La iniciativa se engloba dentro de un proyecto del Ministerio de Asuntos Exteriores

El Museo de Inmigración de Melbourne acoge hasta el 7 de febrero la exposición ‘Valija diplomática low cost’

La exposición ‘Valija diplomática low cost’, que se engloba dentro del proyecto ART-EX, del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, se exhibe desde este jueves, día 17, y hasta el 7 de febrero en el Museo de Inmigración de Melbourne, donde se dan cita obras procedentes de Europa y América.

El Museo de Inmigración de Melbourne acoge hasta el 7 de febrero la exposición ‘Valija diplomática low cost’

La exposición ‘Valija diplomática low cost’, que se engloba dentro del proyecto ART-EX, del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, se exhibe desde este jueves, día 17, y hasta el 7 de febrero en el Museo de Inmigración de Melbourne, donde se dan cita obras procedentes de Europa y América.

Comisariada por el escritor y crítico de arte Nilo Casares, la muestra consiste en una red de distribución descentralizada de paquetes de arte que emplea como espacio de intervención una maleta tipo para viajar en la cabina de una compañía ‘low cost’.

La iniciativa se engloba dentro del programa de becas de la AECID del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, destinado a artistas para la realización de proyectos internacionales, utilizando para ello la amplia red de embajadas y consulados, así como centros culturales de España en el exterior.

Se trata de una obra ‘objetual’ en donde la maleta es el elemento de continuidad entre todas las obras. La maleta se toma como espacio físico de intervención y se utiliza como contenedor de transporte fácil y sencillo, con unas medidas suficientes para ser intervenido de cualquier forma que lo considere el artista.

Las obras proceden de Nueva York, Montevideo, Londres, Santiago de Chile, Madrid, Auckland, Melbourne, Munich, Oporto, Estambul, París, México, Buenos Aires, Estocolmo, Roma y São Paulo.

El Museo de Inmigración de Melbourne acoge hasta el 7 de febrero la exposición ‘Valija diplomática low cost’