La conferenciante es la viuda del recientemente fallecido Fermín Bouza

La intelectual Carmen Pena habló en la Casa de Galicia en Madrid sobre la figura del vigués Serafín Avendaño

“Serafín Avendaño perteneció a la Gran Scola Paisajística de Génova, pero nunca recibió el reconocimiento que merece en la historia de la modernización del paisaje gallego y español”, explicó la catedrática de Teoría e Historia del Arte Contemporáneo de la Universidad Complutense Carmen Pena, en la conferencia ‘Serafín Avendaño (Vigo, 1837-Valladolid, 1916). Paisajista gallego e internacional’, en la Casa de Galicia en Madrid.

La intelectual Carmen Pena habló en la Casa de Galicia en Madrid sobre la figura del vigués Serafín Avendaño
1. Carmen Pena y Ramón Jiménez, instantes antes de pronunciar la conferencia sobre Serafín Avendaño
Ramón Jiménez y Carmen Pena, instantes antes de pronunciar la conferencia sobre Serafín Avendaño

“Serafín Avendaño perteneció a la Gran Scola Paisajística de Génova, pero nunca recibió el reconocimiento que merece en la historia de la modernización del paisaje gallego y español”, explicó la catedrática de Teoría e Historia del Arte Contemporáneo de la Universidad Complutense Carmen Pena, en la conferencia ‘Serafín Avendaño (Vigo, 1837-Valladolid, 1916). Paisajista gallego e internacional’, en la Casa de Galicia en Madrid.

El coordinador de Actividades de la Casa de Galicia, Ramón Jiménez, fue el encargado de realizar la presentación, en nombre del delegado de la Xunta y director de la Casa, José Ramón Ónega. Jiménez agradeció a la ponente su presencia, “dado el reciente fallecimiento de su esposo, el reconocido sociólogo Fermín Bouza Álvarez, quien junto a ella nos frecuentó a lo largo de los años. Lo sentimos mucho Carmen”, dijo. Evocó que conoció a la ponente, “con ocasión de otra conferencia sobre arte que ofreció en esta misma sala hace unos 23 años”, detalle que recuerda por ser una de los primeros actos que gestionó, tras la toma de posesión en su puesto de coordinador. “¿Existe el arte gallego?”, era el título. Añadió además sobre la conferenciante que ha dirigido importantes cursos sobre arte contemporáneo, en la Universidad Menéndez Pelayo, en Santander; y en los cursos de El Escorial; ha comisariado exposiciones; es autora de libros sobre arte y de capítulos en publicaciones especializadas en el paisaje español; de numerosos artículos publicados en revistas, catálogos, diccionarios... así como sus ponencias y comunicaciones en Seminarios y Congresos de su especialidad”.

Para Carmen Pena, que también ejerció la crítica de arte en el desaparecido diario ‘El Independiente’ y su suplemento semanal, Serafín Avendaño fue un gran pintor de paisaje de fin de siglo XIX, situado entre el gusto romántico y las grandes renovaciones del realismo. Tuvo protagonismo destacado en el “verismo” italiano previo a los macchiaioli, formando parte de la Scola Grigia, de Génova, junto a los italianos Luxoro, Ryper y el portugués Andrade…, entre otros. “Su fama y reconocimiento en Italia es grande, y está en los manuales del siglo XIX de ese país con letras mayúsculas”, subrayó.

Serafín perteneció a los Avendaño de Vigo y creció en el ambiente político y cultural del ‘Rexurdimento’ estando su familia integrada en el círculo galleguista liberal activo en torno al periódico La Oliva y El Miño, apoyando publicaciones señeras de Murguía y de Rosalía de Castro: su padre Xoaquín Avendaño fue un gran pedagogo, con cargos destacados en el Ministerio de Instrucción Pública e importantes misiones y representaciones diplomáticas, que dieron la oportunidad a Serafín de conocer Estados Unidos y vivir allí, pintando las Cataratas del Niágara, y descubriendo la gran pintura norteamericana de paisaje de la Escuela de Hudson. También vivió y viajó por gran parte de Europa. Por Inglaterra, Francia, Bélgica…

La ponente reconoció que si bien es cierto que en estas últimas décadas se han hecho investigaciones importantes respecto a la pintura de Avendaño, y una exposición monográfica en Vigo, señaló que “el nivel de este paisajista gallego, uno de los elegidos por M. Murguía para representar a la cultura gallega y a su arte en su libro ‘Los Precursores’ (1885), merece una promoción institucional que lo sitúe de una vez y por siempre entre los grandes de la pintura gallega”.

La intelectual Carmen Pena habló en la Casa de Galicia en Madrid sobre la figura del vigués Serafín Avendaño