El secretario xeral de Emigración quiso apoyar a la comunidad gallega en este país

Miranda participó en la ‘Jira Campestre’ del Centro Gallego de México, la primera romería celebrada tras la pandemia

El secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, asistió este domingo a la primera romería, la ‘Jira Campestre’, que el Centro Gallego de México organiza tras la pandemia de Covid-19 y que se celebró en las instalaciones que esta entidad tiene en el Canal de Chalco, en Iztapalapa, en las afueras de la capital del país.

Miranda participó en la ‘Jira Campestre’ del Centro Gallego de México, la primera romería celebrada tras la pandemia
Miranda Romería México 3
Más de 4.000 personas asistieron a la Romería.

De este modo, el secretario xeral quiso apoyar a la comunidad gallega residente en este país en la principal reunión que organizan tras dos años de crisis sanitaria. En el evento se juntaron más de 4.000 personas.

“Se trata de una de las grandes citas anuales de la galeguidade universal y de un evento que viene a demostrar que nuestra diáspora en México es una comunidad muy activa y con una gran influencia en los ámbitos cultural, económico y académico”, explicó Miranda, quien destacó la importante labor de los gallegos residentes en este país de Norteamérica, donde conforman una importante y pujante comunidad de empresarios. 

Durante la romería, la gastronomía y la música gallega fueron las protagonistas. El Centro Gallego de México nació en 1911, por iniciativa de tres emigrantes gallegos: Andrés de la Fuente, Adolfo Blanco y Rogelio Domínguez, que deseaban crear una coral que finalmente se convirtió primero en un orfeón y después en una importante entidad social y cultural. En el año 1957 fundaron la revista ‘Anduriña’, que recoge las noticias más importantes de la comunidad gallega en país azteca y en 1980 se construyeron las instalaciones deportivas donde hoy se celebró la romería.

En México viven actualmente 14.630 gallegos, de los que 2.930 nacieron en la comunidad autónoma.

Miranda participó en la ‘Jira Campestre’ del Centro Gallego de México, la primera romería celebrada tras la pandemia