Explicó las cuentas de su departamento en la Comisión de Empleo del Congreso

Marina del Corral asegura que los presupuestos garantizan “la protección social” de los emigrantes

La secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, aseguró que el presupuesto de su departamento está dirigido a “garantizar un nivel adecuado de protección social para aquellos que estén en situación social de vulnerabilidad”.

Marina del Corral asegura que los presupuestos garantizan “la protección social” de los emigrantes
Del Corral en el Congreso
Marina del Corral durante su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social.

La secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, aseguró que el presupuesto de su departamento está dirigido a “garantizar un nivel adecuado de protección social para aquellos que estén en situación social de vulnerabilidad”.

Según explicó en su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso, estos presupuestos priorizan “la atención a mayores y dependientes que no han encontrado apoyo suficiente para cubrir necesidades básicas y/o sanitarias en sus países de residencia”. Además, explicó Del Corral, las cuentas para este año promueven “el asociacionismo” entre las colectividades españolas del exterior porque “les hace fuertes como colectivo”, tanto en los países de residencia como ante las instituciones españolas.

Del Corral explicó que otro de los objetivos importantes de los presupuestos para este año es mantener “el vínculo” de la colectividad con España, “generación tras generación”, promoviendo siempre su retorno.

En el desglose presupuestario, Del Corral recordó que las acciones a favor de los emigrantes cuentan para 2018 con una dotación de 59,37 millones de euros, un 3,3% más que en 2017 (1,89 millones de euros más) y que las principales partidas son prestaciones por razón de necesidad, pensiones de ancianidad para españoles que retornan, prestaciones para desplazados en su minoría de edad como consecuencia de la Guerra Civil, prestaciones para las situaciones de extrema necesidad y la partida destinada a la UNED.

En cuanto a las prestaciones por razón de necesidad, Del Corral explicó que las cuentas de 2018 destinan 45,28 millones de euros al pago de prestaciones para los españoles residentes en el exterior que tengan más de 65 años o estén incapacitados para el trabajo y se encuentren en situación de necesidad. En este capítulo se engloban las prestaciones económicas por ancianidad, por incapacidad y la asistencia sanitaria en sus países de residencia cuando carezcan de la cobertura de esta contingencia o ésta sea insuficiente.

Para las pensiones de ancianidad de los españoles que retornen a España se prevé una cuantía de 1,70 millones de euros, aseguró la secretaria general, que recordó que, como en años anteriores, este capítulo tiene carácter de crédito ampliable con el fin de garantizar la cobertura, que se actualiza cada año, teniendo como referencia la pensión no contributiva de la Seguridad Social.

Para las prestaciones a los españoles desplazados al extranjero durante su minoría de edad como consecuencia de la Guerra Civil se asigna un crédito de 6,35 millones de euros. La cuantía propuesta para este año, dijo Del Corral, es de 7.219,26 euros.

A atender de manera inmediata situaciones individualizadas de extraordinaria necesidad, tanto en el exterior como en el momento del retorno, así como a financiar los programas de subvenciones que la Secretaría General desarrolla a favor de los emigrantes españoles, se destinan 3,54 millones de euros, lo que supone un incremento del 129% respecto a 2017.

Del Corral también destacó la partida destinada a la UNED que contará con 200.000 euros y facilitará el acceso de los españoles residentes en el exterior a la educación universitaria española.

La secretaria general de Inmigración y Emigración finalizó su intervención recalcando que se trata de un proyecto de presupuesto de carácter “marcadamente social”.

En sus intervenciones, los responsables de los diferentes grupos políticos, salvo Ciudadanos que no estaba en la Comisión, se centraron en las políticas inmigratorias de este departamento.

Las únicas que hicieron referencia a la emigración fueron María del Rocío de Frutos, del Grupo Socialista, que mostró su satisfacción por que el presupuesto incluya específicamente un programa para jóvenes, “que era una propuesta que nosotros habíamos hecho”, y la ‘popular’ Celia Alberto, que consideró “positivo” el incremento de 1,9 millones de euros para las acciones referida a la emigración y que el “grueso del programa” sean “prestaciones por razón de necesidad, pensiones de ancianidad para españoles retornados y prestaciones para los denominados ‘niños de la guerra’ y la asistencia sanitaria para emigrantes españoles”.

En su turno de réplica, Del Corral volvió a reiterar la intención del presupuesto de “atender a los más vulnerables, tanto dentro como fuera de España” y recordó que en el exterior este colectivo “son los que necesitaban una prestación por razón de necesidad o una prestación sanitaria porque su país de residencia no se la ofrece”. “Y en eso se ha ido una importante cantidad del presupuesto de la Secretaría General”, aseguró del Corral, quien explicó que en momentos de austeridad hubo que recortar programas, como las Becas Reina Sofía –destinadas en un 40% a que estudiantes del Principado de Andorra pudieran hacerlo en España–, para priorizar la atención de los más vulnerables.

Marina del Corral asegura que los presupuestos garantizan “la protección social” de los emigrantes