LA MINISTRA DE JUSTICIA, DOLORES DELGADO, SE LA ENTREGÓ EN LA RESIDENCIA DEL EMBAJADOR

La nieta de Lluis Companys recibe en México una declaración de reparación y reconocimiento personal a su abuelo

| 31 de enero de 2019, 15:21
Ministra-Nieta de Companys1
Un momento del acto de reconocimiento a Companys celebrado en la residencia del embajador.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, hizo entrega en la residencia del embajador de España en México, Juan López-Doriga, a María Lluisa Gally Companys, nieta del expresidente de la Generalitat Lluis Companys, una declaración de reparación y reconocimiento personal a su abuelo, que fue fusilado en el castillo de Monjuic por la dictadura franquista el 15 de octubre de 1940.

El Consejo de Ministros celebrado el pasado 21 de diciembre en Barcelona aprobó una declaración de rechazo y condena al Consejo de Guerra que decidió la ejecución del presidente de la Generalitat. El documento recoge el rechazo y la condena del Gobierno al Consejo de Guerra sumarísimo por el que Companys fue condenado a muerte y proclama pública y solemnemente el reconocimiento y la restitución de su plena dignidad.

“Siento muchísimo que mi madre no lo pudiera vivir (…) Ella era adoradora de su padre y sufrió mucho”, lamentó María Lluisa Gally Companys en declaraciones al diario ‘La Jornada’, sin embargo, se mostró satisfecha por el reconocimiento: “Creo que fue un hombre justo, un hombre honrado”.

En 2009, la nieta de Companys recibió en México un documento de reparación y reconocimiento de la figura de su abuelo de manos del entonces ministro de Justicia, Francisco Caamaño. En ese momento, María Lluisa Gally Companys indicó que el paso siguiente era la anulación del juicio de condena de muerte.

La ministra Delgado explicó al respecto que, a diferencia de 2009, el acto celebrado la noche de este martes 29 es más completo: “Lo que hemos hecho desde la Dirección General de la Memoria Histórica es una recopilación de la biografía de Luis Companys incorporando la declaración del Congreso de 2017 pidiendo la nulidad de aquellos juicios que condenaron a muchas personas por sus ideas políticas. Lo que ahora se pide es la nulidad de aquel juicio”.

Destacó asimismo que “la memoria histórica es fundamental para consolidar las democracias; para que hechos como los que sucedieron en España durante la Guerra Civil y después de la Guerra Civil, no vuelvan a producirse”.

Agregó que, “tras la Guerra Civil, la dictadura perduró durante muchos años y los vencedores tuvieron su propio relato y los vencidos no fueron ni reconocidos, fueron olvidados, ignorados. Sin embargo, hay mucho que aprender de esa memoria, sobre todo la convivencia democrática”.

Dolores Delgado formó parte de la delegación española, encabezada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que realizó una visita oficial de dos días a México.

 

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Crónicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca