EN EL ENCUENTRO, CELEBRADO EN CÓRDOBA, TAMBIÉN ESTUVO EL PRESIDENTE MACRI

El Rey destaca que el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española es una demostración de “fraternidad hispanoamericana”

| 28 de marzo de 2019, 14:28
Inauguración Congreso grupal 1
Inauguración del VIII Congreso en Córdoba.

Con la presencia de los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia; del presidente argentino, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, se inauguró el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española.

El teatro San Martín, totalmente restaurado, fue, este miércoles, escenario de la inauguración del evento, que organizan conjuntamente el Instituto Cervantes, la Real Academia Española de la Lengua, la Asociación de Academias de la Lengua Española y el Gobierno de Argentina, país anfitrión.

Ante un auditorio expectante, que colmó la capacidad de la sala, Felipe VI destacó el encuentro que mantendrán intelectuales y escritores, a lo largo de tres días, como una clara demostración de “fraternidad hispanoamericana”.

En la apertura del VIII Congreso, dedicado a reflexionar sobre ‘América y el futuro del español’, Felipe VI sostuvo que “el porvenir del español es un compromiso de todos, de las instituciones públicas y privadas y de la sociedad civil, cuyo dinamismo alumbra cada día nuevas iniciativas colaborativas en torno a nuestra lengua común”.

Po su parte, el presidente Mauricio Macri opinó que “la lengua española ha hecho mucho más que permitir comunicarnos”. “Pensamos, soñamos, educamos a nuestros hijos, creamos en nuestra lengua. La lengua es nuestra casa y nuestra tarea es hacerla valer”, sostuvo.
Para el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el Congreso muestra “la diversidad del español enriquecida por raíces culturales”. Un concepto que también compartió la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, quien destacó el valor de la diversidad. “Convivir –dijo­– no es otra cosa que vivir en la diversidad. Y el español nos ha permitido ser diferentemente iguales”, matizó.

Durante su intervención en la sesión inaugural, la secretaria aseguró, asimismo, que uno de los retos más importantes que enfrenta el español es cómo ser parte del mundo digital. “En esto,  –dijo– tenemos que ser más decisivos”. “No podemos contentarnos con que nos escriban el futuro, tenemos que escribirlo nosotros también”, avanzó.

En la misma dirección, el director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, advirtió de que “hablan español y hablarán más millones de máquinas que de hombres”. “Aprenden nuestra lengua y son capaces de crear variables semánticas. La lengua de la inteligencia artificial tiende a diversificarse y hay que tomar medidas”, sostuvo.

También a esta problemática aludió Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, al asegurar que “la palabra pierda su profundidad poética es tan peligroso como que la tecnología caiga en la tentación de separar sus progresos de la dignidad humana”.

Por último, García Montero destacó “el enorme valor de un patrimonio común tan inmenso” como es la lengua española, hablada por 600 millones de personas. Una lengua, indicó, que “al mismo tiempo debe hacerse compatible con los pliegues de la intimidad, de la realidad personal”.

Tras la sesión inaugural, continuaron las disertaciones de los escritores y académicos Santiago Kovadloff, Carme Riera y Mario Vargas Llosa.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca