Más de mil personas se dieron cita en este certamen en el municipio de Ramirás

Rodríguez Miranda asistió a la entrega de premios de la undécima edición del Festival Internacional Rebulir

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y la delegada de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, asistieron el pasado sábado a la entrega de los premios de la undécima edición del Festival Internacional Rebulir, que tuvo lugar en la localidad orensana de Ramirás.

Rodríguez Miranda asistió a la entrega de premios de la undécima edición del Festival Internacional Rebulir
8.Rebulir-Miranda
Miranda –1º por la izda.–, durante la entrega del premio al grupo Leilía.

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, y la delegada de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, asistieron el pasado sábado a la entrega de los premios de la undécima edición del Festival Internacional Rebulir, que tuvo lugar en la localidad orensana de Ramirás.

Entre los aplausos de más de mil personas amantes del folclore, discurrió la gala central de la undécima edición del Festival Internacional Rebulir (FIR), en el polideportivo de O Picouto, en el municipio de Ramirás. El certamen, un año más, abogó por la música de raíz, como lleva haciendo desde sus inicios. El FIR está organizado por la Asociación Cultural Rebulir, el Ayuntamiento de Ramirás y la Diputación de Ourense, con el apoyo de la Xunta por medio de la Secretaría Xeral de Cultura y la Secretaría Xeral de Emigración

El recinto se convirtió en un cómputo de música, danza, cultura, costumbres, reconocimientos y sorpresas que no dejaron indiferente a ninguno de los presentes, entre ellos la delegada de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz; el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda; el vicepresidente de la Diputación , Rosendo Fernández; el jefe territorial de Política Social, José Selas; y el alcalde de Ramirás, Carlos Rodríguez; además de diputados del Parlamento gallego y de las Cortes generales, alcaldes de ayuntamientos de la comarca y otras autoridades y personalidades.

El actor orensano Diego Freire fue el encargado de conducir la gala, que empezó con la llamada al escenario de una representación de los siete grupos participantes: el colectivo local, Rebulir; y las agrupaciones A.F.M. Villa y Condau de Noreña (Asturias), G.F. Casa do Povo de Cacia (Portugal), Coros y Danzas El Miajón (Extremadura), G.F. Mar de Arousa (Vilagarcía de Arousa), Lous Crabots de Semisens (Francia) y Batuko Tabanka (Cabo Verde). Después de mostrarse orgullosos con sus banderas y trajes más tradicionales, recibieron un regalo por su participación en el certamen.

Antes de las actuaciones, se reconoció a Leilía y a Marcos Pereiro y Xosé A. Touriñán con los Premios Rebulir 2016, “por trabajar en pro de la cultura gallega y tener esa capacidad de hacer humor en nuestra lengua, respectivamente”, explicó el director artístico del Festival, Alexandre Sotelino. Los galardonados se mostraron “profundamente agradecidos” y, como muestra de ello, quisieron agradecer el reconocimiento con pequeñas, pero muy emocionantes, intervenciones: las primeras mostrando sus hermosas voces y dotes para la música y los segundos dando ese toque de humor que los caracteriza. Además, la Banda Municipal de Música de Ramirás recogió en la presente edición del Festival el Premio Homenaje “dada nuestra amistad, el trabajo conjunto y su trayectoria”, explicó Sotelino.

Tampoco se quedó sin su regalo Héctor Braga, el músico asturiano con el archivo más grande de música tradicional de su tierra. Precisamente, fue él el encargado de dar el pistoletazo de salida de esta undécima edición el pasado jueves, con un concierto que maravilló a los vecinos de Ramirás. Hecho que se repitió el sábado, con su actuación conjunta con el grupo representante de la provincia vecina.

Tras los reconocimientos, llegó la hora de convertir el polideportivo en un magnífico escaparate de música y tradición, de la mano de las agrupaciones invitadas. Una hora y media llena de ritmo, color y tradición que hicieron de este acto el plato principal del menú del Festival. La sobremesa llegó finalizada la gala, con una Jam Session intercultural en Celanova, que sirvió para despedir esta undécima edición del Festival Internacional Rebulir.

Rodríguez Miranda asistió a la entrega de premios de la undécima edición del Festival Internacional Rebulir