La pintora pontevedresa Maquieira expone ‘Sosiego’ en la Casa de Galicia en Madrid

La pintora pontevedresa Esperanza López Maquieira exhibe desde hasta el próximo día 28 en la Delegación de la Xunta en Madrid-Casa de Galicia la exposición ‘Sosiego’, una muestra de las raíces y troncos de árboles que pinta en las largas horas nocturnas en su casa en Meis (Pontevedra) buscando el sosiego que le niega una enfermedad, el Síndrome de Piernas Inquietas, que apenas le permite dormir.

La pintora pontevedresa Maquieira expone ‘Sosiego’ en la Casa de Galicia en Madrid
Maquieira ante una de sus obras.

La pintora pontevedresa Esperanza López Maquieira exhibe desde hasta el próximo día 28 en la Delegación de la Xunta en Madrid-Casa de Galicia la exposición ‘Sosiego’, una muestra de las raíces y troncos de árboles que pinta en las largas horas nocturnas en su casa en Meis (Pontevedra) buscando el sosiego que le niega una enfermedad, el Síndrome de Piernas Inquietas, que apenas le permite dormir. En esas horas, Maquieira siente “que me concentro más y que estoy solo para la pintura, ya que la intimidad nocturna me permite aislarme del mundo por completo”. Explicó que siempre le gustó la pintura, pero no empezó a pintar hasta 1999, entonces se buscó “un buen maestro, Manuel Aramburu, de Pontevedra, pintor y maestro donde los haya”.

La pintora y su obra fueron presentadas por el coordinador de Actividades Culturales de la Casa, Ramón Jiménez, quien halló que el arte de Maquieira es “paradójico”, pues la pintora, presidenta en la actualidad de la Asociación Española del Síndrome de Piernas Inquietas (AESPI), “encuentra únicamente el sosiego, y así se titula su exposición, pintando el desasosiego, pintando las raíces de los árboles, es decir las piernas de los árboles, o sea en realidad sus propias piernas, las piernas de cualquier sufridor de esta enfermedad en pleno movimiento incontrolado, y que se nos ofrece por ella en el lienzo con un aire de radiografía médica”.

“Por ello, también desde mi óptica particular, la abstracción que predomina en estos cuadros, una abstracción de toques expresionistas, necesaria para expresar y liberar las aflicciones, y que nunca podría realizarse desde la frialdad y la distancia del realismo, para el que sería imprescindible una serenidad de la que la artista, aquí, no puede disponer”, añadió. Apreció asimismo que los cuadros que exhibe Maquieira en la Casa son “radiografías del dolor espantado, en las que se pueden ver muchas cosas si se observa con atención: ojos, caras, arterias, venas, corazones, huesos”.

Julio Otero, de la Asociación de Corresponsales de Prensa Iberoamericana, aprecia en el prólogo del catálogo de la exposición que Maquieira “busca, incansable, su lenguaje del alma en esta raíces y  maderas gallegas, acaso arrancadas de un bosque druídico, o naufragadas buscando refugio en alguna playa atlántica”. “Estos cuadros son el resultado de una pintura terapéutica y visceral, que se convirtió en el más elevado destino de los desvelos y sinsabores durante tantas horas de insomnio nocturno. Tras cada uno de estos lienzos hay una senda de ternura, inquietud y dolor, múltiples veces recorrida, pero también una sublimación del espíritu en busca de la belleza y de la transparencia”, mantiene.

La exposición puede visitarse hasta el 28 de julio. Laborables, en horario de 10 a 14 y de 16 a 20 horas. Domingos y festivos, de 10 a 14 horas.

La pintora pontevedresa Maquieira expone ‘Sosiego’ en la Casa de Galicia en Madrid