Prada propone “un acuerdo con todas las fuerzas políticas para mejorar el procedimiento de votación”

Prada propone “un acuerdo con todas las fuerzas políticas para mejorar el procedimiento de votación”
PradaFeb13 III
Alfredo Prada.

La participación de los residentes en el exterior en los comicios celebrados en España tras la entrada en vigor de la reforma de la Loreg descendió “vertiginosamente” y de aquellos españoles residentes en el extranjero que desean participar solicitando su voto, solo un 50% logra efectuarlo, según puso de manifiesto el responsable del PP en el exterior, Alfredo Prada. De ahí que el Grupo Parlamentario Popular decidiera este martes votar a favor de la toma en consideración de la propuesta de Ley de los diputados gallegos para volver a reformar una normativa que se aprobó en 2011 para ofrecer mayores garantías al voto del exterior.

El responsable del exterior del PP cree necesaria “una revisión de la actual norma y alcanzar un acuerdo de las fuerzas políticas en el ámbito parlamentario con el fin de mejorar el procedimiento de votación de los residentes en el exterior”.

Durante la aplicación de la Loreg (que data de 1985) hasta 2011, los emigrantes españoles recibían en sus domicilios la documentación para poder ejercer su derecho a voto en cualquier proceso electoral que se hubiese convocado en territorio español. Este sistema “propiciaba inseguridad jurídica, falta de transparencia y daba pie a posibles episodios de fraude electoral”, declaró Prada, por lo que se incluyeron reformas como la supresión del voto exterior para participar en los procesos electorales locales y la necesidad de rogar el voto para poder ejercer el derecho al sufragio en los demás comicios.

Las medidas tampoco fueron un éxito, ya que, según indica el responsable del PP en el exterior, aunque la Ley de 2011 “dota al procedimiento de amplias garantías jurídicas y de una gran transparencia”, se ha demostrado que “la participación ha bajado drásticamente”, bien sea por el “largo y riguroso procedimiento”, bien por los “cortos plazos de tiempo asignados para poder cumplimentar todos los requisitos que exige el procedimiento”.

Prada ofreció datos de la Oficina del Censo Electoral que recogen que actualmente residen fuera de las fronteras españolas 1.714.363 españoles con derecho a voto inscritos en el CERA (Censo Electoral de Residentes Ausentes), frente a 1.416.766 de antes de la entrada en vigor de la reforma de 2011. Esto supone un incremento de un 17%, lo que indica que se trata de un “importante cuerpo electoral”, hasta el punto de que si todos ellos se animasen a votar, supondrían la cuarta provincia española con mayor número de votantes de toda España, por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia.

Por todo ello, este colectivo “merece que facilitemos, lo máximo posible, su derecho a ejercer el voto, contando con las máximas garantías jurídicas, la máxima transparencia e incentivando todo lo posible la participación”, dijo Prada, y aclaró que “votar es un derecho que tienen todos los españoles, sin importar que vivan en España o en otro país, porque cuando uno se va pierde muchas cosas, pero no pierde su nacionalidad”.

Prada propone “un acuerdo con todas las fuerzas políticas para mejorar el procedimiento de votación”