Visitó el país con motivo del V Centenario de la fundación de la ciudad de San Juan

El Rey inició su estancia en Puerto Rico con un encuentro con una representación de los españoles en la isla

El rey Felipe VI realizó una visita a Puerto Rico, acompañado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno, con motivo de la celebración del V Centenario de la fundación de la ciudad de San Juan Bautista, que se conmemoró el pasado año.

El Rey inició su estancia en Puerto Rico con un encuentro con una representación de los españoles en la isla
Rey-Expo Juan Ramon Jimenez
Felipe VI, durante la visita a la exposición sobre Juan Ramón Jiménez.

El rey Felipe VI realizó una visita a Puerto Rico, acompañado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno, con motivo de la celebración del V Centenario de la fundación de la ciudad de San Juan Bautista, que se conmemoró el pasado año. En su primer acto en el país, el Rey se trasladó a la Casa de España, donde mantuvo un encuentro con una representación de los residentes españoles en la isla, entre los que había desde empresarios a religiosas. El presidente de la Casa de España; miembros de asociaciones locales de Asturias, Galicia y Baleares; monjas de la Compañía del Salvador, que tienen un colegio Mater Salvatoris en la isla; y representantes de diversas empresas españolas estuvieron entre los presentes.

La colectividad española en Puerto Rico está en torno a las 8.000 personas, cuya mayoría llegó hace décadas a esta isla. La última oleada de españoles a Puerto Rico se produjo desde Cuba en los años 60 –hace ochenta años–. Entre los perfiles mayoritarios figuran empresarios de larga trayectoria en la isla –algunas empresas ya están en su tercera y cuarta generación de españoles al mando–. También figura un colectivo de religiosos, sobre todo dedicados a la enseñanza y a los colectivos más desfavorecidos. Entre los lugares de procedencia, la mayoría de asturianos y gallegos se desplazaron a la costa mientras que los baleares vinieron al interior, atraídos por el cultivo del café.

La recepción presidida por el Rey se celebró en el edificio de la Casa de España, fundada en 1914 y ubicada junto al Capitolio de Puerto Rico en la principal avenida de San Juan y a la entrada del San Juan antiguo. Su delicada arquitectura es de un estilo predominantemente andaluz en el que se destacan sus múltiples torres, miradores, azulejos, tejas policromadas, arcos, faroles y su gran patio interior. Está catalogado como edificio histórico de Puerto Rico y de Estados Unidos. Dispone de diversas dependencias, tales como el Salón de los Espejos, el Salón Biblioteca, una Sala de Exposiciones, el Patio Andaluz, y las terrazas/miradores en la azotea; así como otros salones dedicados al Centro Asturiano, la Casa Balear, el Restaurante Casa de España, la escuela de bailes andaluces del maestro Antonio Santaella y el salón Marqués de la Esperanza. La Casa de España posee una significativa colección de pinturas, la que ha acumulado a lo largo de un siglo.

El Rey llegó en la tarde del lunes 24 al aeropuerto de San Juan de Puerto Rico, donde fue recibido por el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi; el alcalde San Juan, Miguel Romero; el secretario de Estado, Omar Marrero; el embajador de España en Estados Unidos, Santiago Cabanas; el cónsul de España en la isla, Josep Bosch; y el jefe de la Guardia Nacional, José Reyes, entre otras autoridades y personalidades.

Visita a La Fortaleza

El monarca comenzó la jornada del martes 25 con un encuentro con el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, al que le hizo entrega de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y en el que estuvieron presentes, por parte española, la ministra de Industria, Comercio y Turismo y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales. Por parte puertorriqueña, asistieron el secretario del Departamento de Estado de Puerto Rico y la secretaria de la Gobernación.

El encuentro tuvo lugar en el Palacio de Santa Catalina, también conocido como La Fortaleza, actual residencia oficial del gobernador de Puerto Rico, que se construyó entre 1533 y 1540 para defender el puerto de San Juan de Puerto Rico. En La Fortaleza han vivido 155 gobernadores: 124 bajo el régimen español, 19 bajo el régimen norteamericano y 13 puertorriqueños, 12 electos y uno designado por el presidente de Estados Unidos. En 1983 la Unesco declaró La Fortaleza Patrimonio de la Humanidad.

Finalizado el encuentro, don Felipe recorrió las instalaciones de La Fortaleza y, posteriormente, se dirigió a pie al Convento y Casa de la Salud de las Siervas de María donde saludó a las Hermanas de la Congregación.

La Congregación de Siervas de María es una iniciativa surgida en 1851 por la necesidad de asistir a los enfermos en sus casas, la fundadora fue Manuela Antonia Bibiana Torres Acosta, canonizada en 1970 por Pablo VI. Las Siervas de María llegaron a San Juan de Puerto Rico en 1887, con lo que el pasado 6 de enero cumplieron 145 años de misión ininterrumpida en la isla al servicio de los enfermos. Hoy día rige como Casa de Salud para mujeres en recuperación.

