ASEGURA QUE SU LENGUA Y SU LITERATURA ES “UN POTENTíSIMO VEHíCULO DE DIFUSIóN"

La presidenta del Parlamento presidió la apertura de la exposición ‘53 páginas de nuestras letras’

 

La presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo reivindicó en Montevideo (Uruguay) la “universalidad” de la cultura gallega, “que tiene en la lengua y la literatura un potentísimo vehículo de difusión, además de su principal señal de identidad”.

La presidenta del Parlamento presidió la apertura de la exposición ‘53 páginas de nuestras letras’
Rojo Casa de Galicia, Montevideo
Pilar Rojo, durante el acto celebrado en la Casa de Galicia.

La presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo reivindicó en Montevideo (Uruguay) la “universalidad” de la cultura gallega, “que tiene en la lengua y la literatura un potentísimo vehículo de difusión, además de su principal señal de identidad”.

Rojo hacía estas reflexiones en el acto inaugural de la exposición ‘53 páginas de nuestras letras’ una muestra itinerante y divulgativa organizada por el Parlamento, la Xunta y la Real Academia. La muestra llega a Montevideo coincidiendo con el inicio de la semana de las letras gallegas, después de ser mostrada en Buenos Aires en el marco del XI Congreso de la Asociación Internacional de Estudios Gallegos (AIEG). En Montevideo quedó abierta al público en el Teatro Solís, donde permanecerá hasta el próximo 23 de mayo.

Pilar Rojo enfatizó la especial significación de este acto, dados los intensos lazos que unen a Galicia y Uruguay. “Pocos o ningún gallego carecemos de lazos familiares con Iberoamérica, con países como Uruguay, que acogió con los brazos abiertos a tantos y tantos millares de compatriotas nuestros”, afirmó Pilar Rojo.

La aportación de la emigración

“Montevideo –agregó– forma parte de la Galicia universal y de la historia de Galicia, de nuestra cultura, de nuestras letras; y la historia de nuestras familias no se entiende sin el aporte de la emigración gallega que tiene en esta ciudad una capital de referencia”.

La presidenta del Parlamento recordó que “durante años, la capital cultural de Galicia estuvo fuera de Galicia, porque fuera estaban buena parte de nuestros intelectuales” y subrayó el papel protagonista desempeñado por las entidades gallegas del exterior.

En el caso del Uruguay, Pilar Rojo recordó que el Centro Gallego de Montevideo, fundado en agosto de 1879, es la entidad de este tipo, en activo, más antigua del mundo.

La muestra ‘53 páginas de nuestras letras’ fue concebida para rendir homenaje y divulgar la figura y obra de los escritores a los que se les ha dedicado el Día de las Letras Gallegas. Está integrada por las denominadas Medallas de las Letras –obra del dibujante y caricaturista Siro López y el escultor y medallista Manuel Ferreiro Badía–, pertenecientes a la colección de arte del Parlamento. Reproducen la cara, en altorrelieve, de los autores a los que de dedicó el Día de las Letras Gallegas desde su primera edición, la de 1963.

Además de contemplar las obras, los visitantes de la muestra podrán ahondar en el conocimiento de los autores homenajeados a través de un catálogo prologado por el presidente de la Real Academia Gallega, e integrado por breves perfiles de cada uno de los escritores homenajeados durante este algo más de medio siglo.

Agradecimientos

La presidenta del Parlamento agradeció la colaboración prestada por las diferentes instituciones y entidades que hicieron posible el traslado de la muestra a Montevideo: la Embajada de España en la República Oriental del Uruguay, la Delegación de la Xunta de Galicia y la Secretaría General de Emigración, cuyo titular, Antonio Rodríguez Miranda, también asistió al acto inaugural.

En la inauguración también intervino la directora del Teatro Solís, y el embajador de España en Uruguay, Roberto Varela.

Con anterioridad la este acto, la presidenta del Parlamento visitó, junto con el secretario general de Emigración y el embajador de España, la Casa de Galicia en Montevideo.

La presidenta del Parlamento presidió la apertura de la exposición ‘53 páginas de nuestras letras’