El Centro Gallego de Mar del Plata despidió el año en su campo deportivo-recreativo con un gran asado a la criolla

El Centro Gallego de Mar del Plata despidió el año en su campo deportivo-recreativo con un gran asado a la criolla. El presidente del Centro Gallego, Manuel Crespo, entregó a Enrique Labora una plaqueta en reconocimiento a su importante y extensa trayectoria en bien de la institución. En un intermedio del baile, Crespo brindó por un feliz comienzo del año próximo.

El Centro Gallego de Mar del Plata despidió el año en su campo deportivo-recreativo con un gran asado a la criolla
Mar Plata.Centro Gallego1
De izda. a dcha., Enrique Labora, Claudia Álvarez Argüelles, Esteban Dottavio y José Pérez Pinar.

El Centro Gallego de Mar del Plata despidió el año en su campo deportivo-recreativo con un gran asado a la criolla. Estuvieron presentes como invitados especiales, el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España en Argentina, Santiago Camba Bouzas; la vicecónsul honoraria de España en Mar del Plata, Claudia Álvarez Argüelles, con su esposo, Esteban Dottavio; el representante del CRE en Mar del Plata y vicepresidente del Centro de Castilla y León, José Pérez Pinar; el expresidente del Centro Gallego de Mar del Plata Enrique Labora Lesta; y representantes de la prensa local e internacional.

La reunión, organizada por la subcomisión de fiestas, comenzó en horas del mediodía con la infaltable entrada de anchoítas en aceite sobre rebanadas de pan casero. Las 350 personas asistentes disfrutaron con el ambiente galaico que atrajo el conjunto de baile ‘Alborada’, acompañado por el sonido de gaitas y panderetas.

Se sortearon importantes premios y, momentos antes de servirse el postre, el presidente del Centro Gallego, Manuel Crespo, entregó a Enrique Labora una plaqueta en reconocimiento a su importante y extensa trayectoria en bien de la institución. Finalizados los aplausos y felicitaciones, Labora, que en el mes de septiembre festejó sus 90 años, agradeció las expresiones de afecto con la simpatía y buen humor que siempre le caracterizó.

En un intermedio del baile animado por Sabin Caro, Manuel Crespo invitó a levantar las copas brindando por un feliz comienzo del año próximo.

El Centro Gallego de Mar del Plata despidió el año en su campo deportivo-recreativo con un gran asado a la criolla