Desde el Convento, el Rey se trasladó andando a la Casa de la Alcaldía, donde mantuvo un encuentro con el alcalde de San Juan de Puerto Rico, Miguel Romero, al que previamente al encuentro entregó la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. Posteriormente, el alcalde de San Juan entregó a don Felipe la Llave de la Ciudad.

Tras la intervención del alcalde Miguel Romero, Don Felipe pronunció unas palabras en las que afirmó que “la fundación de estas ciudades implicó la creación de instituciones de gobierno, la construcción de universidades, escuelas, hospitales e imprentas” y recordó que “España trajo consigo su lengua, su cultura, su credo; y con todo ello aportó valores y principios como las bases del Derecho Internacional o la concepción de los derechos humanos universales”.

La ceremonia que se celebró en la Sala Capitular de la Alcaldía se retransmitió en directo para todo Puerto Rico y la Costa Este de los Estados Unidos y finalizó con el desvelamiento por parte del Rey de una placa conmemorativa de los 500 años de la fundación de San Juan de Puerto Rico. La Casa de la Alcaldía comenzó a construirse en 1604 y concluyó en el 1789. Se considera una réplica del Ayuntamiento de Madrid.

Encuentro empresarial

A media mañana, el Rey se trasladó al Hotel Sheraton Puerto Rico, donde inauguró un encuentro Económico y Empresarial Puerto Rico-España, en el que estuvo acompañado por el gobernador de Puerto Rico y el alcalde de la ciudad de San Juan.

Durante el encuentro tuvieron lugar varias mesas redondas. La primera fue ‘Relaciones de comercio e inversión España-Puerto Rico’, con la participación del presidente de la CEOE, el secretario de Departamento de Estado de Puerto Rico, el presidente de la Cámara de Comercio de España y el secretario de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico. En la segunda mesa redonda participaron representantes de Mapfre, Abertis, Sampol, Banco Popular de Puerto Rico, y Ultime Solutions.

Finalizadas las mesas redondas, el Rey pronunció unas palabras en las que destacó que “los empresarios españoles siempre han considerado a Puerto Rico un lugar de encuentro, fraterno y amigable”, para añadir a continuación que es un lugar “donde pueden tener una primera experiencia con el contexto regulatorio y normativo estadounidense en un país también de habla hispana y con una gran afinidad cultural, algo que fue –y es– determinante para facilitar en buena medida el proceso de internacionalización de nuestras empresas al otro lado del Atlántico”.

Puerto Rico pertenece al territorio aduanero de Estados Unidos por lo que el tráfico de mercancías entre España y Puerto Rico queda incluido dentro de Estados Unidos en los datos de Aduanas en España. En el año 2020, las exportaciones españolas hacia Puerto Rico ascendieron a 144,98 millones de dólares, un 20,02% menos que el año previo. Por otro lado, las importaciones españolas de productos puertorriqueños se redujeron ligeramente en el 2020 hasta alcanzar los 1.323,89 millones de dólares, lo que implica una caída del 7.04% con respecto al 2019 (1.424,21 millones de dólares).

Exposición sobre Juan Ramón Jiménez

A primera hora de la tarde, el Rey visitó la exposición sobre Juan Ramón Jiménez ‘San Juan, Destino Vital: Juan Ramón y Zenobia en Puerto Rico’, una de las muestras que se unen al V Centenario de la fundación de la ciudad. Esta presentación de la muestra, en las dependencias de la Compañía de Turismo de Puerto Rico en el Edificio La Princesa, situado en el Viejo San Juan, contiene materiales icónicos como la Medalla y Diploma de la concesión del Premio Nobel de Literatura (1956), los Retratos de Juan Ramón Jiménez y Zenobía Camprubí, autoría de Joaquín Sorolla (1903), las fotografías originales del período portorriqueño (en las aulas, frente a su casa, evento para niños), los Manuscritos originales de los libros Isla de la Simpatía, Ideología, Verso y prosa para niños y una Memorabilia del viaje y estadía en San Juan (pasajes de barco, programa de conferencias).

Bajo el auspicio del Gobierno de Puerto Rico, la Alcaldía de San Juan y el Comité del 500 Aniversario, la Universidad de Puerto Rico, la Compañía de Turismo de Puerto Rico, y la Gaudium et Spes Foundation, la muestra cuenta con el acompañamiento del Consulado de España en San Juan y la colaboración de la Fundación Federico García Lorca y el Centro Federico García Lorca desde España.

Esta exposición traza un necesario puente cultural entre España y Puerto Rico, y crea un vigoroso espacio de conversación sobre la relevancia del legado español en Puerto Rico y la necesidad de establecer conexiones sólidas a todos los niveles, en particular, el cultural. Esta exposición pone además en valor la Universidad de Puerto Rico y abre posibilidades con la Academia de los Premios Nobel y las autoridades españolas en Estados Unidos y España. La exposición, además, supone el primer paso para la creación de un futuro Centro de Estudios Juanramonianos que pueda reactivar la presencia de Juan Ramón en Puerto Rico, tanto al nivel académico como al de divulgación de su obra.

