantero, pescador y marisquero de la Ría de Arousa. Emigró a Argentina en el año 1950, con 25 años de edad, tras haber estado en Marruecos. Se radicó en Buenos Aires, donde trabajó como albañil, taxista, pastero, comerciante, artesano, etc.

Comenzó en la música en el Coro Castelao, cuando lo dirigía Ángel Romero (quien junto con Jesús Frieiro, es autor de ‘A Rianxeira’). Participó en el Coro Saudades, Os Enxebres, Cambados, Rias Baixas, Valle Miñor y otros. Desde 1980 hasta 2013 fue integrante del Coro del Centro Gallego de Buenos Aires, con el que participó en numerosas presentaciones en los más diversos escenarios, dentro y fuera de la colectividad.

Hoy, con casi 90 años, que cumple el próximo mes de junio, mantiene intacto su caudal de voz. Es un eximio percusionista de pandereta y cunchas, instrumentos con los que suele acompañarse cuando canta, ya que posee una maravillosa voz de tenor. Además, toca el piano (autodidacta) y es compositor y arreglador de temas musicales.

Martín Frieiro Varela es además un gran artista plástico. Se define como un artesano-autodidacta, trabaja diversos materiales, entre ellos la madera, prevaleciendo en su obra los hórreos gallegos y asturianos, así como cruceiros, faros, carros y elementos de labranza (en escala), barcas gallegas, rueda de afilador, maquetas, etc.

También pinta al óleo. Sus telas reflejan temas campesinos, marítimos y el paisaje de las rías gallegas.

Ha realizado una gran cantidad de exposiciones de sus pinturas, cuadros, esculturas y artesanías, de las que dan testimonio gran cantidad de recortes de periódicos de la colectividad, y de fotografías. Expuso sus obras en el Centro Gallego en los años 1997 al 1999 y del 2002 al 2006; en el Centro Galicia, en la Sala Luis Seoane, entre 2002 y 2006; en el Colegio de Avellaneda y Paysandú en 1995; en el Centro Noia-Rianxo en 2002; en la Casa de la Provincia de Corrientes en 2004; en los estands de Noia-Rianxo y de Santa Comba de Xallas en ‘Buenos Aires Celebra Galicia’ en 2014.

Desde el año 2010 es el director de la Coral Santa Comba de Xallas, que conforman 30 coreutas, en su mayoría nacidos en Galicia. Como director de esta Coral ha realizado las siguientes presentaciones: Centro Burgalés; Falla Valenciana El Turia en 2010; Sociedad Española de Socorros Mutuos de Zárate; Teatro Hispano de Zárate; Asociación Bancaria (C.A.B.A.) en 2010; Teatro Castelao en 2010; Centro Cultural de La Estrada; Cangas del Narcea en 2010; Centro Galicia de Buenos Aires en 2011; Santa Comba de Xallas en 2011 (para el presidente de la Diputación de A Coruña); Parroquia Nuestra Sra. de la Victoria de La Plata en 2011; Café Monserrat en 2012; Hogar Gallego de Domselaar en 2012; Centro Montañés en 2012; Centro Zamorano en 2013; Parroquia Dulcísimo Corazón de Jesús en 2013; Centro Cangas del Narcea en 2014; y Casa de Galicia en 2014.

Antonio Fernández Trigo

Antonio Fernández Trigo es un hombre apasionado, del mármol a las canciones

y danza de su tierra. Los detalles en el trabajo y su cultura siempre fueron algo categórico de este español arraigado en Argentina. Llegó a la Argentina en el año 1952 junto a su madre y sus tres hermanos. Aquí formó su hogar junto a su esposa, Asunción (a quien conoció en la colectividad del Centro Orensano), y sus dos hijos: José Antonio y Mariza Fernández.

Antonio transita su vida entre su familia, trabajo y su pasión por el canto y la danza.

En 1954 empieza formando parte de ‘Residentes de Vigo Terra Nossa’ (Centro Orensano) y ‘Bretemas’ hasta 1957.

En 1958 se funda el Coro ‘Breogán’, un equipo compuesto de músicos, coristas y cuerpo de baile, alrededor de 50 personas entre hombres y mujeres. Allí estuvieron en Casa Tuy por cinco años.

Tras cinco años de trayectoria, ‘Breogán’ se disuelve y Fernández se integra en el coro ‘Rosalía de Castro’, que en el año 1979 se fusiona con el coro de Casa Galicia dando lugar al nacimiento del Coro ‘Lenbranzas da Terra’. Allí no solo participa en el coro y el cuerpo de danzas, sino también como presidente y secretario de intendencia, donde integró la comisión directiva de la institución durante dos décadas.

La Unión de Asociaciones Gallegas homenajeó a Martín Frieiro Varela y Antonio Fernández Trigo en su cena anual