Cree que “profundiza y acelera el proceso de deterioro” de estas agrupaciones

Realce critica la nueva resolución del Ministerio de Educación para organizar las ALCE

La plataforma Realce considera que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte “profundiza y acelera el proceso de deterioro de las ALCE” con la nueva resolución para organizar el trabajo en estas agrupaciones, dada a conocer el pasado 3 de marzo. Desde Realce solicitan un compromiso real de los organismos públicos a la hora de promocionar y poner en valor estas enseñanzas, ya que consideran que esto sí es ‘marca España’.

Realce critica la nueva resolución del Ministerio de Educación para organizar las ALCE

La plataforma Realce considera que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte “profundiza y acelera el proceso de deterioro de las ALCE” con la nueva resolución para organizar el trabajo en estas agrupaciones, dada a conocer el pasado 3 de marzo.

“Cuando las reclamaciones de los afectados y el más elemental sentido común parecerían aconsejar que hay que pararse a reflexionar sobre un modelo que está siendo un clamoroso fracaso, detener su implantación, reunirse con todas las partes y replantearse la vuelta a la plena presencialidad, nos encontramos con la publicación de una resolución que lo que hace es acelerar frenéticamente el ritmo de implementación de la semipresencialidad e insistir, incluso ahondándolos, en los errores”, denuncia la plataforma.

Por ello, desde Realce solicitan un compromiso real de los organismos públicos a la hora de promocionar y poner en valor estas enseñanzas, ya que consideran que esto sí es ‘marca España’.

También denuncian que la resolución refleja el alejamiento del Ministerio de la realidad de las agrupaciones, ya que ni la gran mayoría de las aulas disponen de conexión a internet ni es posible evitar grupos unitarios con distintos niveles y horarios y que se enfrentan a dificultades enormes.

Respecto a la extensión de la enseñanza semipresencial obligatoria hasta el B2.1, consideran que,tras la experiencia de estos dos cursos, es difícilmente justificable”. “Si ya de por sí se ha demostrado que es imposible seguir en la clase presencial el ritmo marcado por la secuenciación en línea de las unidades didácticas, es impensable que dé tiempo además a preparar convenientemente a los alumnos para la prueba de nivel disponiendo solo de 90 minutos semanales de clase”, puntualizan.

Por otra parte, denuncian que la experiencia de estos dos cursos y las constantes quejas de familias y docentes “han demostrado que nunca han estado disponible los materiales a tiempo, tanto en la plataforma ‘on line’ Aula Internacional como los ‘cuadernillos’ de unidades didácticas impresas para utilizar en clase”.

Si la resolución considera necesaria la coordinación entre las actividades en línea a través de Aula Internacional y las clases presenciales, en Realce son conscientes de que “esta coordinación es inalcanzable”, ya que “los profesores de aula han de elegir entre enseñar con calidad, en profundidad y preocupándose del aprendizaje real de sus alumnos o, por el contrario, ignorar las necesidades reales de la clase e ir rellenando cuadernillos a un ritmo inhumano para no perder el hilo marcado por las actividades online”.

Según apuntan, la resolución también hace referencia a los alumnos de educación especial, pero “sin aclarar en qué situación quedan tras la implantación de la semipresencialidad”.

Por todo ello, exigen la inmediata retirada de la resolución con fecha 3 de marzo de 2015 y la paralización de toda actividad encaminada a implementar la Orden EDU/3122/2010; la reintroducción de las clases plenamente presenciales (3 horas presenciales semanales); la implementación de una plataforma de recursos y actividades complementarias ‘on line’ segura y de calidad, de uso facultativo; el reconocimiento de la autonomía del maestro y el respeto a unas condiciones laborales justas y socialmente éticas; la admisión como alumnos y alumnas de las ALCE de los hijos de un progenitor que tenga o haya tenido la nacionalidad española, así como de los nietos y nietas de emigrantes españoles; y la apertura de una mesa de diálogo con todos los agentes implicados destinada a mejorar la calidad y funcionamiento de las ALCE de cara al futuro.

Realce critica la nueva resolución del Ministerio de Educación para organizar las ALCE