El impulsor de ‘Háblalo’ y CEO de Asteroid es nieto de gallegos en Argentina

Mateo Salvatto Canle: “Es todo muy loco, pero en ‘Háblalo’ nada fue planeado, solo una gran coincidencia de la vida”

El mundo de los negocios cuenta con un nuevo valor en alza en Argentina que responde al nombre de Mateo Salvatto Canle. Nieto de gallegos emigrados a Buenos Aires –“Estuve toda la vida escuchando historias de Galicia”, dice–, es conocido por su proyecto ‘Háblalo’, que ofrece a las personas con discapacidad una aplicación en el móvil con la que poder comunicarse. “Es todo muy loco”, dice el joven, después de recibir los más fervientes elogios por una iniciativa que ha desembocado en la ‘startup’ Asteroid, que incluye a España en su proyecto expansionista.
Mateo Salvatto Canle: “Es todo muy loco, pero en ‘Háblalo’ nada fue planeado, solo una gran coincidencia de la vida”
Mateo Salvatto
Mateo Salvatto, durante una presentación de su exitosa aplicación.

Una idea solidaria se puede desarrollar de tal manera que se convierta en una oportunidad de negocio de gran magnitud y prueba de ello es la trayectoria que ha seguido la iniciativa empresarial del joven Mateo Salvatto Canle (Buenos Aires, 1999), a quien le bastó una infancia y adolescencia en contacto con personas con discapacidad para desarrollar un proyecto que hoy en día traspasa fronteras.

Con tan solo 16 años, Mateo se propuso crear una aplicación de móvil que, de manera gratuita, permitiera a las personas de las que se ocupa su madre profesionalmente (personas sordas, hipoacúsicas, que sufren parálisis cerebral, ELA/TEA o cualquier otra dificultad que afecta a la comunicación) disponer de una herramienta que les sirva para relacionarse con su entorno y realizar tareas que de otro modo sería imposible llevar a cabo.

“Lo que nuestra aplicación hace es que ayuda a estas personas a comunicarse”, aclara el joven empresario, nieto de gallegos emigrados a Argentina y para quien “Galicia es como una segunda casa”, comenta.

Su brillante idea traspasó los límites de lo imaginable para un chico de tan corta edad, tanto que en el momento de la entrevista había regresado a Buenos Aires, después de unos días en Lisboa, donde acababa de celebrarse la primera reunión de representantes de pequeñas compañías que han sido seleccionadas por el Grupo Santander para formar parte de la iniciativa Santander X100.

La idea que lo catapultó a la fama, la app ‘Háblalo’, iba dirigida tan solo a un grupo reducido de personas con discapacidad, pero su éxito fue tal que este joven talento se planteó entonces agrandar el ‘negocio’ hasta lo que se conoce como Asteroid, una ‘startup’ dedicada al desarrollo de tecnologías para personas con discapacidad, que difunde la app en 40 idiomas y está presente en 65 países.

Salvatto Canle asegura que “no siempre” tuvo “visión para el negocio” ni tampoco “una formación relacionada” con ese mundo, sino que, más bien, lo suyo se forjó por haberse criado “con personas con discapacidad” y por su deseo de colaborar con ellas.

“Cuando terminé la secundaria –comenta– me surgió una pequeña idea de hacer un producto que pudiera ayudar a las personas con discapacidad con las que trabajaba mi madre a comunicar mejor”. Y de ahí la aplicación, que “se hizo muy viral”, por lo que acabó cayendo en la cuenta de que necesitaba de “un equipo de empresa y un modelo de negocio” para sacarle provecho, porque “yo no tenía ni idea de cómo hacerlo”, reconoce.

A partir de entonces, “empecé a emprender de forma autodidacta y fui desarrollándome orgánicamente hacia el mundo de los negocios”, asegura. Pero nada de esto fue planeado, más bien, aclara, “fue una gran coincidencia de la vida”.

La ‘coincidencia’ obedece a que a Mateo le gusta mucho aprender –“cuando no sé algo, automáticamente tengo que sentarme a estudiarlo”, afirma–, principalmente sobre aquellos asuntos que tienen que ver con la programación y con el mundo de la electrónica y las computadoras. Pero en su éxito también influye, y mucho, su inteligencia y su carácter de persona testaruda, hasta el punto de que “cuando se me mete algo en la cabeza –dice– es muy difícil que se salga”.

Lo que se le metió en la cabeza siendo casi un adolescente fue crear esta aplicación que permite a los usuarios “transcribir a texto lo que escuchan a su alrededor para poder interpretarlo o expresar lo que quieren para que otras personas les puedan escuchar”. Pero también ofrece otras herramientas que les pueden ser de utilidad a la hora de afrontar cualquier situación cotidiana, como “comunicar datos personales o una emergencia”.

La aplicación multiherramientas se adapta a todas las necesidades de las personas discapacitadas de tal manera que “cuando el usuario se quiere comunicar en distintos ambientes configura la aplicación a la medida de lo que necesita y lo hace de forma automática”.