Posteriormente, don Felipe se dirigió al Museo de San Juan, centro de cultura fundado en 1979 en las instalaciones del antiguo Mercado de San Juan (1855), en las que el Rey ya estuvo en 2016, durante su visita a la ciudad, junto a doña Letizia, con motivo del Congreso Internacional de la Lengua Española.

En esta ocasión el Rey recorrió dos muestras: la primera ‘Arte, Imagen y Devoción: San Juan 500 años’, que recoge los tres momentos más importantes de las artes al servicio del culto y la devoción en la Isleta: la orfebrería realizada por los plateros de San Juan, la pintura del pintor puertorriqueño José Campeche y Jordán, y las opalinas del artista Arnaldo ‘Marcolino’ Maas.

La segunda exposición, ‘La ciudad en el tiempo: Cinco siglos de representaciones artísticas de San Juan’, toma como referente el libro ‘La ciudad en el tiempo: Cinco siglos de representaciones artísticas’, publicado por la Oficina Estatal de Conservación Histórica (OECH) en 2020, en conmemoración de los 500 años. En esta muestra se recogen las producciones de artistas extranjeros y locales que tuvieron por tema la isleta capitalina, a lo largo de cinco siglos de historia.

Finalizado el recorrido por las dos exposiciones, el gobernador de Puerto Rico y el alcalde de San Juan, hicieron entrega a don Felipe de un facsímil del plano cartográfico de 1519 del ‘Asiento y del puerto de la ciudad de Puerto Rico’ y de la carpeta conteniendo el facsímil de la carta de 1519 del licenciado Figueroa.

Desde el Museo de San Juan, el Rey se desplazó a pie a la Iglesia de San José, Patrimonio de la Humanidad, construida en 1532 por los monjes dominicos como iglesia de su monasterio. Es la segunda iglesia más antigua del hemisferio occidental y es un ejemplo de la arquitectura gótica española del siglo XVI. Durante el pasado marzo, se llevó a cabo la reapertura de la Iglesia de San José en el Viejo San Juan, con más de 500 años de antigüedad que la hace el templo más antiguo de la Isla. Tras dos años de restauración, descubrieron huellas de las tres órdenes religiosas que tuvieron presencia en el templo: los padres dominicos, los padres jesuitas y los paúles.

A última hora de la tarde, don Felipe se trasladó a la Biblioteca Carnegie, donde visitó la exposición del legado de Pau Casals con motivo de los 500 años de historia de San Juan de Puerto Rico. Esta muestra recoge la vida de uno de sus hijos adoptivos de la ciudad más icónicos, el violonchelista español Pablo Casals (1876-1973).

La exposición tiene como contenido once despliegues, acompañado por objetos y memorabilia del maestro, documentando su vida y obra, desde su nacimiento en España, su trayectoria como músico y su activismo como pacifista. La muestra ‘Pablo Casals, un tributo a San Juan en sus 500 años’ surge como una iniciativa de la Administración del alcalde de San Juan, en su compromiso por establecer un espacio de carácter permanente dedicado al cultivo, estudio y valoración de un legado musical y humanista de carácter universal, desde la ciudad capital.

La jornada concluyó con una cena ofrecida por el gobernador y la primera dama del Estado Libre Asociado de Puerto Rico en honor al Rey en el Antiguo Casino de la ciudad. Durante la cena, don Felipe pronunció unas palabras en las que subrayó que “estuvimos cuatrocientos años unidos institucional y políticamente, y ahora hemos superado el medio milenio de nuestro primer encuentro”. Pero, “sobre todo”, hizo hincapié en que “lo que hoy celebramos es el futuro compartido que, juntos, estamos llamados a seguir construyendo en libertad y en democracia, principios imprescindibles para la convivencia, el progreso y el desarrollo de toda sociedad”, concluyó.

En la mañana del miércoles 26, el Rey fue despedido en el Aeropuerto de San Juan de Puerto Rico, desde donde partó hacia la República de Honduras para asistir a la Ceremonia de Transmisión del Mando Presidencial de la presidenta electa Xiomara Castro.

Don Felipe viajó por primera vez a Puerto Rico como Rey en marzo de 2016, cuando inauguró, junto a doña Letizia, el ‘VII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE)’ en San Juan. Ahora la ciudad celebra los cinco siglos de su fundación en 1521 por los españoles. Los primeros colonos españoles llegaron a la isla de Puerto Rico en 1493, pero fue en 1521 cuando el primer gobernador Juan Ponce de León reubicó la ciudad capital del asentamiento original en Caparra a lo que ahora se conoce como el Viejo San Juan. Las ceremonias del V Centenario se han alargado hasta este año debido a las complicaciones surgidas en 2021 a causa de la pandemia del Covid-19.

El Rey inició su estancia en Puerto Rico con un encuentro con una representación de los españoles en la isla