ENTREGÓ EL GALARDÓN AL GALLEGO JOSÉ SOUSA, PRODUCTOR DE CINE EN VENEZUELA

Feijóo alude al premio ‘Ourensanía’ como la prueba de que la gallega es “una identidad no excluyente”

| 12 de noviembre de 2016, 15:40
Premio Orensania6
José Sousa y las autoridades caminan desde la Diputación al Teatro escoltados por la Real Banda de Gaitas de la Diputación de Ourense.

La identidad gallega no es “excluyente”, sino que está “abierta siempre a nuevos horizontes, ideas y amistades”, asegura Alberto Núñez Feijóo, y prueba de ello es el premio ‘Ourensanía’, que concede la Diputación de Ourense, y que en esta su sexta edición recayó en el productor cinematográfico José Sousa, quien ejerció su carrera en Venezuela.

En presencia del titular de la Xunta –en ese momento, todavía en funciones–, ‘Ourensanía 2016’ rindió homenaje, en la festvidad de San Martiño, a un ourensano que “supo que la imagen era el camino, después de acudir por primera vez al cine Regueiro de Celanova”, dijo Feijóo.

Durante el acto de entrega del galardón, Feijóo aseveró que el cosmopolitismo gallego y ourensano no es ‘papeleisón’, como advierte Luís González Tosar en el manifesto de ourensanía. Recordó, muy al contrario, que la emigración permite detectar una característica propia de las comunidades gallegas que otras comunidades expatriadas no tienen, en alusión a ese equilibrio entre la incorporación al país de acogida y la lealtad al país de nacimiento.

Es por eso que “nuestra gente no está en Caracas o en Buenos Aires, nuestra gente es de Caracas y de Buenos Aires, sin dejar de ser de Ramirás o de Os Peares”, dijo el titular de la Xunta.

El premio ‘Ourensanía’ reconoce a José Sousa "su honda ‘galeguidade’, su capacidad integradora y multicultural, y el hecho de que no olvidó nunca dos marcas de ourensanía: su tierra madre y su interés por el arte", afirmó el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, en su discurso.

El presidente provincial destacó que este galardón que personifica el sentimento de ourensanía “recoge las esencias de San Martiño, que abarca una valentía y generosidad que perduró durante 1.700 años, y también del Magosto, una tradición muy nuestra, un rito ancestral que recoge la fuerza nutricia de la tierra propia, la castaña asociada al fuego vivificador y al otoño como garantía del calor del hogar frente al rigor de la invernía”.

El jurado del premio ‘Ourensanía’ destacó de Sousa, propietario de la productora Xenón Films, su importante carrera cinematográfica en Venezuela, “que lo colocaron como uno de los nombres imprescindibles dentro de la industria cinematográfica de Iberoamérica”.

“José Sousa Gómez vive en un país que necesita restaurar los puentes para recuperar su grandeza”, destacó el titular de la Xunta, quien subrayó que los gallegos gozan de una tierra “en la que florece la libertad, en la que vivimos en fraternidad, y donde luchamos en igualdad”; una tierra en la que, según matizó, la ‘Ourensanía’ es un ingrediente esencial del ser gallego que encara con confianza el siglo XXI.

Por su parte, José Sousa agradeció el galardón a la Diputación de Ourense, al presidente Baltar y al jurado, “de la mejor manera que sé: hablando el idioma del cine”, para, acto seguido, dejar paso a un documental en el que relataba en primera persona su trayectoria vital y profesional, con momentos de honda emotividad como fue el del recuerdo de su esposa, “pilar fundamental en el plano personal y en nuestro éxito empresarial”, dijo, así como del apoyo que tuvo de sus hijas, familia y amigos. Sousa recordó que desde su aldea de Ver, en Ramirás, la primera vez que se acercó al séptimo arte fue en el cine Regueiro de Celanova en los años sesenta. “Allí quedé asombrado por las imágenes, el sonido, el sentimiento... y dije para mí mismo que eso era lo que yo quería hacer en mi vida”.

Nacido en el lugar de Ver (Ramirás), José Sousa emigró a Venezuela a los 14 años. Su trabajo en el ámbito de la industria cinematográfica venezolana se cuenta a través de cientos de producciones audiovisuales, cortametrajes, documentales y spots publicitarios, realizados a lo largo de las tres últimas décadas. Su prestigio como cineasta se asienta en la implicación en cerca de 40 largometrajes, como ‘El manzano azul’, ‘Reverón’, ‘El malquerido’ o ‘La casa del fin de los tiempos’, que han conseguido premios y los máximos niveles de aceptación por parte del público hispanoamericano y que lo mantienen instalado en la vanguardia permanente de la cinematografía de América Latina.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca