El presidente participó en la entrega de diplomas a los beneficiarios de las becas BEME

Rueda destaca el compromiso de la Xunta con el apoyo a los retornados a través de ayudas que suman más de 5,5 millones de inversión

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, resaltó el compromiso de la Xunta con los gallegos en el exterior que desean retornar a la Comunidad a través de diferentes líneas de ayudas que suman más de 5,5 millones de euros de inversión. El titular del Gobierno gallego, que asistió este viernes 17 a la entrega de los diplomas a los beneficiarios de las becas BEME (Bolsas de Excelencia Mocidade Exterior) en la Cidade da Cultura en Santiago, destacó que las medidas puestas en marcha por la Administración gallega para el apoyo al retornado permitieron que 25.000 personas volvieran a Galicia desde 2018.

Rueda destaca el compromiso de la Xunta con el apoyo a los retornados a través de ayudas que suman más de 5,5 millones de inversión
IMG_6644
El presidente y secretario xeral, junto con algunos de los becarios de las BEME.

En el acto con los becarios de la última convocatoria del programa BEME, Rueda, que estuvo acompañado por el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y por los rectores de las tres universidades gallegas, entre otras autoridades, subrayó la importancia de esta iniciativa que desde 2017 permitió que 1.150 jóvenes gallegos que viven en el exterior o descendientes de gallegos regresaran a Galicia para estudiar un máster.

El presidente agradeció a los asistentes que apuesten por un futuro en Galicia y destacó que estas becas suponen “una oportunidad” para que los jóvenes completen su formación y regresen “a su tierra”, pero también una oportunidad para la Comunidad, ya que la llegada de profesionales jóvenes y de alta cualificación “supone una vía para hacer frente al reto demográfico y permitirá mejorar la competitividad del tejido empresarial”.

Ante el aumento de la demanda de este tipo de becas –en la convocatoria de 2021 hubo el doble de solicitudes (470) que de plazas (200)–, la Xunta incrementó de cara al próximo curso 2022-2023 el número de beneficiarios hasta los 250, medio centenar más que la última edición.

Un total de 200 jóvenes procedentes de 19 países obtuvieron una beca BEME en la convocatoria de 2021. De ellos, 25 son gallegos que emigraron fuera de la Comunidad y los 175 restantes son hijos, nietos, bisnietos o tataranietos de emigrantes gallegos. La edad media de los becarios de esta última convocatoria fue de 29 años y Argentina, España, Venezuela, Brasil, Uruguay y Cuba fueron los países de origen con más beneficiarios.

En declaraciones a ‘Galicia en el Mundo’, el secretario xeral de Emigración reconoció que el éxito de estas convocatorias era esperado porque obedece a una demanda realizada previamente a la concesión de las becas por los propios interesados. Rodríguez Miranda reconoció también que en el próximo curso podrían volver a convocarse las becas en el área de Formación Profesional, que quedaron suspendidas como consecuencia de la pandemia.

Distintas ayudas al retorno

Además del programa de becas BEME, la Xunta cuenta con otras ayudas para facilitar el retorno de los gallegos en el exterior como una línea de aportaciones para aquellos que regresen a la Comunidad para emprender, dotada de 1,5 millones de euros en 2021 y que desde 2013 permitió dar apoyo a 500 iniciativas emprendedoras. Además, los retornados pueden optar a ayudas para hacer frente a los gastos extraordinarios derivados de su regreso a Galicia, una línea que cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros.

Una serie de medidas que fomentan el retorno de gallegos que emigraron fuera de la Comunidad y que permiten encarar el problema del reto demográfico que vive Galicia y el resto del país. Para revertir esta situación, la Xunta cuenta con otras iniciativas como la ‘Tarxeta Benvida’ o la gratuidad de las escuelas infantiles para todos los niños a partir del próximo curso.

Rueda destaca el compromiso de la Xunta con el apoyo a los retornados a través de ayudas que suman más de 5,5 millones de inversión