LA MUESTRA DE ESTA PINTORA PODRÁ VERSE HASTA EL 30 DE DICIEMBRE

Ramón Sánchez Ocaña dice en la Casa de Galicia en Madrid que “Alicia Antón pinta emociones”

| 4 de diciembre de 2014, 10:25
Alicia Antón ante una de sus obras
Alicia Antón ante una de sus obras.

“Sus cuadros parecen reclamar silencio. Alicia Antón guarda detrás de cada lienzo, entre sus pinceladas, esa emoción callada que se esconde en esas calles vacías, en esa visión de un tiempo que se fue”, dijo el popular periodista y escritor Ramón Sánchez Ocaña de la obra de la artista en la inauguración de la muestra en la Casa de Galicia en Madrid, en la que también intervinieron el coordinador de Actos Culturales de la Casa, Ramón Jiménez y la propia autora.

“Alicia pinta emociones en forma de calle retorcida, o de casa semiabandonada. Su pintura no se puede encasillar porque son muchas a la vez”, señala Sánchez Ocaña de la obra de Alicia Antón, y destacó también su capacidad pictórica: “Le basta la popa de un barco para pintar todo un puerto”, además “son obras que invitan a la reflexión”.

Por su parte, Jiménez recordó que la pintora es la segunda vez que expone en esta Casa, pues la primera fue en el mes de junio de 1996: “Nos sentimos muy honrados con su regreso; han pasado desde entonces 18 años largos y es como si Alicia quisiera celebrar con nosotros una mayoría de edad pictórica, lo cual no es así exactamente. Es cierto que Alicia es nombre de niña, pero ya en aquellos tiempos era una magnífica artista que había madurado largamente entre pinceles; si acaso éramos nosotros los niños, pues acabábamos de cumplir 4 años en estas instalaciones”, dijo, aludiendo a que la Casa había sido inaugurada en 1992.

Para el coordinador, la obra de Alicia ha experimentado “una evolución maravillosa, palabra ésta última tan asociada al nombre de Alicia”. Añadió que se trata de la misma artista de entonces pero “más grande si cabe, más rica e iluminada. Como si hubiese cambiado los puntos de luz de su antigua casa y añadido tapices y alfombras. Y es que Alicia pertenece a la estirpe de los creadores vocacionales, de los que nunca se conforman y buscan siempre el crecimiento personal, de los que se dejan arrastrar por el viento fuerte de León Felipe que les lleva a su sitio, de esos cuya mano se confunde con el pincel y son pincel y carne y no se sabe quién maneja a quién. Porque han sintonizado con el arte con mayúsculas y se mecen al compás de una voz interior que les indica quizá no cómo ejecutar su obra pero sí si esa obra está realizada de acuerdo a sus designios más íntimos, que no se saben explicar pero que cuando se cumplen les conceden un sosiego momentáneo”.

La muestra de pintura de Alicia Antón la componen cerca de una treintena de óleos entre los que, junto a su personal visión de los paisajes –muchos de ellos gallegos–, están sus cuadros figurativos, especialmente en torno a la mujer. Para la artista, lo más importante, sin menospreciar el color, es la expresión. En su última etapa está haciendo incursiones en el mundo abstracto.

La obra de A. Antón podrá verse en las Salas A y L de la institución gallega en Madrid hasta el 30 de diciembre, los laborables de 10 a 14 horas y de 16 a 20 horas. Domingos y festivos de 10 a 14 horas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca