La comunidad española en Buenos Aires rindió un homenaje a las víctimas del accidente ferroviario

| 30 de julio de 2013, 12:05
En primera fila participan en la misa -de izda.a dcha.-, Julio Croci, Juan Castellano, Pablo Barrios, Alejandro López y Pedro Sánz.

La comunidad española en Buenos Aires rindió un homenaje a las víctimas del accidente ferroviario ocurrido en Santiago de Compostela (Galicia), con una misa  celebrada, el domingo 28, en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires.

Durante el oficio religioso, que presidió el Arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, acompañado por el rector de la catedral presbítero Alejando Russo, se pidió por el eterno descanso de los difuntos y para que el Señor otorgue a los familiares de las victimas fortaleza y pronta recuperación a las personas que sufrieron heridas.

En la catedral metropolitana estuvieron presentes el cónsul General de España en Buenos Aires, Pablo Barrios; el ministro Consejero de la Embajada español, Pedro Sanz; la consejera política, Myriam Naveiras; el delegado del Gobierno Gallego, Alejandro López; el director General de Colectividades, Julio Croci; el presidente de la Federación Unión de Sociedades Gallegas de Argentina, Juan Rodríguez; y el presidente de la Federación de Sociedades Españolas de Argentina, Pedro Bello, entre otros dirigentes de la colectividad y  vecinos de Buenos Aires.

Dando término a la ceremonia litúrgica -que convocó la Federación Unión de Asociaciones Gallegas de la República Argentina y presidieron los pabellones de Argentina, España y Galicia (los dos últimos enlutados con un crespón negro)- un trío de gaiteros del Centro Arzuano Melidense interpretó la marcha solemne del antiguo Reino de Galicia.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca