Entre sus señas de identidad está la promoción exterior de la cultura gallega

Rosario Álvarez, reelegida presidenta del Consello da Cultura Galega

El Plenario del Consello da Cultura Galega (CCG) reeligió a Rosario Álvarez (Pontevedra, 1952) como presidenta para el que será su segundo y último mandato, una etapa con un renovado impulso que mantendrá sus señas de identidad: gestión participativa, búsqueda de nuevos públicos, cohesión del tejido cultural gallego y colaboración con todo tipo de entidades, así como la promoción exterior de la cultura gallega.

Rosario Álvarez, reelegida presidenta del Consello da Cultura Galega
Rosario Álvarez, reelegida presidenta del Consello da Cultura Galega.

El Plenario validó el proyecto presentado por Rosario Álvarez, que manifestó su deseo de continuar con una dirección no presidencialista sino marcada por una gestión participativa que contribuya a activar la implicación de los miembros del Plenario junto con los de las Secciones, Comisiones y Archivos. En su intervención, la presidenta electa incidió en la relevancia de fortalecer internamente la institución y reforzar la cohesión del sistema, procurando una interlocución fluida con agentes culturales de diverso tipo. Además, demandó la necesidad de ofrecer espacios de confluencia para toda la sociedad en los que compartir reflexiones, inquietudes, balances, propuestas de futuro, problemas y soluciones, formación y divulgación de nuevo conocimiento, siempre alrededor de la cultura gallega.

Rosario Álvarez comparecerá como presidenta electa en el Parlamento de Galicia y su nombramiento será efectuado por el Consello de la Xunta de Galicia y posteriormente publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG). Tras su incorporación oficial, el Pleno del Consello da Cultura Gallega elegirá los miembros de la nueva Comisión Ejecutiva por propuesta de la presidenta.

Programación 2022-2026

El proyecto presentado por Rosario Álvarez para los próximos cuatro años responde al principio de programación participativa, en el que colabora todo el organigrama de la institución, junto con un número creciente de socios de todo el sistema. Mantendrá iniciativas que ya estaban en marcha, como el programa de actividades siguiendo un modelo institucional cohesionado; la estrategia de programación y comunicación digitales; los informes, documentos de trabajo y asesoría; el enriquecimiento, gestión y explotación de los fondos de los centros de documentación del CCG, con una mención expresa a la necesidad de visibilizar el fondo fotográfico de la institución.

Continúan también como líneas de trabajo la apuesta por la igualdad de oportunidades de acceso a la cultura y su disfrute; el diseño de estrategias para llegar a nuevos públicos con el ánimo de extender los valores de la lengua y la cultura gallegas; y trabajar por la internacionalización de la cultura gallega.

Entre las acciones más inmediatas está la conmemoración del 40º aniversario del Consello da Cultura Gallega, con una programación propia diseñada no solo para visibilizar la institución y la relevancia de su trabajo, sino para abrir una nueva etapa de plena madurez.

Balance de los primeros cuatro años

En el primer mandato de Rosario Álvarez se desarrollaron 358 actividades, con un promedio de 71 anuales. La búsqueda de nuevos públicos, repensar los enfoques, las temáticas, los formatos de comunicación y actividades, así como la diversificación de actividades fuera de la sede institucional en Santiago, son algunas de las líneas centrales de su acción. En estos cuatro años se reforzó la actividad asesora, con 191 informes, documentos de trabajo, barómetros y coyunturas. Algunos de ellos tan destacados como el realizado sobre el impacto de la energía eólica en el paisaje cultural en Galicia, sobre los fondos patrimoniales del Centro Gallego de Buenos Aires o sobre la situación del teatro gallego. Además, contribuyó a intensificar los estudios sobre la realidad cultural, especialmente durante la crisis provocada por el Covid.

En este mandato destacó la constitución del Centro de Documentación en Igualdad y Feminismos (CDIF) como una forma de reforzar la línea de archivos y centros de documentación de la institución, centrada en poner a disposición de la ciudadanía un servicio de materiales bibliográficos, webgráficos, hemerográficos y audiovisuales, de carácter especializado y permanentemente actualizado.

Durante este período se dinamizó la acción exterior de la institución, que aprobó en 2021 un nuevo plan de acción que cuenta con cuatro líneas de atención principales: la Galicia desperdigada (de la emigración y del exilio), los países de lengua portuguesa, la relación con Europa y la posición atlántica de Galicia.

En estos cuatro años se desarrolló una línea de innovación en formatos que se integraron en la programación de la institución y que se concretó en la elaboración de proyectos audiovisuales como ‘As mulleres do porvir’ o ‘Aquí medra a lingua’, podcasts como ‘A lindona de Galicia’ o ‘A camisa’, entre otras actuaciones.

Perfil de la presidenta

Rosario Álvarez es doctora en Filología por la Universidad de Santiago de Compostela (USC) en la que desarrolló su labor docente e investigadora en el Departamento de Filología Románica y en el de Filología Gallega. Es catedrática del área de Filologías Gallega y Portuguesa desde 1998. En esta universidad fue también vicerrectora de Profesorado (1990-1994), directora del Departamento de Filología Gallega (1995-1999) y directora del Instituto de la Lengua Gallega (2005-2013).

Sus líneas de investigación siguen tres ejes: el estudio de la gramática descriptiva de la lengua gallega, con una perspectiva sincrónica, pero con atención a la historia de la lengua gallega y a la gramática contrastiva portugués-gallego; la variación y el cambio lingüísticos, tanto en el gallego actual como en el antiguo y medio; y la edición y estudio de textos del gallego medio y del gallego de la etapa previa al Rexurdimento.

Álvarez es miembro del equipo del Atlas Lingüístico Gallego (Alga), coautora de dos gramáticas del gallego, con Monteagudo/Regueira (1986) y Xove (2002), e investigadora principal del equipo redactor de la gramática de la Real Academia Gallega. Asimismo, es directora del Tesoro del léxico patrimonial gallego y portugués, en el que colaboran equipos de Galicia, Portugal y Brasil, y codirectora del proyecto ‘Gondomar. Corpus dixital de textos galegos da Idade Moderna’; en el CCG es, además, responsable del proyecto ‘Gallaeciae Monumenta Historica’.

Desde el año 2003 es miembro de la Real Academia Gallega, de la que fue tesorera (2013-2017), coordina el Seminario de Gramática y dirige la Sección de Lengua.

Rosario Álvarez, reelegida presidenta del Consello da Cultura Galega