El programa busca aumentar la participación de las mujeres en la actividad económica

Las retornadas podrán incorporarse al mercado laboral a través del programa dirigido a los ámbitos rural y urbano

Las mujeres retornadas podrán beneficiarse del nuevo programa de la Xunta de apoyo a las mujeres en los ámbitos rural y urbano, incluido en el Plan Emprega Muller, presentado por la directora xeral de Formación para o Emprego e Orientación, Zeltia Lado, en la comisión parlamentaria donde destacó sus características.

Las retornadas podrán incorporarse al mercado laboral a través del programa dirigido a los ámbitos rural y urbano
Portrait of a business manager doing the books at a bar using a tablet computer
El plazo de inscripción está abierto hasta el próximo mes de octubre.

La iniciativa, con una inversión de 2,8 millones de euros busca enriquecer la captación de mujeres desempleadas y retornadas en la actividad económica de sus zonas de residencia con acciones centradas en la formación, en el emprendimiento y en el asesoramiento en los campos digital, tecnológico, de la economía social o aprovechamiento forestal, pesquero y agrario, entre otros. La Xunta estima la participación de cerca de 1.100 mujeres en esta actuación, lo que supondrá, en palabras de Lado, una inversión media por mujer de 2,552 euros para “formar y recuperar el talento femenino”. De este modo, del total de participantes, unas 220 mujeres como mínimo se incorporarán al mercado de trabajo al final de la iniciativa.

Para participar, las mujeres retornadas deberán estar inscritas como demandantes de empleo en el Servizo Público de Emprego de Galicia y residir, preferentemente, en municipios de menos de 5.000 habitantes que presenten necesidades de cualificación o recualificación formativa o profesional para poder acceder a un sector laboral concreto relacionado principalmente con la economía verde y digital, ya que el 35% de las participantes deberán realizar un itinerario individualizado orientado al desarrollo de competencias en empleos verdes, y el otro 35% en empleos digitales. El plazo de inscripción está abierto hasta el próximo mes de octubre.

La directora xeral destacó el papel fundamental que juegan las entidades locales en el desarrollo de este programa, ya que son ellas las destinatarias de las ayudas de la Xunta para que puedan poner en marcha la actuación. Por eso, la formación impartida estará relacionada con los puestos de trabajo con perspectivas territoriales, derivados de las necesidades del mercado laboral rural y urbano en el que se desarrolle el programa.

Esta iniciativa tendrá una duración de 12 meses y revertirá en la sociedad desde tres pilares: sobre las mujeres retornadas participantes; sobre el entorno, ya que mejorará el desarrollo productivo de las zonas donde se realice; y sobre la lucha contra la desigualdad, ya que la iniciativa también busca hacer frente a la brecha de género que, sobre todo, existe en medio rural, al tiempo que busca la permanencia de las mujeres en su territorio mejorando su perspectiva profesional. “Fomentamos la fijación del talento de las mujeres en el territorio”, añadió Lado. 

Plan Emprega Muller

El nuevo programa autonómico se enmarca en el Plan Emprega Muller, que cuenta para este año con un presupuesto de 35,8 millones de euros, con el objetivo de hacer frente a los efectos socioeconómicos derivados de la pandemia habida cuenta las particularidades del territorio gallego y con el fin de luchar contra la brecha de género.

Emprega Muller, según Lado, es una nueva oportunidad de apoyo para las mujeres que quieran mejorar su empleabilidad en el ámbito rural y urbano gallego. “Es una firme y nueva vía para apoyar el crecimiento en femenino de toda la sociedad gallega y un compromiso reafirmado del Gobierno de la Xunta por las personas, por nuestro entorno, por la igualdad y por el futuro social, económico y territorial de Galicia”.

El Plan Emprega Muller incluye el desarrollo de cinco nuevos programas. Además del destinado al medio rural y urbano, Lado destacó los nuevos programas integrados de empleo exclusivos para mujeres, dotados con 4,8 millones de euros, y que se desarrollarán en colaboración con las entidades locales y sin ánimo de lucro; y las unidades formativas en empresas en sectores con subrepresentación femenina, que cuenta para este año con 3,5 millones de euros de inversión para financiar el 100% de la formación que se imparte en centros de trabajo, apoyando, al mismo tiempo, a las empresas en las contrataciones. Es este último un programa en el que se estima que participen 2.667 mujeres y que puedan contratarse unas 1.100.

Las retornadas podrán incorporarse al mercado laboral a través del programa dirigido a los ámbitos rural y urbano