Pablo Guindos: “La Oficina de Asesoramiento al Retorno de Ourense nos ayudó a tomar la decisión de quedarnos en Galicia”

Una emergencia familiar trajo de vuelta a Galicia a Pablo Guindos y su familia que llevaban diez años viviendo fuera, primero en Alemania y luego en Chile. Primero regresó su mujer y sus hijos y luego, en uno de los momentos más complicados de la pandemia, en mayo de 2020, regresó él. De hecho, tuvo que hacerlo en uno de los vuelos humanitarios gestionados por la Embajada.

Pablo Guindos: “La Oficina de Asesoramiento al Retorno de Ourense nos ayudó a tomar la decisión de quedarnos en Galicia”
Pablo Guindos 2
Guindos hace diseños de diferentes soluciones constructivas en madera.

En el primer momento se establecieron en Ourense, donde vive la familia de ella y allí acudieron a la Oficina de Asesoramiento al Retorno. “Nosotros sabíamos que había unas ayudas básicas para emigrantes retornados y fuimos a la Oficina de Asesoramiento de la Xunta en Ourense y allí nos estuvieron asesorando de todo lo que podíamos hacer y nos enteramos de todas las ayudas que existían y del programa Merlo, así como de los pasos a seguir”, asegura Pablo Guindos, que se muestra muy agradecido por el trato recibido. “La verdad es que nos ayudó un montón porque fue allí donde nos enteramos de todo”, explica Guindos. Comenta que estaban en “un momento frágil e inestable de nuestra vida porque llegamos de emergencia por un tema familiar y no sabíamos qué hacer y si quedarnos en Galicia o no”. “La verdad –asegura– es que la Oficina de Asesoramiento al Retorno nos ayudó a tomar la decisión de quedarnos en Galicia porque nos hizo ver que había opciones de emprender aquí y, en parte, por eso nos quedamos aquí, así que fue muy importante para nosotros”.

Durante los cinco años que vivió en Alemania y los cinco que estuvo en Chile, Pablo Guindos estuvo vinculado al mundo académico y a la investigación, pero al regresar a España se inclinó por el emprendimiento y trabaja en el ámbito de la investigación técnica y científica en la construcción con madera. “En España no se ha construido mucho en madera, se ha hecho más en otros países”, explica Guindos, quien destaca que él se fue al extranjero “para poder aprender esos sistemas constructivos” y de vuelta a España quiere implementarlos, en el contexto de la eficiencia energética y el cambio climático que estamos viviendo ahora.

Guindos explica que “ahora se está tratando de impulsar la construcción en madera porque se asume que es más ecológica y energéticamente más eficiente. Yo lo que hago es asesorar a empresas como consultor sobre cómo poder implantar esos sistemas constructivos en Galicia y en España. Hago diseños de viviendas, de muros, soluciones de losa y techumbres, todo en madera”.

Ya aquí y trabajando como asesor en temas de construcción en madera, Pablo Guindos se planteó abrir él mismo una empresa de construcción de casas prefabricadas de madera junto a un conocido empresario de Lalín y por eso acudió al programa Merlo para buscar asesoramiento. Finalmente, la idea no cuajó, pero no tiene más que buenas palabras para este programa de mentorización de la Xunta.

“Me tocó un mentor buenísimo y aprendí un montón”, asegura Guindos, quien confiesa que “venía un poco escéptico porque había participado en otros procesos de mentorización de empresas y no me habían aportado casi nada, pero con Merlo me quedé muy sorprendido. Me tocó una persona que sabía un montón y que sabía explicarlo muy bien, así que quedé encantado con el programa y por eso está mi mujer ahora y también le va genial porque le pusieron una persona muy afín”.

Guindos asegura que la vuelta no fue fácil porque “es casi un nuevo comienzo”. “Yo soy una persona relativamente conocida en el mundillo de la madera –explica–, pero cuando uno llega a España es complicado, es casi como tener que empezar de cero. Es algo que le he escuchado a otras personas de otras disciplinas y se hace complicado. Yo tengo escrito varios libros y fuera la gente me conoce, pero en España no. Y es más difícil, pero supongo que le pasa a todo el mundo que regresa”.

Ahora se han establecido en A Coruña, donde compraron una casa para rehabilitar y viven con sus tres hijos, uno nacido en Alemania; otro, en Chile; y el más pequeño, en Ourense.

“El sistema educativo y sanitario que tiene España es muy bueno y eso fue una razón importante para querer volver y estamos muy contentos”, afirma Guindos. Explica que “Alemania funciona muy parecido a España, pero en Chile no es así, tienen el sistema más parecido al sistema norteamericano, donde todo es privado y hay muchas diferencias sociales y, aunque nosotros estábamos en una posición muy ventajosa, no nos gustaba mucho que nuestros hijos viviesen en ese sistema, nos gusta más cómo funciona en España”.

Pablo Guindos: “La Oficina de Asesoramiento al Retorno de Ourense nos ayudó a tomar la decisión de quedarnos en Galicia”