Busca situar al pintor en un lugar destacado de la vanguardia española del siglo XX

Llega a Madrid la muestra itinerante ‘Fue un hombre. Laxeiro en América (Buenos Aires, 1950-1970)’

El conselleiro de Cultura, Educación, Formación Profesional e Universidades de la Xunta, Román Rodríguez, y el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Tomás Marco, inauguraron este miércoles 22 en Madrid ‘Fue un hombre. Laxeiro en América (Buenos Aires, 1950-1970)’, exposición itinerante con la que se conmemora el Año Laxeiro y que llega ahora a la capital de España para ser acogida por una de las instituciones culturales más antiguas y prestigiosas, de la que el propio Laxeiro fue alumno en su juventud.

Llega a Madrid la muestra itinerante ‘Fue un hombre. Laxeiro en América (Buenos Aires, 1950-1970)’
Exposición Laxeiro en Madrid
Diferentes autoridades y personajes del mundo de la cultura se dieron cita en la inauguración de la exposición.

La muestra, que podrá visitarse hasta el 24 de julio, sale de Galicia tras una primera estancia en la villa natal del pintor, en el Museo Ramón María Aller de Lalín, iniciando un periplo con el que se busca situar la renovadora pintura de Laxeiro en un lugar destacado de la historia del arte española del siglo XX.

Gracias a la colaboración de la Xunta y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la propuesta comisariada por Carlos L. Bernárdez, representa una oportunidad única para reivindicar el legado de Laxeiro más allá de Galicia. En este sentido, el comisario destacó que esta iniciativa llega precisamente “en un momento renovador del arte gallego del pasado siglo, acercamientos donde prima la voluntad de resituar a los artistas en el contexto internacional de su tiempo”.

Este objetivo, surgido después de que la Real Academia Galega de Belas Artes había decidido dedicarle este año el ‘Día das Artes’ al pintor, se reforzará posteriormente a nivel internacional con el apoyo de la Embajada de España en Francia y el Instituto Cervantes en París, donde se instalará la exposición a principios del próximo 2023, tras pasar por el Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura de Galicia (del 29 de septiembre al 18 de diciembre).

Durante la inauguración en Madrid, el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, hizo hincapié “en el reconocimiento que supone la estadía que hoy comienza esta muestra en una de las principales instituciones culturales de España para la figura de Laxeiro como uno de los pintores vanguardistas más destacados en el siglo XX”.

En este sentido, el responsable de Cultura del Gobierno gallego agradeció “la implicación de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y su entusiasta acogida de la propuesta, además de recibirnos una vez más en su casa, tras la presentación que ya tuvo lugar aquí en el pasado mes de marzo, en un marco que a buen seguro contribuirá a reforzar la imagen de un artista excepcional”.

Por su parte, el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando destacó “la justa reivindicación de una figura imprescindible del arte contemporáneo, cuya fortuna crítica fue menor a la de otros nombres propios de la vanguardia gallega, pero no menos relevante por su conexión con algunas de los planteamientos estéticos más influyentes del siglo XX”, y agradeció “a la Xunta de Galicia su riguroso compromiso cultural y su buen hacer en todas y cada una de las fases de organización de esta importante exposición”.

El acto contó con la presencia de la consejera de Turismo, Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz; del director xeral de Cultura de la Xunta, Anxo M. Lorenzo; y de la directora-gerente de la Fundación Cidade da Cultura, Ana Isabel Vázquez.

Además, asistieron a la inauguración el presidente de la Real Academia Galega de Belas Artes, Manuel Quintana Martelo; y el pintor Antón Lamazares. También estuvieron presentes representantes del mundo de la cultura como la Biblioteca Nacional de España y numerosas figuras del ámbito político vinculado a Galicia, con el presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices, a la cabeza, y varios senadores y diputados.

40 obras de destacadas instituciones y colecciones privadas

La exposición ‘Fue un hombre. Laxeiro en América (Buenos Aires, 1950-1970)’ reúne 40 piezas procedentes de coleccionistas privados y diversas instituciones y museos. Las obras seleccionadas se centran en las dos décadas (1950-1970) en las que Laxeiro se instaló en Buenos Aires. “Fue su etapa de madurez con una notable evolución formal en su pintura, condicionada por el contacto con un mundo cosmopolita y con el ambiente intelectual gallego de la capital argentina”, explica Carlos L. Bernárdez.

Algunas de las obras más destacadas y representativas de esa época de mayor agresividad en la pincelada del artista son ‘Fue un hombre’ (1963), ‘El espanto’ (1962), ‘Jefe Azteca’ (1964), ‘Retrato’ (1960-1970) o ‘El mundo’ (1964).

Además, la retrospectiva se completa con pinturas de autores como Carlos Maside, Manuel Prego de Oliver, Manuel Pesqueira, Antonio Faílde, Luis Seoane o Julia Minguillón, recreando simbólicamente la exposición de Buenos Aires de 1951 que motivó la marcha de Laxeiro a América. Así, se exhiben las obras ‘Ruinas de la guerra’ (1949) de Luis Seoane (a modo de representación como organizador de esa exposición, aunque él no participó con ninguna pintura) o ‘La Tyla y yo’ (1943) de Julia Minguillón.

Alumno de la Real Academia de San Fernando

La figura de José Otero Abeledo, Laxeiro (Lalín, 1908-Vigo, 1996), se enmarca en la vanguardia histórica gallega cuando un grupo de nuevos artistas, Os Renovadores, inició un proyecto de actualización estética.

En 1931 recibió una beca de 3.000 pesetas por parte del Ayuntamiento de Lalín para estudiar como alumno libre en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En el año siguiente, Laxeiro continuó formándose en esta institución con una beca de la Diputación de Pontevedra. En Madrid pudo participar en las tertulias de café con intelectuales gallegos como Castelao, Otero Pedrayo, Vicente Risco, Suárez Picallo o Rafael Dieste. Además, durante ese tiempo asiste al café La Granja del Henar donde conoce a Gómez de la Serna o a García Lorca.

En 1951 participa en la exposición ‘Artistas gallegos’, organizada por Luis Seoane bajo encargo del Centro Gallego de Buenos Aires, en la Galería Velázquez. Desde entonces, fijó su residencia en la capital argentina incorporándose al núcleo fundamental de la cultura gallega en América, junto a Rafael Dieste, Lorenzo Varela, Maruja Mallo, Manuel Colmeiro o Isaac Díaz Pardo, entre otros muchos.

En 1970, después de la gran retrospectiva que le dedica la Art Gallery International en Buenos Aires, regresa definitivamente a Galicia, animado también por la creación en su tierra natal del Museo Laxeiro. Fallece en Vigo en 1996, a los 88 años, poco después de la inauguración de la antológica que le organizó el Centro Galego de Arte Contemporáneo (CGAC) en Santiago.

Llega a Madrid la muestra itinerante ‘Fue un hombre. Laxeiro en América (Buenos Aires, 1950-1970)’