Se trata de un servicio “muy versátil”, “superrápido”, dice, sin conexión a internet, que se “adapta a las necesidades” de todos los demandantes y que “les permite comunicar lo que quieren de forma automática”, ya que “funciona en cualquer idioma y en cualquier país”. Además, es un “servicio sin publicidad” y que no supone “ningún esfuerzo extra”, lo cual, “para ellos, es un gran plus”, comenta Mateo, quien asegura que los destinatarios “valoran” su iniciativa y así se lo expresan cuando tienen oportunidad.

“Cuando voy a un evento y se me acerca un chico con parálisis o un padre o una madre con un hijo en cualquier otra situación, y me frenan y me quieren agradecer” el haber creado la aplicación, “eso es muy emocionante”, asegura el joven, quien resalta que la empresa también pone de su parte para que se dé esa buena sintonía.

“Somos muy atentos y trabajamos todo el tiempo codo con codo con estos usuarios, lo que nos genera mucha confianza”, ya que ellos perciben que “nos preocupamos” por lo que “quieren de nuestro servicio”, comenta, y añade: “No desarrollamos nada sin que nuestros usuarios nos validen” la aplicación; “sin ver lo que quieren y cómo lo desarrollarían”, y eso, “creo que nos ha dado una relación de confianza en el mundo de la inclusión y la discapacidad”.

Para Mateo, “que las comunidades confíen en ti es una de las cosas más importantes” de cualquier negocio, porque “si no no puedes llegar a ningún lado”. En su caso, y gracias a esta relación entre empresa y destinatarios “lo hemos logrado” y “se ha dado una dinámica muy linda”, constata.

Con presencia en toda América, en parte de Europa, Asia y también en África, Asteroid se encuentra, de momento, “a nivel comercial, solo en Latinoamérica y estamos intentando expandirlo a Europa”, refiere. España está entre los países elegidos para implantarse, por lo que es posible que en los próximos años, “si todo sale bien”, Mateo tenga que incrementar sus viajes a la península, Y “¡ojalá!” así sea, expresa.

Con tan solo 23 años, Mateo Salvatto ya da conferencias e incluso escribió un libro, junto con su hermano, titulado ‘La batalla del futuro’, que es una invitación a reflexionar sobre la aportación de la tecnología en los años venideros con la mirada puesta en recuperar la esperanza en el futuro y abandonar la obsesión por el pasado y el presente. Por tanto, no se trata de un “libro sobre tecnología, sino sobre una generación de humanos, atravesada por lo tecnológico”, resume el médico y neurocientífico Facundo Manes.

Asimismo, figura entre los jóvenes empresarios premiados por su trabajo como emprendedor, y concretamente su empresa, también por el grupo Santander, que la incluyó en la iniciativa global de emprendimiento Santander X100 con la que este grupo financiero se propone dar un paso al frente para impulsar los proyectos más innovadores y con más potencial del momento, con la intención de reforzar sus capacidades para generar más crecimiento y empleo.

“En realidad, es todo muy loco”, resume su vivencia este joven, que atribuye su éxito a la “perseverancia”.



“En Galicia me crie, porque estuve desde niño escuchando sus historias”

Cuando se tienen noticias del surgimiento de un joven emprendedor en Argentina, se piensa en clave gallega y se acierta. Mateo Salvatto Canle es nieto de gallegos y su segundo apellido le viene de A Coruña, concretamente, de Rianxo y de Boiro.

Hace ahora 70 años que su abuelo partió con rumbo a Buenos Aires, dejando a su esposa en los parajes del rural gallego. Pero no la dejó abandonada. Cuando tuvo algo de dinero se la llevó y fue en la capital argentina donde nació la madre de este joven empresario que en la actualidad despierta admiración por su talento y, cuando se le conoce, también por su talante.

Es dicharachero, espontáneo, inteligente, directo, práctico y también solidario. De este espíritu es de donde derivó lo que hoy es una ‘startup’ con afán expansionista, que tiene a España en el punto de mira de sus planes de emprendimiento, así como a Galicia –“Me encantaría poder mostrarles lo que hacemos”–, de lo que habló con el secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, durante la reciente visita de este a Buenos Aires, acompañando al presidente Alfonso Rueda.

El país no le es ajeno, Mateo forma parte de este grupo de descendientes de gallegos que mantiene el vínculo con la comunidad autónoma y con la familia en ella establecida, hasta el punto de que, antes de estallar la pandemia, visitaba Galicia dos veces al año, por las fiestas de los respectivos pueblos de sus abuelos.

Creció íntimamente vinculado a Galicia, porque en su casa “se hablaba gallego, la comida era gallega, las fiestas eran gallegas”; se “escuchaba música gallega” e incluso se “veía la Televisión de Galicia”. Con el tiempo, tuvo la oportunidad de “conocer” el país y de tener “una relación más estrecha” con sus familiares, lo que le permite reconocer que para él “Galicia es el mejor lugar del mundo, mi segunda casa”, porque “es donde me crie”, en el sentido de que estuvo “toda la vida escuchando historias de Galicia”. 

La belleza del paisaje, el espíritu emprendedor de su gente... “No sé, para mí es un lugar impresionante” y “siempre le he tenido un cariño muy grande”, concluye.

Mateo Salvatto Canle: “Es todo muy loco, pero en ‘Háblalo’ nada fue planeado, solo una gran coincidencia de la vida”